UN GP DE AUSTRIA CON LA HONDA DOMINANDO

El lío de Viñales en Yamaha el día que Jorge Lorenzo pide su turno en Ducati

Hace un año Andrea Dovizioso ganó en el Red Bull Ring austriaco tras un intenso mano a mano con Marc Márquez, y con su victoria, Ducati revivió y soñó con ganar el campeonato

Foto: Andrea Dovizioso, en una carrera reciente. (EFE)
Andrea Dovizioso, en una carrera reciente. (EFE)

Aquel no fue el primer triunfo de Ducati esa temporada. Andrea Dovizioso ya había ganado en dos pistas propicias, Cataluña y Mugello, y que Dovizioso ganara en Austria tampoco fue una sorpresa porque en el regreso de la pista al Mundial en 2016, Ducati firmó un histórico doblete con Andrea Iannone y el propio Dovizioso. Fue la forma en que el italiano derrotó a Marc Márquez, en un intenso mano a mano, superándolo en una magistral maniobra en la última curva, la que despertó a Ducati y le hizo creer en que había posibilidades de seguir ganando. Está por ver si Jorge Lorenzo se sumará a la fiesta... parece que sí.

Y así lo hizo: en las siete siguientes carreras Ducati logró tres victorias –siempre con Dovizioso- y Honda cuatro, y Dovizioso llegó con opciones matemáticas al título hasta la última carrera. Hoy, el Mundial sigue siendo un mano a mano entre Honda y Ducati, con Yamaha desaparecida en combate, manteniendo la cara sólo gracias al buen hacer de Valentino Rossi, que sigue, a pesar de todos los pesares, de sus quejas y lamentos, en la segunda posición de la tabla.

La pugna Honda-Ducati favorece a los japoneses por un 6-4, pero en el Red Bull Ring todos dan como favorito al fabricante italiano gracias a la autoridad mostrada estos dos últimos años. En Ducati tienen fe, aunque admiten que una cosa es poder ganar carreras y otra bien distinta aspirar a la corona. Dovizioso ha recordado que Márquez, en un mal día, siempre termina en el podio, lo que demuestra el altísimo nivel al que se mueve el español.

Curiosamente, la última vez que Márquez rodó en el Red Bull Ring fue el día que probó el Red Bull de Fórmula 1, una experiencia que le ofreció nuevas referencias respecto a esta pista, pero que no alterarán en nada su perspectiva sobre el trazado, donde se gira sobre todo a derechas, con fuertes frenadas y tramos muy rápidos, es decir, un escenario hecho a la medida para las características de la Ducati, que tiene una aceleración superior, como ya pudimos ver la semana pasada en Brno.

Circuito estrecho

Está por ver si Jorge Lorenzo podrá sumarse a la fiesta. Todo hace indicar que sí, que tienen el ritmo necesario, el problema está en el trazado. La pista austriaca es bastante estrecha si la comparamos con Brno. Allí, hace una semana, Lorenzo, que acostumbra a rodar muchas vueltas en cabeza cimentando en esa sólida posición muchas de sus victorias, no dio una sola vuelta al frente de la carrera, y aún así fue capaz de llegar hasta la última vuelta peleando por la victoria. Fue una circunstancia excepcional, porque Lorenzo es, de largo, el piloto con el mayor promedio de vueltas lideradas de toda la historia de MotoGP.

Lo que sucede es que el Red Bull Ring no es Brno. No sólo es una pista estrecha, sino que además cuenta con curvas muy lentas, de cero, que rompen el ritmo e impiden un pilotaje fluido y enlazado como el de Lorenzo. Que el mallorquín se sume a la fiesta de Ducati este fin de semana dependerá en gran medida de su capacidad de adaptación a este trazado. El año pasado no le fue nada mal: acabó cuarto, a poco más de seis segundos de su compañero.

Maverick Viñales. (EFE)
Maverick Viñales. (EFE)

Incógnita Viñales

El otro foco de atención en Spielberg, la localidad donde se encuentra el Red Bull Ring, es Maverick Viñales. La caída sufrida en Brno le dejó tocado un hombro, y el lunes pasado no participó en las pruebas de los equipos de MotoGP en Brno debido a las molestias que sufría, sembrando de incertidumbre este fin de semana en Austria.

Por si no fuera suficiente, un retraso en su vuelo le hace llegar muy tarde al circuito. Tan tarde que inicialmente se anunció que no comparecería ante los medios –aunque se dijo que sí hablaría para la televisión-, levantando todo tipo de suspicacias y comentarios. Finalmente, Yamaha ha aclarado la situación, prometiendo una comparecencia con la prensa cuando sea posible.

Estos inconvenientes respecto a Viñales llegan precisamente cuando la situación en su garaje se ha vuelto un polvorín, al anunciar el piloto que dejará de trabajar con su actual ingeniero de pista, Ramón Forcada, al finalizar la temporada, un hecho aireado en los medios de comunicación pero que el piloto no reveló a Forcada, con la consiguiente sorpresa de éste. Este hecho no tiene por qué influir en el trabajo ya que estamos hablando de profesionales que se centran en sus respectivas labores, pero no cabe duda que pone de manifiesto la mala gestión en materia de relaciones públicas de Yamaha, que se ha visto superada claramente por la situación.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios