'EL CONFIDENCIAL' CHARLA CON EL EXPILOTO

Sito Pons: "Lo que Joan Garriga dijo de mí es irrelevante, hizo grande a este deporte"

En una charla con El Confidencial, Pons desprende orgullo por su equipo sin olvidar la nostalgia de duelos pasados: "Juan contribuyó a hacer grande este deporte, es irrelevante lo que dijo de mí"

Foto: Sito Pons en el podio de Indianápolis (Pons Racing).
Sito Pons en el podio de Indianápolis (Pons Racing).

No fue una mañana más para Sito Pons y sus chicos. Por un día y de la mano de Stihl, uno de sus patrocinadores, dejaron las motos de lado y se pusieron manos a la obra. Nunca mejor dicho. El jefe de filas del Páginas Amarillas HP 40 Team demostró su pericia a la hora de manejar una motosierra para cortar un tronco, pero también hubo tiempo para hacer balance de la temporada, hablar del futuro y recordar a pilotos que Sito conocía muy bien como Joan Garriga. En una charla mantenida con El Confidencial, Pons desprende la ilusión por dar el salto a la máxima categoría del motociclismo y el orgullo de un padre que ve crecer y triunfar a pilotos como Álex Rins (segundo en la clasificación de Moto2 y rookie de la categoría) sin olvidar la nostalgia que evocan duelos pasados: “Juan contribuyó a hacer grande este deporte, es irrelevante lo que dijo de mí”.

Echando la vista atrás, Sito Pons cuenta cómo recuerda a Garriga: “Un amigo, un rival y con un triste dolor porque ya no está porque nos ha dejado. Es una pena porque se ha ido muy joven. Tengo un gran recuerdo de nuestra rivalidad y de nuestra lucha por conseguir aquel campeonato del mundo de 250cc para nuestro país; en ese momento no existía, nadie lo había conseguido y eso fue realmente grande para el motociclismo, para mí, para Juan y para todos los aficionados. Ayudó a hacer grande este deporte y a hacer grande a la afición de este país. Es lo que recuerdo y lo que creo que recordamos todos”. El expiloto descarta elegir un momento de aquel 1988: “Elegiría todo el campeonato en sí, la lucha hasta la última carrera. Eso es lo que hizo grande a aquel año”. Sito aprovecha para quitar hierro a las palabras que le dedicó en una de sus últimas entrevistas concedida a Marca (“Me regaló unos calzoncillos de su hijo Axel viejos. Un día los voy a sacar a subasta. Esa es la ayuda del Sito”): “Tenía momentos delicados, estaba enfermo y eso es irrelevante porque no se puede considerar”.

Sito insiste en el importante papel que ambos jugaron para que un deporte como el motociclismo se hiciera hueco dentro de nuestras fronteras: “Nuestro campeonato se hizo más grande. Éramos dos españoles que luchaban y dividimos a la afición entre seguidores de Juan y seguidores míos. Aquello hizo mucho más grande el deporte porque si yo hubiera estado luchando con un alemán, en España todos hubieran ido conmigo y no hubiera crecido la afición. Aquí había una rivalidad que era palpable en la calle y eso hizo que el deporte fuera más seguido y contribuyó a que aumentara el nivel de seguimiento de nuestro deporte”. Es más, Pons va un paso más al asegurar que Garriga “contribuyó a que mi título y yo fuéramos grandes. Creo que fue importante porque hizo que la afición creciera” y recuerda a Juan, como él le llama, como un tipo “muy espontáneo, muy altivo, alto… Era muy espectacular conduciendo en la moto y era un gran rival porque era difícil ganarle. Tenía muchos seguidores, eso era muy bueno”.

Tras este nostálgico viaje, nos trasladamos hasta el presente. Las cosas no podrían ir mejor para los chicos de Sito Pons: Rins es segundo en la clasificación de Moto2 y su hijo Edgar lidera la misma categoría en el CEV. Por ello no duda ni un momento a la hora de hacer balance: “Hasta ahora es espléndido. Los resultados están dando la razón al proyecto. Álex Rins como rookie está haciendo una campaña que nunca nadie había hecho a excepción de Marc Márquez. Estamos muy satisfechos también con Edgar: su objetivo es ganar el campeonato de Europa, es líder y esperamos que a final de año, gane el campeonato. En el caso de Luis no nos ha ido todo lo bien que esperábamos porque pensábamos que podía estar más cerca de los líderes, pero por una u otra razón las cosas no le han ido bien y tenemos la esperanza de que lo que resta de campeonato dé el paso adelante que esperamos”.

Vive un momento dulce Sito Pons como jefe de filas aunque es consciente de que todavía hay trabajo que hacer: “Hay que mantener el nivel en el que estamos, que Luis lo suba y que Álex pueda consolidar su segunda posición. Evidentemente, soñamos con el campeonato del mundo, ¿por qué no? Eso sí, somos conscientes de la dificultad y la distancia de puntos que tenemos con Zarco”. Y si hay algo que no se piensa ni un segundo es a la hora de asegurar que ya están “satisfechos. El resultado que venga estará bien porque se está haciendo el trabajo y más no podemos pedir”. Al mismo tiempo reconoce que hay cosas que se pueden perfeccionar: “Mejoraremos en una que es muy clara: Álex ya no será 'rookie', tendrá la experiencia de un año y esto es una mejora importantísima. Además hay pequeñas cosas de las motos en las que ya estamos trabajando para el año que viene”.

Hace un año, Sito no pensaba en MotoGP “porque la adrenalina de ganar no te la da acabar 15º”. Doce meses después las cosas han cambiado y dar el salto a la categoría reina es algo que empieza a tomar forma: “Ha ido evolucionando. El reglamento técnico y deportivo cada vez es mejor. Dorna ha hecho un trabajo muy bueno construyendo unas normas que dan estabilidad a la categoría y da a equipos que no sean de fábrica la posibilidad de tener buenos resultados con un material prácticamente igual al de las fábricas. Esto da la oportunidad a equipos como el nuestro de optar a muy buenos resultados y esto provoca que si hay opciones, se pueda estar en MotoGP. Nosotros estuvimos durante quince años en la categoría por lo que tenemos la experiencia y los conocimientos para estar. Evidentemente las cosas y las circunstancias se tienen que dar para que todos los que estamos en este proyecto veamos adecuado ese paso”.

Conocido por hacer cantera, Sito no desvela qué pilotos le acompañaría en su aventura dentro de MotoGP porque “a día de hoy estamos pensando en Moto2 y en acabar la temporada 2015. Aún queda mucho tiempo para eso y aún no sabemos si va a suceder. Si pasa, intentaremos llevarnos los mejores que tengamos. Estamos construyendo pilotos en casa: Maverick Viñales, Aleix y Pol Espargaró, Álex Rins… Conocemos a muchos pilotos porque hemos trabajado con ellos y Dios dirá qué nos depara el futuro. Hoy en día, tenemos un piloto que nos gusta mucho y que está en nuestro equipo”. Para acabar la charla, Pons cuenta que su apellido “no ayuda. Lo hacen los 25 años que uno lleva en el campeonato del mundo intentando hacer las cosas bien y consiguiendo resultados. Es como en cualquier otra actividad: hay empresas que funcionan, otras lo hacen a medias y algunas lo hacen peor. Nuestro equipo, desde que yo corría, está en el Mundial y los resultados están ahí”. Y todo apunta a que seguirán estando.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios