DESBANCA A JACK MILLER Y LE SACA ONCE PUNTOS

Àlex Márquez, un líder forjado sobre una moto que no había probado sobre mojado

Sin apenas experiencia con la Honda sobre mojada, Àlex Márquez no sólo se llevó la victoria en Aragón, también el liderato de Moto3 con 11 puntos sobre Miller

Foto: Àlex Márquez ante el característico muro de MotorLand (Mirco Lazzari).
Àlex Márquez ante el característico muro de MotorLand (Mirco Lazzari).

Las predicciones climatológicas apuntaban a un tiempo desapacible. Las principales apuestas se centraban en la lluvia, pero Motorland sorprendió a todos con uno de los fenómenos más habituales de Aragón: la niebla. Tanto que se vieron obligados a retrasar cada una de las carreras media hora, pero el trazado aragonés no presentaba las mejores condiciones para pilotar. Había una zona seca, pero en cuanto los pilotos de Moto3 tocaban la parte que aún estaba mojada llegaban los problemas. Y es que pilotar sobre el asfalto húmedo es un arte. Más aún cuando apenas has probado tu moto en esas condiciones, algo que le sucedía a Àlex Márquez y que no le impidió convertirse en el nuevo líder de Moto3.

Con el otoño oficialmente inaugurado la semana pasada, los últimos rayos del verano han dejado paso a los días grises… y a la lluvia. Un factor que nadie quiere en las carreras del Mundial de Motociclismo. En Motorland no se trataba de un invitado inesperado, pero sí lo fue su acompañante. La niebla retrasó la cita y puso las cosas difíciles a los primeros pilotos que tenían que salir a pista. Como es habitual, Moto3 era la encargada de inaugurar la jornada y por ello, se encontraron las peores condiciones. Después de dejar atrás Misano, una pista ancha, llegaba Motorland, un trazado estrecho que reducía sus dimensiones al dividirse entre el carril mojado y el seco, donde apenas cabían dos motos. Las cosas se complicaban cuando traspasaban la delgada línea y rozaban la parte húmeda: caídas, salidas de pista, pérdidas de control… Ingredientes que contribuían a incrementar la épica de la victoria.

Àlex celebra su victoria en MotorLand (Repsol Media).
Àlex celebra su victoria en MotorLand (Repsol Media).

Ésta no fue para Àlex Márquez. Después de protagonizar una vibrante y emocionante batalla con Fenati que levantó a los aficionados de sus asientos, el triunfo fue para el discípulo de Valentino Rossi. El italiano ganó la partida al catalán en las últimas curvas de la vuelta final, pero el segundo puesto era suficiente para que hubiera un cambio de líder en Moto3. El pequeño de los hermanos Márquez disfruta de una diferencia de once puntos respecto a Jack Miller, ventaja que consiguió en unas condiciones que, relativamente, son nuevas para él y para su moto. Hace unos meses, durante el GP de Cataluña, el propio Àlex confesaba que no había probado la Honda sobre mojado. Entre risas nerviosas, explicaba que durante los entrenamientos y hasta ese momento de la temporada, no había corrido con lluvia o con la pista húmeda. Lo que para otros podría ser un problema, para Márquez no ha supuesto ningún impedimento para ser el nuevo líder.

Fenati y Àlex Márquez atravesando la meta del trazado aragonés (Mirco Lazzari).
Fenati y Àlex Márquez atravesando la meta del trazado aragonés (Mirco Lazzari).

El principal damnificado del cambio en la cabeza de Moto3 fue Jack Miller. El australiano y el catalán protagonizaron uno de los incidentes de la carrera en el que el primero acabó por los suelos; pudo volver a pista y acabar la carrera en la última posición (27º). La acción se produjo en la vuelta cuatro cuando ambos peleaban por ganar la posición a su rival. Àlex iba por el interior y, por lo tanto, tenía la posición ganada; el toque hace que Miller acabe por los suelos y que Dirección de Carrera investigue el incidente. El nuevo líder de Moto3 explicaba ante los micrófonos de Telecinco su visión de la acción: “Yo he pasado por dentro y he intentado seguir mi línea por la parte seca. No había visto que él estaba por fuera y he sentido el contacto a final de curva. Para mí es un lance de carrera”.

El segundo puesto le supo a gloria en una carrera que el propio Àlex definía como “complicada”. No se escondió el piloto del Team Estrella Galicia 0,0 cuando confesó que el miedo apareció en los primeros compases de la prueba: “Al principio íbamos un poco asustados porque era muy fácil irte al suelo en las partes del circuito que estaban más húmedas”. A pesar de ser el nuevo líder de la menor de las categorías, Márquez reflexionó e hizo autocrítica: “He intentado mantener la concentración en todo momento pero he cometido algunos errores al irme un poco largo en algunas curvas. La última curva Fenati la ha hecho muy rápido, yo he perdido un poco de agarre en la rueda de atrás y finalmente no he podido pasarlo”. Eso sí, nunca antes, ser el segundo en ver la bandera de cuadros le dibujó una sonrisa como la que lucía en Motorland.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios