PRIMER TRIUNFO DE DOS HERMANOS EN LA HISTORIA

Àlex y Marc hacen que Márquez sea el apellido de moda en el Mundial

Àlex y Marc celebraron algo más que su doble victoria en Montmeló. Es la primera vez en la historia que dos hermanos ganan un gran premio el mismo día.

Foto: Los hermanos Márquez junto a Tito Rabat, el trío ganador de Montmeló (Repsol Media).
Los hermanos Márquez junto a Tito Rabat, el trío ganador de Montmeló (Repsol Media).

La palabra familia tiene mayor relevancia en el Mundial de Motociclismo. En las tres categorías encontramos primos como Maverick e Isaac Viñales y también hermanos como Aleix y Pol Espargaró, pero han sido Àlex y Marc los que han puesto un apellido de moda: Márquez. No era la primera vez que sus nombres subían al podio al mismo tiempo: en Qatar y Argentina, el pequeño fue segundo y el mayor se llevó la victoria. Un resultado que los dos firmaron este domingo en Montmeló, no había mejor escenario en todo el calendario para subirse a lo más alto del podio. En casa, rodeados de su familia y de sus incondicionales seguidores, los Márquez vivieron una fiesta que empezó a las once de la mañana y acabó cerca de las tres de la tarde.

El primero en sentar las bases fue Àlex siendo el más rápido de Moto3 en la clasificación. El piloto del Estrella Galicia ha vivido un fin de semana redondo: por primera vez en su carrera, salió desde la primera posición y el primer triunfo de la temporada. Marc, por su parte, no pudo sumar su séptima pole aunque esto no resultó ser un inconveniente para lograr el pleno de victorias: siete de siete. El líder de MotoGP aseguraba, este sábado, que la pole de su hermano le hacía sentirse más contento y orgulloso que cuando lo conseguía él. Lo que no imaginaba es que ese sentimiento se iba a hacer extensible a la jornada del domingo; “un día perfecto”, tal y como aseguraba Àlex.

Marc felicita a su hermano después de lograr la victoria (Repsol Media).
Marc felicita a su hermano después de lograr la victoria (Repsol Media).

El parecido físico no es lo único que comparten los Márquez. Las motos han unido, aún más, a los dos hermanos. Los mismos que se reparten quién pone la mesa y quién la recoge, comparten confidencias en una rueda de prensa y se dan consejos. Marc confesaba que cuando hace la pole, es el encargado de aconsejar… algo que no ha podido hacer en este gran premio. A pesar de ello, su hermano Àlex le tomó como referencia: “Vi repetida la carrera de Marc aquí hace cuatro años. Tengo la suerte de acordarme de todas las que él ha hecho en el Mundial y sabía que en 2010 había ganado con una carrera muy parecida a la que yo he hecho este domingo”.

En aquel momento Marc formaba parte de la extinta 125cc, pero lo cierto es que este domingo, Moto3 fue más MotoGP que nunca. Acostumbrados a ver las victorias de la menor de las categorías sobre la línea de meta, Àlex se escapó para permanecer ajeno a la pelea que se libraba tras su estela. No sólo imitó al Marc de hace cuatro años, también al de las primeras carreras de la presente temporada: “Él salió bien y desde la primera vuelta tiró mucho. Si aquí sacas medio segundo no te lo recuperan como en Mugello, puedes seguir aumentando la distancia. Entonces me dije: ¿por qué yo no lo hago igual?”. Lo que no desveló fue si la estrategia fue individual o conjunta. Los que acompañan a los hermanos a lo largo de todo el año saben que no sería la primera vez que arañan tiempo en la madrugada planeando juntos las carreras del día siguiente.

Márquez celebra con su hermano, Tito y su equipo la séptima victoria (Twitter: Marc Márquez).
Márquez celebra con su hermano, Tito y su equipo la séptima victoria (Twitter: Marc Márquez).

Los éxitos de uno son los del otro, por eso no extrañó ver a Marc esperando a su hermano en el ‘parc fermé’ para ser el primero en felicitarle por su victoria. Una imagen que se repitió cuando fue el mayor de los Márquez el que tenía que competir. En el box de Repsol Honda, Àlex, junto a Tito Rabat que salió disparado cuando su amigo Marc cruzó la línea de meta, vivió la espectacular carrera de MotoGP. El ‘Rufea Team’ hizo pleno, pero “la séptima victoria no ha sido nada fácil y he tenido que luchar hasta la última vuelta”. Y es que después de arrasar como si del Séptimo de Caballería se tratase, confesó que sentía la presión de Àlex y Tito: “Estoy muy contento porque mi hermano hizo una carrera increíble y porque en Moto2 ganó Rabat. Noté una presión extra por querer ganar la carrera para no ser menos, por esa pequeña tontería. Es un día especial, hemos podido hacer un completo”.

La triple victoria del ‘Rufea Team’ no será lo único que celebrarán los Márquez: es la primera vez que dos hermanos ganan un gran premio el mismo día. Escribir páginas en la historia se ha convertido algo habitual y por ello, una sabía a poco. Hacía doce años que no se veía una racha de siete victorias consecutivas. El último que la firmó fue Valentino Rossi durante su etapa en Honda; el italiano confesaba que ya había empezado a saborear la victoria cuando irrumpieron Márquez y Pedrosa. Una vez más, el piloto de Yamaha buscó al de Cervera para felicitarle sobe la pista golpeándole cariñosamente en el casco para después ‘ahogarle’ en el ‘parc fermé’.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios