Así es la Villa Olímpica de Tokio 2020: camas de cartón, protocolos covid y menos condones
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
21 edificios de 14 a 18 pisos

Así es la Villa Olímpica de Tokio 2020: camas de cartón, protocolos covid y menos condones

La Villa Olímpica de Chuo Ward, en Tokio, acogerá a más de 10.000 atletas y personal durante los Juegos, cuyo inicio está previsto para el 23

placeholder Foto: (EFE)
(EFE)

Los Juegos Olímpicos arrancan este viernes y la Villa Olímpica de Chuo Ward, en Tokio, ya acoge a más de 10.000 atletas y personal durante las más de dos semanas del evento deportivo. Situada a unos dos kilómetros del ajetreado distrito comercial de Ginza, la villa está ampliamente equipada con numerosos servicios. Cabe resaltar que debido a la situación actual de la pandemia del covid-19, los atletas tienen que permanecer todo el periodo de la competición en el recinto de la villa excluyendo los lugares de competición y las zonas de entrenamiento ni la villa.

La Villa se convertirá en una segunda casa para los huéspedes debido a la gran cantidad de tiempo que deberán permanecer en el recinto. Cabe resaltar que este año debido a las circunstancias excepcionales, la convivencia en la villa estará estrictamente regulada debido a una serie de normativas impuestas para reducir los contagios de coronavirus. Por otro lado, las instalaciones y el uso energético planteado en la Villa también están caracterizados por su sostenibilidad, entre algunas de sus iniciativas se puede destacar un complejo construido totalmente de madera local o camas reciclables hechas de cartón.

Instalaciones

Los bloques residenciales constan de 21 edificios de 14 a 18 pisos y todas las habitaciones de los atletas cuentan con camas de cartón reciclables. De hecho, las camas sostenibles que van a usar para los juegos de este año han generado mucha conversación en redes sociales, ya que Paul Chelimo, un corredor de fondo estadounidense, especuló en Twitter que las camas no podían soportar a más de una persona y que estaban "destinadas a evitar la intimidad entre los atletas". Tras sus declaraciones, las camas se hicieron virales y fueron calificadas por los usuarios como camas "antisexo".

Es cierto que se recomienda desde la organización la limitación del contacto físico entre los atletas, pero en este caso el motivo de las camas de cartón no es ese y es que forman parte de las iniciativas sostenibles de la organización. Además, las camas se reutilizarán en los Paralímpicos y según los fabricantes de la cama, Airwave, “las camas de cartón son en realidad más resistentes que las de madera o acero”.

“Las camas de cartón son en realidad más resistentes que las de madera o acero”

Por otro lado, en relación con las medidas covid, siguiendo una recomendación del comité organizador de los juegos de Tokio, las habitaciones se ventilarán cada 30 minutos. Además, las dos cafeterías alojadas en la Villa cuentan con una pantalla a la entrada, que incluirá información sobre el grado de ocupación de la cafetería. En un principio, las mesas se habían organizado para una ocupación de seis comensales, pero se ha reducido a cuatro. Asimismo, se han instalado paneles acrílicos en las mesas y se pedirá a los comensales que coman en silencio.

Sostenibilidad

Uno de los retos que se ha planteado Tokio con las instalaciones es construir la Villa como un modelo de ciudad ecológica. Por ello, la electricidad y el agua caliente de toda la zona se producirán a partir de hidrógeno mediante pilas de combustible y los buses lanzadera que se encargan de transportar a los atletas a las distintas sedes deportivas también se alimentarán de forma similar.

Entre los edificios está el "Village Plaza", un complejo que está pensado como un lugar de socialización y servicios para los atletas, compuesto por bancos, peluquerías y una oficina de turismo. Cabe resaltar que la instalación se ha construido utilizando 40.000 piezas de madera proporcionadas por unos 63 municipios japoneses a partir de la operación BATON (Building Athlete's Village with Timber of the Nation, Construyendo la Villa de los Atletas con Madera de la Nación en castellano). Después de los Juegos esta instalación se desmontará y las vigas se reciclarán para otras construcciones locales.

Medidas covid-19

Mitigar el riesgo de infecciones por coronavirus es una de las principales preocupaciones, ya que los atletas que den positivo no podrán competir en las pruebas de los Juegos, como ya ha ocurrido con varios atletas. Por ello, el Comité Olímpico y el Paralímpico ha publicado un manual Covid-19 en el que se detallan una serie de recomendaciones y obligaciones para minimizar los contagios a lo largo de los juegos y aconsejan a los participantes en los Juegos "evitar formas innecesarias de contacto físico, como abrazos, chocar los cinco y estrechar las manos". Además, los atletas serán sometidos a pruebas diarias mediante tests de autodiagnóstico realizados por ellos mismos en sus habitaciones y se realizarán controles aleatorios para comprobar que las pruebas se han realizado como es debido.

En el caso de que un atleta o un miembro de la organización presente síntomas como tos o fiebre o de positivo en los tests de autodiagnóstico también serán sometidos a pruebas PCR. Estas pruebas se llevarán a cabo en una clínica, donde se tardará unas tres horas en obtener los resultados y los que den positivo en las PCR luego serán trasladados a un hospital o a un centro de recuperación cercano.

La clínica general cuenta con una sección para mujeres atletas, una novedad para cualquier Villa Olímpica

Además, un centenar de trabajadores médicos, incluidos los doctores, estarán a mano para tratar lesiones o enfermedades. La clínica general cuenta con departamentos de ortopedia, medicina interna, odontología y psiquiatría, así como una sección para mujeres atletas, que es una novedad para la Villa Olímpica.

Cero alcohol y menos condones

Otras medidas impuestas este año es que no se venderá alcohol y los preservativos, que se distribuyen en los Juegos Olímpicos desde los de Seúl de 1988, se suministrarán para fomentar el sexo seguro, pero serán solo un tercio de los que se repartieron en los de Río de 2016, cuando alcanzaron la cifra récord de 450.000. Sin embargo, los funcionarios olímpicos han recalcado que estos preservativos se distribuyen para que los atletas los usen al finalizar los juegos en su país de origen.

Tokio Juegos Olímpicos
El redactor recomienda