resultado final de 52-68 para estados unidos

Una histórica plata que sabe a oro ante la bestia negra de España en Río

Por tercera vez en Río 2016, solo Estados Unidos fue capaz de frustrar los sueños de los españoles, que se vuelven con el primer metal de la historia de este deporte paralímpico

Foto: Pablo Zarzuela defendiendo a Brian Bell. (Ricardo Moraes/Reuters)
Pablo Zarzuela defendiendo a Brian Bell. (Ricardo Moraes/Reuters)

Histórico. El baloncesto en silla de ruedas ha firmado en Río 2016 con letras de oro un nuevo capítulo para recordar en el paralimpismo español. Se ha superado la barrera previa, colocada por la selección en silla de ruedas en Atlanta 1996, cuando consiguió un cuarto puesto que ahora han pulverizado los chicos de José Artacho con una plata.

Parece que solo Estados Unidos es capaz de interponerse entre la gloria y España en baloncesto. Tres intentos y ninguno con éxito. En los Juegos Olímpicos de Río 2016, fue Estados Unidos quien obligó a los ÑBA a luchar por el bronce, mientras que en la categoría femenina, las imbatibles norteamericanas fueron las únicas capaces de frustrar las ilusiones de un equipo que llegaba lanzado. Y en esta ocasión, en los Juegos Paralímpicos, también fue Estados Unidos quien se interpuso entre ellos y el oro en la primera final paralímpica de la historia de España.

Estuvieron cerca de conseguirlo en un partido muy igualado. Más que los ÑBA o la selección femenina. Casi logran vengar al baloncesto español ante su bestia negra más reciente. La experiencia de los norteamericanos, que con su nuevo oro suman un total de 13 medallas en este deporte, fue más poderosa que las ganas y la actitud de los españoles, que aún habiendo hecho historia, querían poner la guinda a una excelente participación paralímpica.

Pero los españoles, pese a la decepción por no ser campeones, deben volverse a casa orgullosos, ya que son la mejor selección de la historia de España. Son los únicos en poseer un metal en este deporte. Con el tiempo, se darán cuenta de la tremenda gesta que han realizado, cuando las nuevas generaciones lleguen y quizá, en años, no consigan algo tan impresionante como lo vivido en Río de Janeiro.

Una histórica final para España, la primera en unos Juegos Paralímpicos. (Ricardo Moraes/Reuters)
Una histórica final para España, la primera en unos Juegos Paralímpicos. (Ricardo Moraes/Reuters)

Se ha repetido la historia de Atlanta 96, donde los Estados Unidos perdieron una semifinal que les condenó a jugar el partido por el bronce. Ahí les esperaban los españoles, que nada pudieron hacer ante una potente selección que, además, jugaba como local. En aquella ocasión, los norteamericanos dejaron fuera del podio a España, mientras que en esta, han impedido al equipo de los Zarzuela conocer el sabor de obtener un oro paralímpico.

La aguerrida selección española comenzó el choque ganando, pero pronto los Estados Unidos dieron un golpe sobre la mesa para alejarse en el marcador al final del primer cuarto, una ventaja que crecería durante el segundo. A la vuelta del descanso, España recortó distancias gracias, en parte, al tremendo trabajo de Pablo Zarzuela en la zona. Fue el líder de un equipo que jamás perdió la esperanza de subirse a lo más alto del podio pese a la constante superioridad de los norteamericanos en las cifras anotadoras.

Al final, no hubo sorpresa: Estados Unidos, por tercera vez en Río 2016, se subió a lo más alto del podio del baloncesto. España, por su parte, debe pensar que tan solo el país con mayor tradición en este deporte está un escalón por encima. Todos los demás, están por debajo. El juego de la canasta en España, sea masculino, femenino o sobre ruedas, está más vivo que nunca. Y seguirá creciendo, ya que miles de niños, al ver sus hazañas, querrán seguir sus pasos en épocas venideras.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios