la americana defiende a las mujeres señaladas

La nueva Guerra Fría: EEUU acusa al Kremlin de intentar hundir a sus deportistas

Las instituciones estadounidenses tienen muy claro que la responsabilidad del pirateo de la AMA proviene de Rusia y la prensa llega a hablar incluso de "revancha" tras sus casos de dopaje

Foto: Serena Williams, una de las señaladas por los 'hackers' (Robert Deutsch-USA TODAY Sports).
Serena Williams, una de las señaladas por los 'hackers' (Robert Deutsch-USA TODAY Sports).

En el momento en que se conoció que un grupo de piratas informáticos había accedido a datos confidenciales sobre grandes deportistas americanos y las había publicado hizo que directamente miráramos a Rusia. Eran muchos los que esperaban una reacción de aquel país después de que todos sus atletas, menos una, se quedaran sin competir en los Juegos de Río por un supuesto dopaje de Estado organizado desde Moscú que tenía como objetivo mejorar sistemáticamente los resultados de sus deportistas a través del consumo de sustancias ilegales. Y en el momento en que los 'Fancy Bears' destaparon los documentos confidenciales de Biles, las Williams y Delle Donne, se señaló a Rusia como culpable.

Ya 'La Gazzetta dello Sport', uno de los primeros medios europeos en hacerse eco de la noticia, mencionaba este acto como una reacción rusa al veto a sus deportistas olímpicos y paralímpicos. Los Fancy Bears no han hecho pública su nacionalidad, pero son muchos los medios que los acusan de ser miembros del GRU, el Departamento Central de Inteligencia de Rusia, pese a que no hay pruebas claras que los relacionen con el gobierno de Moscú. Así lo hace, por ejemplo, la Agencia Mundial Antidopaje en el comunicado que hizo público tras el escándalo: "Las autoridades policiales confirmaron a la AMA que estos ataques provienen de Rusia". "Estos criminales están comprometiendo enormemente el esfuerto de la comunidad global antidopaje de reestablecer la credibilidad de Rusia", dijo la AMA.

En Estados Unidos, el país afectado, no se tardó tampoco en relacionar este caso con una clara intención de "calumniar a las deportistas para hacer parecer que han hecho algo mal", en palabras de Travis T. Tygart, presidente de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA). No existe, de hecho, ningún atisbo de duda desde las instituciones estadounidenses sobre la legalidad de los procedimientos seguidos por las deportistas señaladas por los piratas informáticos.

Elena Delle Donne (Shannon Stapleton/Reuters).
Elena Delle Donne (Shannon Stapleton/Reuters).

"En cada situación, las deportistas hicieron todo correctamente según las reglas internacionales para obtener un permiso para el consumo de una medicina determinada. El 'ciber-bulling' de comprometer a deportistas inocenets es cobarde y despreciable", añadió Tygart. "Simone -Biles- completó el papeleo necesario ante la USADA y la AMA y no existe ninguna violación", aseguró Steve Penny, presidente de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos.

La prensa ha mantenido la versión oficial y ha señalado también a Rusia como autora de los hechos. El 'New York Times' habla de "revancha", después de que se diera a conocer el dopaje de Estado de Rusia que dejó a muchos de sus deportistas sin participar en los Juegos Olímpicos, como el motivo que llevó a los rusos a atacar la AMA y los deportistas estadounidenses. Por su parte, la revista 'Time' recuerda que la AMA ya advirtió previamente de posibles ciberataques organizados desde el Kremlin, además de situar a los 'Fancy Bears' también en el país del este de Europa. En el mismo sentido apunta el 'Chicago Tribune'. El 'Washington Post' asegura que el FBI está dirigiendo una investigación sobre posibles 'hackeos' del gobierno ruso en Estados Unidos.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios