"exaltado, agresivo y en estado de embriaguez"

Lochte y tres nadadores de EEUU mienten en Río para ocultar una noche de desfase

Las imágenes presentadas indican que los deportistas llegaron en un taxi a una gasolinera en Barra da Tijuca donde, en estado de embriaguez, provocaron algunos daños materiales

Foto: Ryan Lochte, uno de los nadadores estadounidenses que inventaron el asalto tras una noche de fiesta. (Reuters)
Ryan Lochte, uno de los nadadores estadounidenses que inventaron el asalto tras una noche de "fiesta". (Reuters)

El Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, por sus siglas en inglés) ha pedido disculpas este jueves tanto a Río de Janeirocomo al pueblo brasileño por el "inaceptable" comportamiento del nadador Ryan Lochte y de sus tres compañeros, que denunciaron un falso atraco durante su estancia en la ciudad a propósito de los Juegos Olímpicos con la intención de encubrir un enfrentamiento que uno de ellos había tenido con la Policía local.

La falsa denuncia

La Policía Civil de Río ha informado este mismo jueves de que los cuatro --Ryan Lochte, Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen-- habían salido de fiesta y el domingo denunciaron haber sufrido un asalto armado por parte de atracadores que se hicieron pasar por policías no fueron, efectivamente, víctimas de tal asalto sino que mintieron para que no se diera a conocer que tuvieron un enfrentamiento con agentes de la Policía en una gasolinera de la ciudad.

No obstante, Conger y Bentz --el primero, uno de los dos atletas a los que se impidió embarcar en un avión a Estados Unidos el miércoles después de que la Justicia brasileña pidiera que no salieran del país-- han desmentido la versión inicial de Lochte, según ha informado Agencia Brasil.

Las imágenes y los testimonios presentados indican que los deportistas llegaron en un taxi a una gasolinera en Barra da Tijuca donde, en estado de embriaguez, provocaron algunos daños materiales. Los empleados de la gasolinera llamaron a la Policía para que impidieran que estos salieran del local. Si bien no hubo ningún enfrentamiento físico, uno de los agentes de seguridad llegó incluso a apuntar con un arma a los nadadores para que no huyeran. Según testimonios recogidos por la agencia, Lochte estaba "exaltado, agresivo y en estado de embriaguez". Tras este breve enfrentamiento, los cuatro fueron liberados previo pago de 100 reales y 20 dólares estadounidenses por los daños provocados en las instalaciones.

Estados Unidos pide perdón

El presidente del comité estadounidense, Scott Blackmun, ha asegurado en un comunicado que la forma de actuar de los atletas "no representa los valores" de la delegación estadounidense y ha explicado que desde dentro evaluarán la cuestión y la posibilidad de "potenciales consecuencias" para los deportistas. "En nombre del Comité Olímpico de Estados Unidos queremos disculparnos ante nuestros anfitriones en Río y ante el pueblo brasileño por esta experiencia de distracción en medio de lo que en efecto debería ser la celebración de la excelencia", ha indicado Blackmun.

Los nadadores olímpicos estadounidenses Jack Conger (c-d) y Gunnar Bentz (c-i),  dos de los que inventaron un rocambolesco asalto. (EFE)
Los nadadores olímpicos estadounidenses Jack Conger (c-d) y Gunnar Bentz (c-i), dos de los que inventaron un rocambolesco asalto. (EFE)

Si bien ha confirmado que los nadadores Gunnar Bentz y Jack Conger, que este mismo miércoles ya había testificado ante las autoridades locales, han recuperado sus pasaportes y han dejado ya la ciudad de Río, el presidente del comité ha subrayado que su atención está puesta, los próximos tres días --los que quedan para el final de la competición--, en apoyar a los atletas nacionales que aún compiten y celebrar sus logros.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios