ALQUILAN SUS CASAS A LOS JUGADORES

El negocio de los vecinos del British Open de golf: cómo forrarse en una semana

A diferencia de otros deportes como el fútbol, los jugadores no se quedan en hoteles lujosos. Dependen de la amabilidad de los vecinos para alquilar y vivir cerca del campo de golf

Foto: Las casas se revisan antes de poder ser alquiladas. (Reuters)
Las casas se revisan antes de poder ser alquiladas. (Reuters)

Este jueves comienza el 147º Open Británico de golf. Cada año, 156 golfistas disputan el único de los cuatro grandes que se disputa fuera de Estados Unidos. El torneo rota entre 10 campos de golf repartidos entre Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. En 2017 atrajo números récord para un Open Británico en Inglaterra: 235.000 espectadores fueron a Royal Birkdale para ver el torneo en directo. Este año se celebra en Carnoustie (Escocia).

Lo que la mayoría de la gente no sabe es que los jugadores no se alojan en hoteles, sino que alquilan casas de los residentes que viven cerca del campo de golf. La frase "Sergio García se quedó en mi casa" se puede convertir en realidad.

El propio torneo se encarga del alojamiento de los jugadores, sus 'caddies' e incluso los patrocinadores y los que trabajan en televisión. El proceso es sencillo. Los residentes registran su domicilio con la Agencia del Alojamiento del Open (OAB en inglés) junto con algunas imágenes de su casa, un número de teléfono y una dirección de correo electrónico. Un miembro de la agencia se pone en contacto con el propietario para fijar una fecha y hora para poder ver la casa, que debe tener acceso wifi en toda la casa para ser considerada. Este miembro pasa media hora aproximadamente en la casa y después, si la aprueba, avisará al propietario, le dará un precio de alquiler aproximado y pondrá la casa en la web de la agencia.

Sergio García durante la ronda de prácticas en Carnoustie. (Reuters)
Sergio García durante la ronda de prácticas en Carnoustie. (Reuters)

La OAB actúa como intermediaria

Los propietarios que deciden ofrecer sus casas no van a estar agobiados por tantas llamadas porque la OAB se encarga de todo. Solo se pone en contacto con el propietario cuando su casa recibe una oferta. Los alquileres suelen durar 10 días: desde el sábado anterior al torneo hasta el martes después de él. Eso sí, existe algo de flexibilidad y el alquiler puede durar solo siete días. Es una opción muy atractiva para muchos porque el que cede su casa recibe una buena cantidad de dinero. Se puede ganar hasta 25.000 euros en 10 días. El precio depende de varios factores como la ubicación y el número de habitaciones. Durante estos 10 días, los propietarios o van de vacaciones o se quedan en casa de un amigo o un familiar. Según ha podido saber El Confidencial, ha habido "muy buen nivel" de demanda de alojamiento este año y se han alquilado muchos inmuebles en la zona de Carnoustie.

Los que prestan sus casas tienen que cumplir con los requisitos de la OAB. Por ejemplo, hay que dejar la casa limpia para los inquilinos. Están obligados a dejar todas las camas hechas además de proveer un juego de cama adicional. Las casas deben contar con dos toallas de baño y dos toallas de mano para cada inquilino. Además, cada casa debe terner un certificado de seguridad de gas. Los que ceden su inmueble tienen que dejar suficiente espacio en los armarios para la ropa de los jugadores y sus acompañantes e informar a su compañía de seguros de que otra persona va a vivir en la vivienda durante un periodo corto de tiempo. Por último, la OAB les dice que se queden con un juego de llaves. Aunque los propietarios no tienen que vaciar por completo sus casas, el consejo es que no dejen cosas innecesarias en casa y que pongan en un lugar seguro los objetos de valor. Si algún inquilino tiene algún problema con su alojamiento, puede avisar a la AOB, que lo comprueba y compensa económicamente al propietario.

Pese a la gran organización del alojamiento, el año pasado pasó un incidente desagradable. Por primera vez robaron a un golfista. Mientras Henrik Stenson disputaba la primera ronda del campeonato en el Royal Birkdale de Southport, cerca de Liverpool, unos ladrones entraron a su casa alquilada. Stenson perdió toda la ropa que iba a llevar para el resto de la semana junto con el dinero, sus tarjetas bancarias, sus relojes y otros objetos de valor. Aunque su familia no estaba en casa a la hora del robo, Stenson, que reconoció estar muy afectado por lo ocurrido, hizo su peor ronda del torneo al día siguiente.

A pesar de este incidente aislado, el Open sigue con este proceso de alquilar casas y ya la gente puede registrar la suya para el torneo del año que viene en Portrush (Irlanda del Norte). Sin duda, los jugadores viven de una manera original mientras juegan un torneo de alta importancia, y eso da una ocasión a los locales de recibir una cantidad de dinero importante.

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios