aprovechó la renta de tres puntos que tenía

No hubo milagro: Estados Unidos recupera la Ryder Cup seis años después

Europa no pudo remontar los tres puntos de desventaja con los que comenzaba la última jornada y Estados Unidos recuperó un trofeo que no ganaba desde 2008

Foto: Phil Mickelson celebra la victoria estadounidense (John David Mercer/USA TODAY Sports)
Phil Mickelson celebra la victoria estadounidense (John David Mercer/USA TODAY Sports)

Ocho años después de su último triunfo, Estados Unidos recuperó el trono de la Ryder Cup al imponerse a Europa por 17-11 en la edición disputada en el Hazeltine National Golf Club de Minnesota (Estados Unidos). El equipo norteamericano no solo aguantó el envite del combinado europeo en la última jornada, a la que llegaba con tres puntos de ventaja, sino que amplió la diferencia y se impuso con autoridad.

"Es una sensación increíble poder ganar el punto decisivo para Estados Unidos", dijo emocionado Ryan Moore después de embocar el 'putt' que dio a su equipo el décimo quinto punto necesario para recuperar un trofeo en manos de Europa desde 2010. El equipo europeo estuvo cerca de alcanzar al estadounidense en los primeros compases de la última jornada, pero al final no pudo repetir el Milagro de Medinah 2012. Entonces, Europa remontó 4 puntos en los individuales del último día.

Las victorias sucesivas del sueco Henrik Stenson contra Jordan Spieth (3-2), el belga Thomas Pieters contra JB Holmes (3-2), el español Rafa Cabrera Bello contra Jimmy Walker (3-2) dieron un respiro a los europeos. "He salido dominando desde el principio y no le he dado opción. He mantenido siempre el control", dijo satisfecho Cabrera Bello, que se ha estrenado en la Ryder ganando 2,5 puntos de los 3 que ha disputado.

Sin embargo, la derrota temprana del norirlandés Rory McIlroy contra Patrick Reed (1 arriba) en el primer partido individual del domingo y la del inglés Justin Rose contra Rickie Fowler (1 arriba) desencadenaron la victoria del equipo estadounidense por 15-10 (necesitaba 14,5) a falta de la conclusión de tres partidos. La remontada del español Sergio García contra Phil Mickelson (empate) en un espectacular partido en el que ambos se anotaron nueve golpes bajo el par no fue suficiente para detener la embestida de los estadounidenses. "Ha sido increíble pegar nueve golpes bajo par y terminar empatado. Es una lástima porque parece que esta no es la semana que nos tocaba", dijo decepcionado García, que formó una pareja imbatida con su compatriota Cabrera Bello durante las sesiones de dobles.

Sergio García y Phil Mickelson disputaron el mejor partido de la última jornada (Tannen Maury/EFE-EPA)
Sergio García y Phil Mickelson disputaron el mejor partido de la última jornada (Tannen Maury/EFE-EPA)

El marcador final sirvió para recordar la capitanía del legendario Arnold Palmer, fallecido hace unos días y homenajeado por el equipo estadounidense durante toda la semana. "Estoy muy orgulloso de mis jugadores. Nunca he visto a un equipo unirse como una familia de esta manera", dijo Davis Love III, que comandó una escuadra con tan solo dos debutantes que empezó el torneo arrasando y luego supo mantener la ventaja.

"Estamos obviamente muy decepcionados, pero hay que reconocer el gran desempeño de Davis y su equipo", dijo el capitán del equipo europeo, el norirlandés Darren Clarke. Con esta victoria, Estados Unidos frena la racha ganadora de Europa, que se había impuesto en Celtic Manor (2010), Medinah (2012) y Gleneagles (2014). La próxima edición se disputará en 2018 en Saint-Quentin-en-Yvelines, cerca de París (Francia). 

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios