Jordan Spieth no se cansa de reventar récords

Tiger Woods se despide por la puerta de atrás del US Open con la peor actuación de su vida

El US Open de Chambers Bay escenifica el cambio de guardia en el golf de Estados Unidos. Sergio García pasó el corte sobre la campana

Foto: Tiger Woods se despide del US Open por la puerta de atrás.
Tiger Woods se despide del US Open por la puerta de atrás.

Tiger Woods ha salido por la puerta de atrás de la 115ª edición del US Open, curiosamente el último 'major' que reza en su palmarés, ganado hace ya siete años. Sólo tres jugadores han firmado un peor resultado que el gran campeón californiano esta semana en Chambers Bay y se despide a 21 golpes de los líderes, Jordan Spieth y Patrick Reed, la pareja de la Ryder Cup, la nueva guardia del golf norteamericano.

Tiger no estará este fin de semana en el US Open, pero seguramente sí veremos arriba el domingo, peleando por el título, a su célebre vestimenta de los domingos. Ya saben: pantalón negro y polo rojo. La misma que utiliza Reed como homenaje a su ídolo. La única diferencia es que Patrick también se la pone los viernes, porque es el día de corte y es su manera de recordarse que cada golpe cuenta para seguir en pie o caer a la lona.

Es la peor actuación de Woods en un 'major' en toda su carrera. Al mismo tiempo, Phil Mickelson, que sí ha pasado el corte, se encuentra a ocho impactos de los líderes. No hace mucho tiempo que esta combinación era, además de casi imposible de ver en un grande, un mazazo en toda regla para el golf norteamericano y sus implacables audiencias de televisión. Sin embargo, esto ya ha cambiado. Como decíamos, hay una nueva guardia en Estados Unidos y está perfectamente representada en la clasificación de este US Open después de dos jornadas. Y es que a un golpe de Spieth y Reed se encuentra Dustin Johnson, el jugador que siempre, y mucho más en Chambers Bay, parece jugar otro campo gracias a su pegada. Johnson no mira contornos ni juega con caídas, pega el drive lo más recto que puede y después se lanza a por el trapo, generalmente con un wedge en la mano. Si consigue patear bien el fin de semana será muy difícil arrebatarle la victoria.

Si alguien puede hacerlo es Jordan Spieth. Sombrerazo ante el joven jugador norteamericano. Ya puede presumir de lo que no muchos han conseguido. Después de ganar el Masters de Augusta, lidera el US Open a falta de 36 hoyos. Este viernes ha firmado 67 golpes, la tercera mejor vuelta del día, sólo superada por uno por J.B. Holmes y Louis Oosthuizen. No obstante, quizás más importante que la vuelta de este viernes resultó ver cómo este jueves fue capaz de recomponer un mal inicio de torneo, donde se le vio nervioso, acelerado y algo desubicado. Su caddie hizo un gran trabajo, entre él y el propio Spieth consiguieron meterse de nuevo en faena y rematar la obra con el liderato. Dijo el martes que llegaba al US Open dispuesto a seguir siendo el único jugador a partir del lunes que puede ganar el Grand Slam. Se lo ha propuesto y de momento va por buen camino. Por lo pronto, ya ha hecho historia por dos vías: es la primera vez en la historia moderna del US Open que después de 36 hoyos hay dos líderes menores de 25 años y acumula el resultado más bajo de siempre en sus seis primeras rondas de major este año (cuatro de Masters de Augusta y dos de US Open): -23.

La nueva guardia del golf norteamericano está dispuesta a tomar definitivamente el relevo, lo que no significa que Tiger y Mickelson, por ejemplo, no vuelvan a ganar o a estar arriba, ni mucho menos, seguro que lo harán de hecho, pero el presente y el futuro les pertenece ya a Spieth, Reed y Dustin Johnson. La jornada de corte de un 'major' da siempre para mucho. Rory McIlroy, número uno del mundo, y que lo seguirá siendo pase lo pase en Chambers Bay, ha pasado el corte pidiendo la hora. Ha terminado con doble bogey y bogey para acabar con +4, a nueve golpes de los líderes. Parece mucha distancia para recortar en 36 hoyos, aunque si alguien puede hacerlo es Rory. No anda fino, y no es sólo de esta semana, pero si le coge el aire a los greenes, siempre puede volar bajo.

Entre los nombres destacados que se han quedado fuera el fin de semana destacan Martin Kaymer, defensor del título, Bubba Watson, Graeme McDowell o Rickie Fowler, además del ya mencionado Tiger Woods. Tampoco pasó el corte Miguel Ángel Jiménez, que vivió una negra jornada en Chambers Bay, mientras que Sergio García tuvo que esperar al último putt del día para saber que jugaría el fin de semana. Un bogey del amateur Nick Hardy metió al jugador español a otros catorce jugadores que se encontraban con +5.

Más noticias en Ten-golf.es:

Tiger Woods entra en una espiral demoledora

Javier Ballesteros comanda la remontada de los españoles en St Omer

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios