está a cuatro golpes del líder, jordan spieth

Los demonios de Sergio y el recuerdo de Seve Ballesteros

A pesar de los malos recuerdos que le asaltan en el Augusta National, el jugador español completó una primera vuelta muy sólida y acabó cerca de los puestos de cabeza en el primer 'major' del año

Foto: Sergio garcia of spain walks down the second fairway during his practice round ahead of the 2015 masters at the augusta national golf course in augusta
Sergio garcia of spain walks down the second fairway during his practice round ahead of the 2015 masters at the augusta national golf course in augusta

“Tengo tantos malos recuerdos de golpes que pegué, que me parecían buenos y fueron desastrosos, que al final me hacen dudar. Son esos demonios que están por aquí esperándome”. Quien lo dice es Sergio García después de firmar un sólido 68 en la primera jornada del Masters. Lo dice, es verdad, mientras sonríe de puro alivio. Y se refiere esta vez al segundo golpe que pegaba en el hoyo 15, par 5, después de una gran salida. En circunstancias normales habría cogido el hierro 6 para salvar la ría frontal que defiende el green y ajustar el disparo a la bandera para dejarse una buena opción de eagle, pero ese mismo hierro 6, en situaciones similares, había acabado en el agua…

¿Qué es lo que hizo esta vez en vista de que el disco duro andaba dando la lata, filtrando imágenes tenebrosas en el momento menos oportuno? Coger un hierro 5 y pasarse ligeramente de green. Tiene su lógica.

Es un ejemplo nítido que ayuda a comprender por qué García nunca termina de verse cómodo en el Augusta National. Esta vez, sin embargo, el cuento ha tenido un final feliz. Precisamente en el día del cumpleaños de Seve, el de Borriol sacaba adelante una vuelta redonda, ribeteada con golpes que hubiera firmado el mago de Pedreña. Por encima de todos, ese birdie en el 14, embocando un aprochito delicadísimo desde fuera de green después de haber fallado la calle estrepitosamente. Un hoyo muy Seve, qué duda cabe. Tampoco estuvieron nada mal las recuperaciones del 4, del 10, o la del 18, para cerrar. Todo muy Seve. Todo muy Sergio también, por supuesto. “Esta mañana me acordé de que era su cumpleaños, pero luego en el campo vas prestando atención a todos los problemas que tienes. Pero si algunos golpes sirven para que alguien se acuerde de Seve, mucho mejor”.

No le va a quedar más remedio que seguir luchando contra los fantasmas. Buenas vueltas, como esta, son sin duda buenos purgantes.

Otras noticias de Tengolf.es:

- Tiger Woods sella la paz consigo mismo en Augusta, aunque no brille...

- La pócima mágica de Crenshaw y los elogios de Ernie Els

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios