sergio garcía, a cuatro golpes

Jordan Spieth deja en pañales a Rory McIlroy y Tiger Woods

El texano ha firmado 64 golpes y ha tomado el liderato con tres impactos de ventaja sobre Ernie Els, Justin Rose, Jason Day y Charley Hoffman. Sólo un golpe por detrás aparece un gran Sergio García

Foto: Spieth tiene tres golpes de ventaja sobre sus rivales (Efe)
Spieth tiene tres golpes de ventaja sobre sus rivales (Efe)

Jordan Spieth ha tardado bien poco en demostrar que va muy en serio a por este Masters de Augusta. El joven norteamericano de 21 años ha abierto la temporada de majors con un aplomo y una brillantez que dejan con la boca abierta al más pintado. No es fácil concebir una puesta en escena con semejantes galones en un jugador que está pisando Augusta por segunda vez en su vida

El texano ha firmado 64 golpes y ha tomado el liderato con tres impactos de ventaja sobre un interesante grupo de jugadores formado por Ernie Els, Justin Rose, Jason Day y Charley Hoffman. Sólo un golpe por detrás, es decir, con cuatro bajo par, aparece ya un gran Sergio García, que ha igualado con este arranque de Masters (68 golpes) su cuarta mejor vuelta en Augusta desde 1999. El jugador español ha cuajado una gran actuación, ofreciendo, especialmente a través de su juego corto, razones poderosas para soñar con un gran Masters.

Sergio García ha comenzado muy bien en Augusta (Efe)
Sergio García ha comenzado muy bien en Augusta (Efe)

El hombre del día no es otro que Spieth. El número cuatro del ránking mundial llegaba a Augusta con mucha presión. Todos le habían endosado la etiqueta de gran favorito a la victoria y, pese a su juventud, él lo lleva con absoluta naturalidad. Está hecho de una pasta especial, es de acero. Camina por el campo como si tuviera las pulsaciones de Miguel Indurain en una mañanita de paseo por Tafalla. Ha hecho nueve birdies y un solitario bogey, para convertirse en la primera vuelta del Masters más baja de la historia para un jugador de su edad. Ha batido el récord de precocidad del propio Rory McIlroy. Sus números hace tiempo que viajan paralelos en tiempo y forma a los de Tiger y McIlroy. No olvidemos que es la segunda participación de Spieth en el Masters y que, de momento, ha firmado cinco de cinco en vueltas sin perder con el campo, aunque la de este jueves ha sido la primera por debajo de 70 golpes.

Una tarjeta de 64 en Augusta no es una tarea sencilla. Tomen estas dos referencias: la mejo de un español en Augusta es de 65 golpes (Seve y Quirós) y la mejor de la historia en un major es de 63. Aquí, en Augusta, lo hicieron Nick Price y Greg Norman. Pare usted de contar. Por tanto, Spieth ha igualado la tercera mejor vuelta de la historia en Augusta, y lo ha hecho con 21 años, insistimos. Si alguien creyó ver un síntoma de debilidad en su bogey del hoyo 15, pronto se encargó Spieth de devolverlo a la realidad, con un birdie sublime en el hoyo 18, donde sólo se vieron siete en todo el día.

Su descomunal puesta en escena ha dejado casi en pañales el asalto de Rory McIlroy al grand slam y el regreso de Tiger Woods. De momento, el número uno del mundo está nada menos que a siete golpes de Spieth, sin hacer nada especial el primer día, aunque jugando bajo par, mientras que Tiger, cuyas prestaciones han sido notablemente mejores a sus últimas actuaciones previas a la retirada, se encuentra a diez. Ha despejado dudas, pero no todas. Ellos estaban llamados a ser los grandes protagonistas de este primer día, pero Spieth se los ha limpiado con una ejecución fría y maestra. Veremos hasta dónde es capaz de llegar. La incógnita está en saber si podrá mantener esta velocidad de crucero, algo que a priori se antoja imposible. Si lo hace estaremos sin duda ante una demostración sólo a la altura de los más grandes de la historia.

Otras noticias de Tengolf.es:

- El análisis de Álvaro Quirós: Spieth, Tiger y los brotes verdes

- Mil tratados de psicología sobre Tiger y sus circunstancias

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios