Es noticia
Menú
El gol de Iniesta en el Mundial de Sudáfrica 2010: en qué minuto fue y quién le dio el pase
  1. Deportes
  2. Fútbol
HISTORIA DE ESPAÑA

El gol de Iniesta en el Mundial de Sudáfrica 2010: en qué minuto fue y quién le dio el pase

Los detalles de un momento imborrable en la historia del fútbol español, el tanto con el que el centrocampista de Fuentealbilla dio el triunfo a la selección en el España-Países Bajos

Foto: El gol de Iniesta en la final del Mundial de Sudáfrica. (EFE/Archivo Lavandeira Jr.)
El gol de Iniesta en la final del Mundial de Sudáfrica. (EFE/Archivo Lavandeira Jr.)
Más información

Aunque ya ha llovido mucho, a nadie se le puede olvidar el momento más importante de la historia de la Selección española: el gol de Andrés Iniesta en el Mundial de Sudáfrica 2010. La volea con la que gritó todo el país envejece para bien, como el buen vino, presente en esa estrella que luce encima del escudo que llevan los jugadores de España en el pecho.

Aquella irrepetible selección de jugadores alcanzó la cima, con ese ciclo de Eurocopa-Mundial-Eurocopa en cuatro años en los que cada español sabía que los suyos eran los mejores, y que así lo iban a demostrar sobre el césped.

Iker Casillas, tocado por una varita en la portería; Piqué, Puyol o Ramos, gozando de sus mejores años en una defensa inquebrantable; Xavi, Busquets, Xabi Alonso, Iniesta o Silva, convirtiendo en una quimera perder un balón; o Villa, Torres y Pedro, en estado de gracia de cara a puerta. El grupo que comandaba Del Bosque era favorito, lo era por algo, y cumplió con creces.

Foto: Andrés Iniesta celebra el gol que le dio a España su primer Mundial en 2010. (EFE)

De hecho, el batacazo inicial ante Suiza inquietó, pero el pensamiento general seguía siendo el mismo: "España lo va a conseguir igualmente". El triunfo contra Honduras de la segunda jornada tranquilizó y ese zurdazo imposible de vaselina desde mediocampo del Guaje Villa frente a Chile volvió a colocar a la Selección española como primera candidata en el Mundial. A partir de ahí, solo quedaba sufrir en los partidos de cara o cruz.

Primero ante Portugal, con otro tanto del delantero asturiano que besó dos veces en la madera antes de hacerlo en la red. Después con Paraguay y el adiós a la maldición de cuartos que ya había quedado atrás en la Eurocopa de dos años antes. Por último, el cabezazo de Puyol por encima de las torres alemanas daba el soñado billete a la gran final de Sudáfrica.

placeholder Iniesta celebra el gol en la final del Mundial de Sudáfrica. (EFE/Luis Díaz)
Iniesta celebra el gol en la final del Mundial de Sudáfrica. (EFE/Luis Díaz)

El gol de Iniesta en el España-Países Bajos

El último escollo para ser campeón del mundo era Países Bajos en la final de Johannesburgo. Y el partido por el título no fue nada fácil. La selección neerlandesa salió más rocosa que nunca, con la lección de no dejar sentirse cómoda a España bien aprendida, aunque para ello tuvieran que dar una patada en el pecho como la de De Jong a Xabi Alonso, que se saldó con una simple amarilla.

Hubo oportunidades en ambos bandos, pero ninguna como ese mano a mano de Robben ante Casillas que el portero sacó con su pie derecho mediada la segunda parte, con España conteniendo la respiración. El 0-0 continuó en el marcador mandando la final a la prórroga.

El desenlace comenzó con la expulsión a Heitinga, privando a Holanda de uno de sus mejores defensas pocos minutos antes de que llegara el único gol del partido. El que supuso una Copa del Mundo. Todo llegó después de una cabalgada brutal de Jesús Navas, partiendo desde el pico de su área hasta cruzar el medio campo. Un rebote de la defensa holandesa hizo que Iniesta sacara a relucir su clase con un taconazo para dársela a Cesc Fábregas y, este, de nuevo a Navas.

El sevillano abrió a banda para Fernando Torres, quien no dudó en colgar la pelota al corazón del área. Allí no acertó a despejarla Van der Vaart, quedándole el balón suelto a Cesc. Fábregas se la regaló a Iniesta, a quien se le quedó botando con el control para engancharla y mandarla al fondo de la red a la vez que escuchaba el silencio.

placeholder Andrés Iniesta golpea la pelota en el gol de la final del Mundial. (EFE/Luis Díaz)
Andrés Iniesta golpea la pelota en el gol de la final del Mundial. (EFE/Luis Díaz)

Andrés Iniesta desató el delirio en el minuto 116 de la final del Mundial de Sudáfrica 2010, ya grabado a fuego en la historia de la Selección española, mientras se quitaba la camiseta para dedicarle ese gol irrepetible al fallecido Dani Jarque. Las ciudades de toda España salieron en masa a la calle celebrando un hito sin precedentes, y no era para menos. Sudáfrica 2010 siempre será sinónimo del éxito del fútbol español, y el genio de Fuentealbilla y su remate en el Soccer City, su imagen más característica.

Aunque ya ha llovido mucho, a nadie se le puede olvidar el momento más importante de la historia de la Selección española: el gol de Andrés Iniesta en el Mundial de Sudáfrica 2010. La volea con la que gritó todo el país envejece para bien, como el buen vino, presente en esa estrella que luce encima del escudo que llevan los jugadores de España en el pecho.

Andrés Iniesta Selección Española de Fútbol Mundial de Qatar 2022
El redactor recomienda