Es noticia
Menú
El 'error' de la UEFA con el valor de los goles a domicilio: "Se puede ser campeón sin ganar"
  1. Deportes
  2. Fútbol
PRIMERA 'PRUEBA', EN CHAMPIONS

El 'error' de la UEFA con el valor de los goles a domicilio: "Se puede ser campeón sin ganar"

Cincuenta y siete años más tarde, el máximo organismo del fútbol europeo ha cambiado una norma que en su puesta de largo en Champions no ha surtido el efecto que se esperaba

Foto: Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. (Reuters/Antonio Bronic)
Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. (Reuters/Antonio Bronic)

Este año, algo ha cambiado en el fútbol mundial. Después de 57 años, la UEFA decidía cambiar una de las normas históricas del balompié, la misma que entró en vigor en 1965: adiós al valor doble de los goles fuera de casa. Con ello, lo que se buscaba era un fútbol más atractivo, más ambicioso y en el que los partidos de ida y vuelta fueran de ataque... pero nada más lejos de la realidad. En la primera 'prueba', en los octavos de la Champions, el experimento ha pinchado en hueso.

"Siguiendo la recomendación del Comité de Competiciones de Clubes de la UEFA y del Comité de Fútbol Femenino de la UEFA, el Comité Ejecutivo de la UEFA ha aprobado una propuesta para eliminar la llamada regla de los goles en campo contrario de todas las competiciones de clubes de la UEFA (masculinas, femeninas y juveniles) a partir de las fases de clasificación de las competiciones de la 2021-22". Así anunciaba la UEFA en junio de 2021 el nuevo rumbo que tomaba el fútbol.

Foto: Thibaut Courtois, en el partido contra Italia. (Reuters)

No ha sido hasta los octavos de esta Champions cuando, a nivel mundial, se ha puesto de relevancia el peso exacto de la medida y, lo cierto, es que no solo no ha tenido la repercusión esperada, sino que ha generado el efecto contrario. Se intentaba hacer el fútbol más atractivo, con clubes locales con menos miedo a encajar y con equipos visitantes más lanzados al ataque y, por ende, partidos más abiertos... pero nada más lejos de la realidad: mucho empate sin valor en los primeros 90 minutos.

¿El motivo? Quizás muchos equipos consideran que el partido de ida se ha convertido en un trámite, donde lo único que realmente importa -salvo descalabro- es el partido de vuelta. Con la anterior norma, la ida de los octavos hubiera sido realmente impactante: dos victorias visitantes -muy importante la del Manchester City- y cuatro empates con goles nos hubieran deparado unos encuentros de vuelta de muchísimo nivel, con muchos equipos obligados a la remontada para seguir vivos.

La pregunta que la UEFA debe de hacerse es clara: ¿ha acertado con la eliminación del valor doble de los goles a domicilio? Los equipos visitantes no arriesgan tanto, a sabiendas de que sus goles ya no tienen tanta importancia y que la vuelta la jugarán en su casa; los equipos locales, por el contrario, ya no están incómodos con un mal resultado en la ida, a sabiendas de que tienen otro partido para sellar la clasificación. Y, mientras tanto, el que pierde es el espectador.

placeholder FOTO: Reuters/Sarah Meyssonnier.
FOTO: Reuters/Sarah Meyssonnier.

Con este cambio de norma, las eliminatorias a doble partido han perdido todo su sentido, pues ha dejado de tener premio un criterio de desempate que servía para darle más valor al equipo que mejor resultado lograra a domicilio. Eliminado este elemento, nadie ve el partido de ida como decisivo, por lo que ninguno de los contendientes arriesga más de la cuenta a la espera de que en el partido de vuelta sea donde se decida quién pasa de ronda.

El Cholo Simeone, uno de los grandes defensores de esta idea, tiene claro que algo ha cambiado en la presente temporada: "Ahora, con este cambio normativo, se puede dar el hecho de que un equipo sea campeón de la Champions sin ganar un solo partido en las eliminatorias. Eso sí, creo que es más justo ahora porque obliga continuamente a no perder, eso está claro", explicaba en sala de prensa tras el partido ante el Manchester United.

Muchos años tras la idea

Esta decisión no la tomó la UEFA de 'motu proprio', sino que en las reuniones de entrenadores que se celebran en Nyon previas a la temporada, son muchos los técnicos que llevan defendiendo esta idea desde hace muchos años, entre ellos, el argentino. Y es que muchos opinan que el anterior sistema es injusto, al entender que el valor goles de los goles a domicilio permitía que los equipos visitantes, en caso de prórroga, tuvieran media hora más 'de premio' para dar la vuelta al marcador.

Pero, ahora, esa situación ha cambiado y, con el actual sistema de competición, los ocho equipos que acabaron primeros en su fase de grupos tienen una mayor ventaja por jugar el partido de vuelta en casa. ¿Será el paso previo para generar duelos a único partido? Hay mucho dinero en juego, evidentemente, pero lo cierto es que la eliminación del valor doble de los goles en campo contrario genera que los encuentros de ida pierdan interés. O, al menos, que sean menos decisivos.

Este año, algo ha cambiado en el fútbol mundial. Después de 57 años, la UEFA decidía cambiar una de las normas históricas del balompié, la misma que entró en vigor en 1965: adiós al valor doble de los goles fuera de casa. Con ello, lo que se buscaba era un fútbol más atractivo, más ambicioso y en el que los partidos de ida y vuelta fueran de ataque... pero nada más lejos de la realidad. En la primera 'prueba', en los octavos de la Champions, el experimento ha pinchado en hueso.

UEFA
El redactor recomienda