Es noticia
Menú
Simeone, el entrenador mejor pagado del mundo está por primera vez en números rojos
  1. Deportes
  2. Fútbol
10 años de su llegada al Atletico

Simeone, el entrenador mejor pagado del mundo está por primera vez en números rojos

Cuatro derrotas consecutivas en Liga dejan a su Atleti fuera de puestos de Champions y a 17 puntos del Madrid. El Cholo se sabe intocable, pero también que depende de sus jugadores

Foto: Simeone, en el Nuevo Estadio de Los Cármenes. (REUTERS / Jon Nazca)
Simeone, en el Nuevo Estadio de Los Cármenes. (REUTERS / Jon Nazca)

"Ustedes son los primeros que de no ganar la Liga en Valladolid hablarían de El Pupas", recordó Diego Pablo Simeone a los periodistas después de conquistar su segundo título liguero con el Atlético de Madrid, y en referencia al apodo que se le puso al equipo colchonero tras la final de la Copa de Europa de 1974 frente al Bayern en Bruselas. "Los chicos de doce o catorce años no entienden qué es eso del Pupas", añadió el técnico argentino, aunque él mismo vivió algo peor en 2014 con el famoso gol de Sergio Ramos en el minuto 93 de la final de la Champions contra el Real Madrid en Lisboa y, dos años después, en la de Milán, donde de nuevo su equipo cayó derrotado por los blancos, en esta ocasión en la tanda de penaltis.

Foto: Imanol consuela a Iker Muniain tras la final de Copa. (EFE) Opinión

A pesar de aquellos dos infortunios, con los números en la mano es verdad que el Cholo ha logrado poner fin a la fama de eterno perdedor que le perseguía al Atleti y convertirlo en un equipo que, sin practicar un fútbol que vaya a dejar huella, ha demostrado saber competir. Un equipo del que él es el líder, así como el principal referente de un club que por algo le paga 43 millones de euros brutos por temporada, lo que le sitúa como el entrenador que más cobra del mundo, por delante de Pep Guardiola (Manchester City) y Jügen Klopp (Liverpool) y solo por detrás de los tres futbolistas que más ganan: Cristiano Ronaldo (Manchester United), Messi y Neymar (Paris Saint-Germain).

De la misma manera que hasta hace poco hablábamos del Barça de Messi y lo sigamos haciendo del Real Madrid de Florentino, es lógico que se hable del Atleti de Simeone, El rojiblanco es un equipo de autor, cuya principal figura no está en el terreno de juego, sino en la banda. Prueba de ello es que el pasado verano el Atlético de Madrid anunció su renovación hasta 2024 como el de la de gran estrella que es. No en vano, de cumplir lo firmado, el argentino habría aguantado en el otrora inestable banquillo colchonero nada menos que trece temporadas. Pero, claro, al igual que les sucede a los jugadores, el desgaste de los entrenadores también se nota.

Tras la derrota de este miércoles en el Nuevo Los Cármenes, los rojiblancos suman cuatro consecutivas en Liga. A saber, Mallorca, Real Madrid, Sevilla y el mencionado de Granada. Es la peor racha con Simeone de entrenador, que deja al equipo madrileño fuera de los puestos de Champions y a 17 puntos del líder, el Real Madrid, si bien los blancos tienen un partido más. "Las críticas son comprensibles y normales. Estamos en una posición con mucha exposición", dijo el Cholo esta misma semana, con esa calma de quien se sabe, más que seguro de sí mismo, intocable.

placeholder Simeone, acompañado por su cuerpo técnico y junto al título de Liga 2020 2021, tras firmar la renovación hasta 2024
Simeone, acompañado por su cuerpo técnico y junto al título de Liga 2020 2021, tras firmar la renovación hasta 2024

Plantar cara a Madrid y Barça

"Sabemos nuestro lugar y queremos mejorar, pero eso no es victimismo", sostiene el Cholo sobre la supremacía de los grandes del fútbol español a los que su equipo se ha empeñado en plantar cara. En los diez años recién cumplidos que lleva Simeone en el banquillo, primero del Calderón y ahora del Metropolitano, el equipo rojiblanco ha conquistado ocho títulos, cuatro nacionales (dos Ligas, una Copa y una Supercopa de España) y cuatro internacionales (dos UEFA Europa League y dos Supercopas de Europa). Con la espina clavada de las dos finales de Champions anteriormente comentadas, ningún entrenador rojiblanco ha ganado más.

En los 18 años que suma ya Florentino Pérez como presidente del Real Madrid, los blancos han conquistado 26 títulos, 14 internacionales y 12 nacionales, mientras que, en dos años menos, Messi llevó al Barça a ganar 35, en su caso 25 nacionales y 10 internacionales. Si nos ceñimos a la 'era Simeone', es decir, el tiempo que el Cholo lleva al frente del Atleti, su compatriota Leo conquistó 20 títulos, 15 nacionales (5 Ligas, 6 Copas y 4 Supercopas de España) y 5 internacionales (1 Champions, 2 Mundiales de Clubes y 2 Supercopas de Europa), por 18 de Florentino (3 Ligas, 4 Champions, 1 Copa, 3 Supercopa de España, 4 Mundiales de Clubes y 3 Supercopas de Europa).

En una entrevista concedida al diario AS, el Cholo aseguró que "el título más importante fue el del Bernabéu. Llevábamos 14 años sin ganar, son muchísimos, es un peso muy importante en la historia de los clubes. Se hablaba de jugar en un campo neutral. El Calderón parecía chico y nos invitaron a jugar en su casa. Hubo más de ellos que de nosotros y generamos algo que empezó en los futbolistas: darse cuenta de que en lo nacional podíamos empezar a ganar". Efectivamente, ahí es donde Simeone es muy bueno: convenciendo a sus jugadores, la mayoría, eso sí, de un primer nivel deportivo y económico, de que pueden plantar cara a Madrid y Barça.

Foto: Simeone celebra la victoria del Atlético de Madrid en Anfield. (Reuters)

Y es que, más allá de las victorias, y sin obviar que el fútbol en el que cree el Cholo no es fácil de digerir y solo es sostenible siempre y cuando los resultados le acompañen, su verdadero triunfo al frente del Atlético de Madrid va más allá de llevar títulos a unas vitrinas que casi tenían telarañas. Los rojiblancos siguen siendo grandes sufridores, pero también han aprendido a disfrutar sin olvidar lo que son. "Ganar un título es lo que todos buscamos, pero lo que en realidad nos genera felicidad es ver jugadores que se identifican con algo y terminan teniendo sentido de pertenencia con el club". Y ese club es hoy por hoy el Atleti de Simeone...

"Ustedes son los primeros que de no ganar la Liga en Valladolid hablarían de El Pupas", recordó Diego Pablo Simeone a los periodistas después de conquistar su segundo título liguero con el Atlético de Madrid, y en referencia al apodo que se le puso al equipo colchonero tras la final de la Copa de Europa de 1974 frente al Bayern en Bruselas. "Los chicos de doce o catorce años no entienden qué es eso del Pupas", añadió el técnico argentino, aunque él mismo vivió algo peor en 2014 con el famoso gol de Sergio Ramos en el minuto 93 de la final de la Champions contra el Real Madrid en Lisboa y, dos años después, en la de Milán, donde de nuevo su equipo cayó derrotado por los blancos, en esta ocasión en la tanda de penaltis.

Valladolid Diego Simeone UEFA Leo Messi Florentino Pérez