El fútbol a veces es muy simple: no se debe cabrear a Messi
  1. Deportes
  2. Fútbol
Exhibción de leo para golear al espanyol

El fútbol a veces es muy simple: no se debe cabrear a Messi

Con Iniesta sobre el terreno de juego la vida es infinitamente más fácil para el FC Barcelona y a Messi es mejor no sulfurarle, algo que hizo el Espanyol y le costó salir goleado del derbi

placeholder Foto: El partido de Messi fue excepcional (Alberto Estévez/EFE).
El partido de Messi fue excepcional (Alberto Estévez/EFE).

El aficionado culé empezó el día con el regusto amargo del vermú en el último momento cuando ya se había hecho alguna remota ilusión de que el Real Madrid pudiera pifiarla en Japón, se tomó el café plácidamente en su casa porque de los 4.492 compromisarios que estaban citados a la Asamblea Extraordinaria cuando se votó la propuesta de pacto con una parte de los exdirectivos demandados había en la sala sólo 376 personas, y terminó la noche con lo que de verdad le importaba, lo único: ganando el derbi.

Foto: Quique Sánchez Flores y Luis Enrique se verán las caras este domingo.

No fue un Barça espectacular, ni falta que le hizo. Hay dos ideas básicas: con Iniesta sobre el terreno de juego la vida es infinitamente más fácil y a Messi es mejor no sulfurarle. El espejismo de Luis Enrique de colocar a tres ‘jugones’ en el centro del campo como Sergio Busquets, Denis Suárez y el manchego fue un subterfugio, una trampa, un engaño. A la hora de la verdad, en el minuto 17’ un contragolpe, pase de 50 metros de Iniesta, control exquisito con el tobillo de Luis Suárez y pam, gol. Ea.

El Espanyol salió con valentía al Camp Nou, sin amilanarse, con las líneas más adelantadas de lo que se esperaba y renunciando a pertrecharse, pero en el minuto 6, primer aviso: Iniesta hizo volar la pelota desde su propio campo y Messi estrelló la pelota contra la red. Ya con el tanto de Suárez, a los pericos les entraron las lógicas dudas. ¿Y ahora qué? ¿Cuál es el plan? Controles cortos, la pelota pasando por Jurado y poco a poco se fueron reculando ante el empuje de un Barça que apostó por la verticalidad y tampoco generó grandes achuchos a Diego López, que sólo había encajado un gol en seis partidos antes de pisar el estadio azulgrana. A los cinco minutos de iniciarse el encuentro en la segunda mitad; la fatalidad. Un choque fortuito con Luis Suárez terminó con el portero marchándose cojo y con su rodilla derecha vendada, teniendo que ser sustituido por Roberto.

El efecto Leo

El conjunto de Luis Enrique siguió al trantrán, con la parsimonia y la confianza del que está convencido “pues ya llegará otro pase de Iniesta, otro desmarque de Messi, o de Luis Suárez, ya llegará el gol”. Y sí. Cabrear a Leo Messi es la peor idea del mundo y Caicedo la tuvo con una dura entrada al argentino que le costó una tarjeta. Leo se plantó, ‘hasta aquí hemos llegado’ y se puso a hacer diabluras en el área pequeña, sorteando hasta a tres rivales, un recorte por aquí, otro por allá, disparo a puerta y Luis Suárez que, como siempre acostumbra, anda con la caña puesta y en una así no perdona. Dos minutos después, en el 68’, punterazo de Messi y Jordi Alba al fondo de la red. El partido ya estaba sentenciado y con los pericos achicando aguas, los culés comenzaron a gustarse, a combinar más en pases cortos, a buscar espacios, pero tan panchos estaban que en una jugada aislada con Umtiti y Piqué en modo relax, David López anotó un tanto en el primer disparo del Espanyol a puerta en todo el encuentro.

De postre, a un minuto del final, una cabalgada de Messi, un pase a Luis Suárez, un globito del uruguayo y la delicadeza de Leo rematando entre las piernas de Roberto. Doce goles suman ya los dos en el campeonato y comparten Pichichi. El Barça se marcha de vacaciones en la Liga a tres puntos del Real Madrid con un partido más por el choque aplazado ante el Valencia por el Mundial de clubes, que siempre da más 'gustirrinín'.

El festival de fin de año lo emborronó la grada de animación propiciada, ayudada y sostenida por la Junta directiva del Fc Barcelona, desde la que se escucharon constantes insultos hacia los pericos y donde se exhibió una gran pancarta: “RCDE, primer negocio chino sin final feliz”. ¡Qué graciosos! En fin. Que tarde o temprano tendrán problemas con los ‘animosos’ aficionados que tanto le gustan a Luis Enrique es una cuestión de sentarse y esperar. Al tiempo.

Ficha técnica

4 - FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets (Umtiti, min.74), Denis Suárez (Rafinha, min.65), Iniesta; Messi, Neymar y Suárez.

1 - RCD Espanyol: Diego López (Roberto, min.53); Javi López, David López, Diego Reyes, Aarón; Javi Fuego, Diop, Jurado, Piatti (Reyes, min. 80); Gerard Moreno y Caicedo (Melendo, min.70).

Goles: 1-0, min.18: Luis Suárez. 2-0, min.67: Luis Suárez. 3-0, min. 68: Jordi Alba. 3-1, min.79: David López. 4-1, min.90: Messi.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró cartulina amarilla a Piatti (min.10), Aarón (min.13) y Caicedo (min.65).

Incidencias: Asistieron al encuentro 79.370 espectadores en partido correspondiente a la jornada decimosexta de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou. 

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
LaLiga Santander Quique Sánchez Flores FC Barcelona RCD Espanyol Jordi Alba Luis Enrique Derbi catalán Neymar Leo Messi
El redactor recomienda