la locura de dos aficionados

"He renunciado a comprarme un coche para venir desde Argentina a ver a Messi"

Rodrigo Monte y Julián Picó, dos argentinos de 21 y 20 años, han pagado casi 3.000 euros para viajar a España y estar presentes en el Camp Nou el próximo sábado

Foto: Rodrigo Monte y Julián Picó
Rodrigo Monte y Julián Picó

Según los datos de la Secretaría de Medios de Comunicación de Argentina, el 90% de la población es simpatizante de algún equipo de fútbol. En el país de la 'mano de Dios', donde los tangos hablan más de una pelota que de un amor fallido, el fútbol es pasión. Y Leo Messi, una institución. Por eso hay quien se cruza el Atlántico dejándose todos sus ahorros para ver a su ídolo en el campo.

Rodrigo Monte y Julián Picó son dos estudiantes de ingeniería que acaban de entrar en la veintena con ganas de comerse el mundo. Por eso no han dudado en sacar todo su dinero del banco para tener una historia que contar a sus nietos: que estuvieron en el Camp Nou viviendo un Barcelona–Real Madrid. “No queríamos dejar pasar más tiempo y que se desarme este equipo, queríamos ver a la delantera sudamericana de Messi, Súarez y Neymar junta”, explican. El coste de su viaje suma 50.000 pesos, unos 3.000 euros. “Con ese dinero podría haberme comprado mínimamente un coche”, asegura Monte. Pero eligieron a Messi.

Para ellos, el argentino no tiene el mismo toque con la camiseta blaugrana que con la albiceleste. “Aquí juega a otro nivel. Bueno, es que aquí juega acompañado. Está en el campo con otros diez jugadores, que lo harán bien o mal, pero por lo menos están”, resumen, criticando la falta de compromiso que a veces muestra el resto de internacionales con su capitán: “Solo le responden los que no están jugando en Europa, gente como Acuña, Pratto o Buffarini, gente que se emociona hasta cuando le ven por la tele. Hay muchos en Argentina que piensan que si se convocasen a diez troncos con Messi nos iría mejor que con la plantilla de ahora”.

“Nuestras familias nos tomaban por locos”

La idea del viaje se empezó a fraguar hace tres meses y terminó ampliándose a un recorrido por Europa, en el que visitarán otras ciudades (y otros campos de fútbol) en países como Italia, Alemania o Reino Unido. “Nuestras familias nos tomaban por locos, no creyeron que fuéramos a hacerlo hasta que no les enseñamos los billetes”, confiesan. “Habríamos venido solo por ver el Clásico; si hubiera sido en mayo, habríamos venido en mayo. Pagábamos lo que hiciera falta”.

“Lo que hiciera falta” se convirtió en 670 euros por entrada, tras varias incursiones por diferentes páginas web: “Intentamos sacar las entradas por el portal oficial del Barça, pero solo vendían las más caras. Al final las encontramos en Ticketbis a un precio que podíamos permitirnos”. Según datos proporcionados por Ticketbis, Argentina es el 5º país con más demandas de entradas para este partido desde el año 2011.

Para ellos será un partido diferente, el primero en tres años en el que compartirán campo con la afición contraria después de que la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) prohibiese en 2013 la presencia de público visitante para evitar enfrentamientos violentos. “Es diferente, aquí todo es más profesional, allí es un desastre pero es más pasional. Imagínate lo pasional que es que viajamos hasta aquí. En Sudamérica se siente distinto, los jugadores salen a matar, la afición lo vive diferente”, insisten.

"Nadie entiende que no haya renovado ya"

Rodrigo, hincha de San Lorenzo con la Copa Libertadores de 2014 tatuada en su pierna izquierda, y Julián, seguidor de Boca Juniors con un termo para el mate de los colores xeneizes, solo están de acuerdo en una cosa cuando hablan del fútbol: que ambos son 'messistas'. Por eso, entre las conversaciones se cuela de vez en cuando la inquietud por la tardanza del Barça para renovarle. “Podrían perder el mayor valor de su historia, no van a sacar dos jugadores así de la cantera. Yo le pondría un cheque en blanco y le diría: 'firmá'. Nadie lo entiende”, sentencia Rodrigo.

Aunque pronostican una victoria aplastante de los locales este sábado, saben que enfrente tendrán a otro de los mejores jugadores de la historia. “A Cristiano Ronaldo lo respeto muchísimo. Es un 'crack', dámelo siempre a mí, traémelo a Boca, ¡no me importa!”, bromea Julián. Y sin embargo, tienen claro por quién han renunciado a un coche, unas vacaciones de ensueño con la novia o a los ahorros de todo un año: "A uno lo comparan con los mejores del mundo, pero a Messi solo lo pueden comparar… bueno, con Messi”.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios