El pie de Messi demuestra que su entorno no sabe manejar situaciones normales
  1. Deportes
  2. Fútbol
PASARÁ PRUEBAS MÉDICAS Y ES DUDA PARA VIGO

El pie de Messi demuestra que su entorno no sabe manejar situaciones normales

El entorno de Leo Messi y el propio jugador son incapaces de manejar con naturalidad aspectos de su profesión tan usuales como las lesiones. Se ha vuelto a demostrar con el golpe que recibió ante el City

placeholder Foto: Leo Messi durante los amistosos que disputó Argentina (Efe).
Leo Messi durante los amistosos que disputó Argentina (Efe).

El entorno de Leo Messi y el propio jugador son incapaces de manejar con naturalidad aspectos de su profesión tan usuales como las lesiones. Se ha vuelto a demostrar una vez más durante la última semana. Las medias verdades entorpecen el desarrollo y tratamiento normal de situaciones tan sencillas como el hecho de que Messi recibiera un golpe en el Barça-City el 18 de marzo, como adelantó el pasado martes la emisora Rac1. A partir de ese momento, y pese al dolor, el jugador quiso arriesgar y no perderse el Clásico del domingo 22, en el que jugó 90’. Después se marchó con su selección a Washington y Nueva York, donde no ha disputado ninguno de los dos amistosos frente a El Salvador y Ecuador. Todo, mientras su entorno deslizaba que a Messi no le pasaba nada y mostraba su enfado frente a las informaciones que sostenían lo contrario. Al final, con el jugador ya regresando a Barcelona, admiten que sí, que efectivamente la inflamación de su pie derecho y las molestias no remiten.

Pese a ello, el argentino superó satisfactoriamente una prueba en Barcelona este jueves.Según el club azulgrana, la inflamación del pie derecho de Messi "ha mejorado" y el jugador intentará incorporarse este viernes con el resto de internacionales al que será el primer entrenamiento al completo del grupo para preparar la visita al Celta, complicada por ser justo después del 'parón' internacional y porque el conjunto celeste ganó a los blaugranas en el Camp Nou en el partido de la primera vuelta de la Liga BBVA. Mientras tanto, este jueves ya comenzó su puesta a punto, realizandocarrera continua y estiramientos sin ningún tipo de problema.

Que un futbolista como Messi no dispute ni un solo minuto con Argentina,aunque fueran dos encuentros amistosos, era suficiente motivo de alarma, pese a que los que le rodeaban insistían en que no sucedía nada anormal. El argentino no regresó a Barcelona después de que las pruebas que le realizaron el martes 24 de marzo descartaron una lesión, según anunció la AFA (Asociación de Fútbol Argentino) y el propio Barcelona, pero ni jugó ni ha podido entrenarse con normalidad durante toda la última semana. Ante el Real Madrid, ya tocado, no estuvo a su nivel habitual de excelencia y tiró por primera vez a puerta en el minuto 72. Se achacó entonces, sin conocer que tenía molestias, a que Luis Enrique le confinó en la banda derecha, pero son muchos los partidos en que el argentino ha comenzado en esa posición y enseguida se cambió, cosa que no sucedió en el Clásico.

Este miércoles, mientras Messi regresaba a Barcelona junto a su compatriota Mascherano, su entorno pedía disculpas por haber sostenido que el jugador estaba bien cuando no era así y admitían que la inflamación y el dolor en su pie derecho no han remitido a pesar del descanso durante estos siete días. Lo que no se entiende es el empecinamiento y la falta de transparencia. Parecía muy sencillo: nadie iba a echarle en cara a Leo, al revés, que hubiera jugado con molestias en el Clásico. Nadie tampoco habría criticado su implicación con la selección argentina (y la recaudación de los partidos ya que no es lo mismo que viaje o no Messi)y el intentarlo hasta el final, pese a que el pie no mejoraba. El hecho es queel único portavoz a estas alturas ha sido Gerard Piqué, que afirmó en el acto benéfico de ‘Relatos Solidarios’ en el que entregó un cheque de 50.710 euros al Instituto Guttman, que había hablado con su compañero y que cree que podrá jugar el domingo.

En los tres últimos meses Messi ha vuelto a dejar boquiabiertos, deslumbrados, a todos en el mundo del fútbol. Su calidad está fuera de toda duda, pero la manera en la que manejan él y sus allegados situaciones tan comunes como unas molestias y las convierten en un misterio dentro de un laberinto, es, también sin duda, mejorable. Messi tiene permiso, como Mascherano y los internacionales españoles, hasta este viernes, pero no tuvo ningún problema en acudir a entrenar.

Leo Messi FC Barcelona Lesión
El redactor recomienda