buyo habla del clásico con 'el confidencial'

"El odio de Luis Enrique hacia el Madrid es exagerado, pero en Barcelona esto vende"

Paco Buyo, que vivió el paso del asturiano al Barça cree que "el Madrid no se portó excesivamente mal con Luis Enrique para que éste pudiera odiar al club, al contrario"

Foto: Luis Enrique ya volvió al Santiago Bernabéu con el Celta de Vigo (EFE).
Luis Enrique ya volvió al Santiago Bernabéu con el Celta de Vigo (EFE).

La realidad del Clásico siempre está movida por los protagonistas que en él participan, y sus acciones, sus palabras, incluso sus simples gestos o su indiferencia, cambia rotundamente la percepción de un simple partido de fútbol. Este sábado, la trascendencia del Real Madrid-Barcelona será la misma de siempre, con ciertos matices diferentes… u otros matices recuperados de viejas épocas. Un ejemplo de esto último es que Luis Enrique vuelve al Bernabéu como miembro del Barcelona, un hecho que es imposible que pase inadvertido. Ni siquiera para Paco Buyo, una leyenda del madridismo que habla para El Confidencial de sus recuerdos del asturiano, de ese “chico con muy buena relación con todo el mundo”… pero que un día su vida cambió.

La primavera de 1996 estaba cerca de llegar a su fin, y con ello se empezaba a pensar ya en la Eurocopa de Inglaterra. Sin embargo, aún había un tema importante que hacía que los pensamientos sobre la competición internacional pasara a un segundo plano. El Real Madrid no ofreció la renovación a Luis Enrique, incluso sabiendo que Míchel iba a marcharse al Celaya al final de esa temporada. Y con la libertad que un contrato cerca de expirar le daba al asturiano, éste firmó por el Fútbol Club Barcelona un 27 de mayo. Fue una negociación que llevó personalmente el vicepresidente Joan Gaspart, que supuso una pequeña gran venganza por los fichajes de Luis Milla y Michael Laudrup por el eterno rival. De ese día “surgió ese desamor entre Luis Enrique y el Real Madrid”.

Paco Buyo sabe mejor que cualquiera cómo se vivió aquella situación en el seno del Real Madrid. El que fuera portero de la Quinta del Buitre convivió con Luis Enrique durante las cinco temporadas en las que éste estuvo vistiendo de blanco. Vio los mejores momentos de Lucho, cuando sentó a Míchel, cuando Clemente prefirió al asturiano sobre el canterano blanco… y cuando Lorenzo Sanz decidió que la etapa de Luis Enrique en el Real Madrid había llegado a su fin. “Un jugador es profesional y él mismo elige su camino por la vida y el deporte. No tengo nada que reprocharle, miró por sus intereses. Esto es muy sencillo: igual que un club te echa, porque hay clubes que te echan, tanto Madrid como Barcelona, a cualquier jugador que no les interesa, pues el futbolista también está en su derecho de elegir”, recuerda Buyo.

Pero claro, lo que quizás no fuese tan racional como esa decisión fue lo que produjo su no renovación: Luis Enrique no se podía ver “ni en cromos” con la camiseta del Real Madrid. “Su odio hacia el Madrid es exagerado, pero cada uno es libre. Él mismo se besó el escudo cuando ganó 5-0 al Barcelona y luego le tiene cierta tirria al Madrid. No tengo palabras para describir eso”. De hecho, Buyo no ve motivos para ese desarraigo, puesto que no cree que el Madrid se portara "excesivamente mal con Luis Enrique para que éste pudiera odiar al club. Al contrario, yo creo que le dio la oportunidad de jugar en el mejor equipo del mundo, de ganar títulos y eso para cualquier profesional es muy bonito, y como deportista, único”.

Sin embargo, el portero gallego tiene una explicación para ese comportamiento del actual técnico del club azulgrana. “En Barcelona vende mucho odiar al Madrid, cualquier cosa que se diga contra el Madrid está muy bien vista en la Ciudad Condal. Mientras que en Madrid, la gente pasa un poco del tema. Los madridistas lo que quieren es que gane su equipo y punto. Puede que algún sector tenga un odio muy especial al Barça, pero en líneas generales diría que no. En Barcelona es incluso aplaudido el odio hacia el Real Madrid”. Buyo está convencido de que, en el fondo, Luis Enrique no odia tanto al Madrid. Cree que si le pregunta, le diría: “Que no Paco, que no le tengo odio, son tonterías".

“¿Parar para aplaudir a Messi? Esto no es baloncesto”

Como no puede ser de otra manera, Buyo espera un ambiente hostil sobre el técnico culé, porque “en su etapa de jugador no era bien recibido, había cánticos –como los que hacían mención a su padre Amunike– en contra de Luis Enrique. Pero yo lo que le diría a la afición del Bernabéu que pase. Lo que tiene que hacer es centrarse en su equipo, animarlo, llevarlo en volandas y dejar al rival, al que hay que respetar. Y si no te respetan, pues hay que dar un ejemplo extraordinario de lo que es este club”.

Pero ese señorío del que habla Paco Buyo no lo espera si Leo Messi superase el record de Zarra. “A mí me hace mucha gracia el señor Tebas, que eso sí, está en su derecho de pedir lo que quiera, aunque nadie le ha preguntado. Pero cuando vas a Barcelona, es más fácil pedir lo que quieras”, dice el exguardameta, que recuerda que “en la Liga española hay muchos jugadores que se merecen un homenaje por muchas cosas y yo nunca he escuchado al presidente de la Liga o de la Federación pedir un homenaje a los que, por ejemplo, hemos superado los 500 partidos”.

Además, reconoce que si le sucediese a él, “prefiero que me lo dé mi público, mi gente, que no el público rival”. Ni siquiera lo consideraría un gesto de educación del Real Madrid: “¿Cortesía con el rival cuando te estás jugando la Liga y tres puntos muy importantes? Yo creo que es absurdo. Esto no es baloncesto que puedes pedir tiempo muerto para parar el partido y que el público se ponga a aplaudir a un jugador”.

“No veía a Iker para jugar en el Madrid”

Otro de los grandes protagonistas de la noche del sábado será Iker Casillas, que vivirá contra el Barça una de las pruebas que pueden definir si está en condiciones de ser titular o no. Para Buyo, Iker “ha pasado una racha muy mala, en la que no lo veía para poder defender la portería del Real Madrid, pero ya pasó ese bache de la final de la Champions y el Mundial y ahora tiene que recuperar sensaciones y volver a demostrar la calidad de gran portero que atesora”. Eso sí, no lo ve todavía “al nivel del Casillas que todos conocemos”.

El que fuera portero internacional no se moja sobre si el capitán del Madrid tiene que seguir en la Selección, y le pasa la pelota a Del Bosque. “Cualquier jugador, si está en condiciones y en el nivel para estar en la Selección, debe seguir, sino hay otros para jugar. La gran noticia para Del Bosque es que no sólo está Casillas, también están Pepe Reina, Víctor Valdés cuando se recupere, Diego López, Kiko Casillas, De Gea, Roberto... Posiblemente en todo el mundo no haya una selección que tenga el nivel en la portería que tiene España”, concluye Buyo.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios