Es noticia
Menú
El Calderón recibe a Luis Enrique, el entrenador que pudo cambiar su historia
  1. Deportes
  2. Fútbol
ERA EL ELEGIDO POR MIGUEL ÁNGEL GIL

El Calderón recibe a Luis Enrique, el entrenador que pudo cambiar su historia

En 2011 Miguel Ángel Gil había elegido a Luis Enrique como sustituto de Quique Sánchez Flores. El consejero delegado le llamó pero el acuerdo no llegó

Foto: Luis Enrique durante un encuentro (Efe).
Luis Enrique durante un encuentro (Efe).

Este domingo, a los aficionados rojiblancos y gallegos les toca ‘madrugar’ porque el Vicente Calderón acoge el partido matutino en el que se verán las carasAtlético y Celta. Al frente de ambos conjuntos, dos viejos conocidos: Luis Enrique y Simeone. Coincidieron en la Liga durante la primera etapa rojiblanca del argentino que vio al asturiano vestido primero de blanco y luego de azulgrana. Dos nombres propios y hombres de fútbol como ellos continuaron unidos al balón desde el banquillo y años después volverán a ser rivales desde el área técnica. Una imagen que podría no haberse vivido si en 2011 las negociaciones entre Miguel Ángel Marín y Luis Enrique hubieran llegado a buen puerto: el actual técnico del Celta era el elegido para coger las riendas cuando Quique Sánchez Flores estaba sentenciado.

En 2011, a principios de años, las aguas del Manzanares se revolvieron a su paso por el Vicente Calderón. Las cosas no marchaban bien bajo el mando de Quique Sánchez Flores, que había perdido la confianza del club. Condicionada por las urgencias, la directiva rojiblanca oteó el panorama para encontrar un sustituto para el técnico madrileño. Miguel Ángel Gil lo tenía claro: el elegido era Luis Enrique. En aquel momento el asturiano dirigía al filial del Barcelona y antes de recibir una oferta del consejero delegado del Atlético, éste llamó a Sandro Rosell para pedirle permiso y ponerse en contacto con Luis Enrique. La llamada existió pero el acuerdo nunca se llegó a cerrar.

Así las cosas, el Atlético recurrió a los servicios de Gregorio Manzano a pesar de que el andaluz no era el candidato que Miguel Ángel Gil quería. No terminaría la temporada ya que en diciembre del mismo año fue destituido. La desesperación se había adueñado del consejero delegado del Atlético de Madrid. Su entorno fue la clave. Los que rodeaban a Miguel Ángel le abrieron los ojos y le convencieron para que apostara por Simeone. El resto de la historia ya es conocida por todos: el Atlético se levantó para romper el duopolio de la Liga que estaba en manos de Real Madrid y Barcelona y tratar de tú a tú a los dos grandes sin olvidar los títulos que ha colocado en las vitrinas del Calderón: una Europa League, una Supercopa y la Copa del Rey conquistada en el Santiago Bernabéu ante el conjunto blanco.

Este domingo el que pudo ser y el que fue se reencuentran con sensaciones diferentes. Luis Enrique llega con un Celta que lleva cinco jornadas sin ganar y el equipo rojiblanco no es el mejor rival para reencontrarse con la victoria. El equipo Simeone no sólo puede seguir ampliando su mejor arranque en Liga, sino que aspira, junto al Barcelona, a alcanzar el récord del mejor comienzo de un equipo en Primera situado en nueve victorias seguidas y obtenido sólo por el Real Madrid en la temporada 1968-69.

Este domingo, a los aficionados rojiblancos y gallegos les toca ‘madrugar’ porque el Vicente Calderón acoge el partido matutino en el que se verán las carasAtlético y Celta. Al frente de ambos conjuntos, dos viejos conocidos: Luis Enrique y Simeone. Coincidieron en la Liga durante la primera etapa rojiblanca del argentino que vio al asturiano vestido primero de blanco y luego de azulgrana. Dos nombres propios y hombres de fútbol como ellos continuaron unidos al balón desde el banquillo y años después volverán a ser rivales desde el área técnica. Una imagen que podría no haberse vivido si en 2011 las negociaciones entre Miguel Ángel Marín y Luis Enrique hubieran llegado a buen puerto: el actual técnico del Celta era el elegido para coger las riendas cuando Quique Sánchez Flores estaba sentenciado.

Luis Enrique Vicente Calderón Diego Simeone Miguel Ángel Gil Marín
El redactor recomienda