Levy, el tipo duro que lo intentó todo para evitar el fichaje de Bale por el Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
ENVIÓ AL BERNABÉU UNA OFERTA DEL UNITED

Levy, el tipo duro que lo intentó todo para evitar el fichaje de Bale por el Madrid

Daniel Levy no dio el 'ok' hasta las ocho de la tarde de ayer. El máximo mandatario del Tottenham ha tratado de desquiciar al Real Madrid hasta el final

Foto: Daniel Levy, máximo mandatario del Tottenham, ha presionado al máximo al Real Madrid.
Daniel Levy, máximo mandatario del Tottenham, ha presionado al máximo al Real Madrid.

Daniel Levy no dio el 'ok' hasta las ocho de la tarde de ayer. Cinco horas después, Gareth Bale aparecía por Madrid. Hasta ese instante, minutos después de perder con el Arsenal, mantuvo su imagen de tipo duro, de negociador imperturbable. El presidente del Tottenham había aceptado días atrás los 78 millones de libras (91,2 millones de euros) como precio de la operación, pero hasta última hora estuvo bromeando, tal y como afirmaba algún directivo del Real Madrid, o tocando las narices, como decía otro bastante menos diplomático.

El último movimiento, además del de pedir diez millones de libras, de un futuro traspaso, fue el de enviar al Santiago Bernabéu la oferta que había realizado el Manchester United y que alcanzaba los 82 millones de libras (100 millones de euros). Tal cual. No adjuntaba nota alguna. Simplemente buscaba un último intento de alargar el suspenso y, de paso, fastidiar a Florentino Pérez, con el que no tiene química alguna. Cero.

El máximo mandatario de los 'Spurs' quería quedar por encima, tanto del jugador como del Real Madrid. Por este motivo no dio el 'ok' hasta la tarde de ayer. Estaba obligado a hacerlo. Ya se había gastado los casi 100 millones de euros que sabía iba a ingresar por el traspaso de Bale, pero le gusta manejar los tiempos. "No teníamos intención alguna de vender, pero el jugador quería marcharse", comunicó a través de la web del club.

La historia no es nueva. Florentino Pérez ya la vivió hace justo un año con el traspaso de Luka Modric. Levy busca desquiciar al contrario. Frío al máximo, en el caso del croata fue por 600.000 euros, en este caso por querer pasar a la historia como el hombre que vendió más caro en la historia del fútbol y después como el hombre que vaciló a todo un Real Madrid.

El Tottenham pagó 10 millones de libras en 2007 por el fichaje del galés al Southampton. El precio por una promesa de 18 años fue considerada excesiva. Seis años después, los dirigentes del club londinense han multiplicado casi por ochoel dinero puesto sobre la mesa para cerrar lo que fue considerado como una locura: Bendita locura, que dirían algunos.

Bale llega al Real Madrid y lo hace con rango de estrella, pero en la actual escala de sueldos blancos, el galés pasará a ocupar el tercer puesto tras Cristiano Ronaldo y Casillas, al mismo nivelde Sergio Ramos, tal y como certifican los 6,5 millones de euros que percibirá por temporada, con los derechos de imagen repartidos entre el club y el jugador.

Gareth Bale