LA ZAGA ES LA LÍNEA CON MÁS URGENCIAS EN EL BARCELONA

Dani Alves evidencia que el primer objetivo de la renovación culé debe ser la defensa

La Champions ha sido la chispa que ha encendido la mecha tanto en Madrid como en Barcelona. En el Santiago Bernabéu, la eliminación desencadenó todas las

Foto: Dani Alves evidencia que el primer objetivo de la renovación culé debe ser la defensa
Dani Alves evidencia que el primer objetivo de la renovación culé debe ser la defensa

La Champions ha sido la chispa que ha encendido la mecha tanto en Madrid como en Barcelona. En el Santiago Bernabéu, la eliminación desencadenó todas las teorías que dan por hecha la marcha de Mourinho así como las salidas de algunos de los jugadores que formar parte de la actual plantilla blanca. Algo que se repetirá en el Camp Nou. El club azulgrana necesita una renovación que se hará efectiva en todas sus líneas: empezando por la portería buscando un sustituto a Víctor Valdés y acabando por la delantera donde necesitan un delantero de garantías que acompañe a Messi y le supla cuando éste se lesiona. Eso sí, la defensa es la que presenta más urgencias. El rendimiento de Dani Alves (pese al resurgir de los dos últimos meses) ha evidenciado que la zaga debe ser el primer objetivo a tratar.

Tito Vilanova no sólo heredó el esquema del Barcelona de Pep Guardiola que él ha modificado con su toque personal, también su política de fichajes. El club azulgrana ha apostado por una plantilla corta que ha terminado pasando factura al equipo: en los grandes equipos, lo normal es tener un par de jugadores por puesto, algo que no sucede en el Barcelona que sufre cuando las lesiones atacan a la plantilla. En la presente temporada, la defensa se ha convertido en el talón de Aquiles del conjunto azulgrana ya que a lo largo de los últimos meses, todos los integrantes de la zaga han pasado por la enfermería. Y algunos han repetido o siguen en ella como es el caso de Puyol.

El club intentó solucionar las múltiples bajas reubicando sin éxito a jugadores como Alex Song o Adriano. Al constante encaje de bolillos que había que hacer todas las semanas para formar una defensa con algo de continuidad, hay que unir la acumulación de minutos o el pobre rendimiento (sólo se salva Jordi Alba y Abidal acaba de volver) de algunos jugadores como es el caso de Gerard Piqué, que ha notado la constante ausencia de Puyol; Mascherano, un centrocampista reconvertido en defensa, o Dani Alves que ha firmado una temporada tremendamente irregular a pesar de haberse estabilizado en los dos últimos meses. El lateral brasileño lleva un tiempo en entredicho. Las dudas y los interrogantes han planeado sobre su figura y muchos han hecho de él un fijo en las listas de posibles salidas en el mercado estival.

Dani Alves ha sido parte activa de los éxitos cosechados por el Barcelona en las últimas temporadas pero su rendimiento ha experimentado una progresión descendente. Cuestionado desde los primeros compases del curso deportivo, el lateral se ha ido desinflando con el paso de las jornadas y se ha convertido en un serio candidato a hacer las maletas para abandonar el Camp Nou no sólo por su ritmo irregular sino porque el club considera que podría hacer caja con el brasileño. Y es que la renovación que pide a gritos el equipo no sólo pasa por las salidas, también por las entradas y para ello el Barcelona necesita aumentar su presupuesto inicial de 50 millones de euros para solucionar todos los frentes abiertos. Y no son pocos.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios