LA GRAVE LESIÓN YA IMPIDIÓ SU MARCHA AL LIVERPOOL

Villa vuelve a plantearse irse del Barça justo un año después de lesionarse

Un año entero y una grave lesión de por medio no han cambiado un ápice la situación de David Villa en el Barcelona. La fractura de

Foto: Villa vuelve a plantearse irse del Barça justo un año después de lesionarse
Villa vuelve a plantearse irse del Barça justo un año después de lesionarse

Un año entero y una grave lesión de por medio no han cambiado un ápice la situación de David Villa en el Barcelona. La fractura de tibia que se produjo en las semifinales del Mundial de Clubes en Yokohama (Japón) el 15 de diciembre de 2010 no fue más que el amargo colofón a una temporada en la que había dejado de ser imprescindible para Guardiola. El segundo plano al que le condenó el entonces técnico del Barça fue motivo más que suficiente para que el Guaje decidiera buscar una salida. A Liverpool, concretamente. Allí, de la mano de Pepe Reina como contamos en El Confidencial, estaba todo previsto para desembolsar una cantidad cercana a los 15 millones de euros en el mercado de invierno y hacerse con los servicios del goleador español. El heredero de Torres, pensaron. Todo estaba atado. Sin embargo, la fortuna le dio las espalda a Villa y su grave lesión le condenó a continuar al menos un año más en el Barcelona.

Con la frustración de ver ganar a España la Eurocopa por la televisión, el máximo goleador del fútbol español recibió con alivio la marcha de Guardiola y el paso de Tito Vilanova al primer plano. El cambio de técnico era su oportunidad para revalorizarse en el Barcelona… si la pierna respondía, claro. Y respondió. La recuperación total de Villa llegó con el arranque de la temporada y la ilusión por hacerse de nuevo con el lugar que nunca debió perder disparó el optimismo en el asturiano. Las cosas, sin embargo, no han sucedido como él había planeado. Tito Vilanova parece haber recogido el testigo de Guardiola y Villa tampoco es un fijo en su Barça. De hecho, parece siempre la última opción como se demostró en el Benito Villamarín cuando recurrió a Alexis, que volvía de una lesión de un mes, para suplir  a Cesc a los 5 minutos de partidos. Un palo difícil de encajar para alguien como el Guaje, acostumbrado a ser un titular indiscutible allá donde ha jugado. Su titularidad en Copa ante un equipo de Segunda como el Córdoba no ayudó demasiado.

David Villa ha analizado todo y ha hecho sus números. Si con sólo 874 disputado ha metido  8 goles (5 en Liga y 3 en Copa), qué no será de si le diera Vilanova la condición de titular que cree merecer. El Guaje siente que puede ser importante para el Barça y que su pierna está en perfectas condiciones. Sin embargo, no quiere hipotecar su futuro a otra temporada de banquillos y suplencias. Tanto, que ha retomado la idea de marcharse en el mercado de invierno si la cosas no cambian. Algo que tendrá que suceder desde hoy mismo. El partido ante el Atlético de Madrid, sin duda un duelo clave para la Liga, definirá si Tito Vilanova cree en él o le considera un actor secundario. De lo que pase esta noche dependerán en gran medida los siguientes pasos. Ofertas desde luego no le van a faltar y sabe que en Liverpool tienen la puerta abierta para concretar lo que el año pasado no pudo ser.

En el Barcelona le queda esta temporada y una más por lo que en el club no verían con malos ojos la marcha del futbolista ahora, ya que es una de las últimas opciones para ingresar algo de dinero por un futbolistas por el que en su día Laporta no dudó en pagar 40 millones de euros. Villa, por su parte, sabe que en horizonte se dibuja el Mundial de 2014 y que resignarse a ser un suplente más no le ayudará demasiado a continuar con su marcha triunfal en la Selección. Quiere y, sobre todo, necesita jugar todos los domingos. Está en su ADN.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios