Es noticia
Menú
El dilema de Kylian Mbappé: de idolatrado a apestado en el panorama futbolístico mundial
  1. Deportes
  2. Fútbol
RECHAZÓ AL REAL MADRID

El dilema de Kylian Mbappé: de idolatrado a apestado en el panorama futbolístico mundial

Las decisiones, conductas y declaraciones del francés han provocado una significativa pérdida de popularidad entre compañeros, técnicos, aficionados y compatriotas

Foto: Mbappé agradece el apoyo de la afición. (Reuters/Christian Hartmann)
Mbappé agradece el apoyo de la afición. (Reuters/Christian Hartmann)

El 21 de mayo, contra todo pronóstico, Kylian Mbappé renovaba su contrato por el Paris Saint-Germain. El delantero francés dejaba plantado a un Real Madrid con el que tenía apalabrado su fichaje, a falta de la rúbrica final. El joven futbolista era el jugador más codiciado del fútbol mundial.

Mbappé firmaba un contrato astronómico con el PSG, como revelaba meses después 'The New York Times', que incluía una prima de fichaje de 125 millones de euros, a los que suma una ficha anual de 83 millones. Pero, además, el club le daba voz y voto en las decisiones deportivas, incluyendo la elección del director deportivo, técnico y renovación de la plantilla. Eso provocó un tsunami que terminó con la salida de Leonardo y Mauricio Pochettino, y la llegada de Luis Campos y el técnico Christophe Galtier. El ambiente se comenzó a enrarecer cuando se filtró que Mbappé dio orden de poner en venta a Neymar, con el que no tiene buena relación. Sin embargo, el brasileño no solo se ha quedado en el Parque de los Príncipes, sino que, además, está completando un gran inicio de temporada. La relación entre ambos es inexistente, y no es el único. Antes ya hubo un grupo de jugadores a los que se empujó fuera del club para hacer hueco a las peticiones del delantero. Entre los damnificados aparecían Ander Herrera, Mauro Icardi o Julian Draxler.

Mbappé, que ha dejado de ser el más popular del vestuario del PSG, también tiene un pulso con la Federación Francesa de Fútbol (FFF) por negarse a participar en las campañas de alguno de sus patrocinadores. El jugador no quiere respaldar a las marcas de comida rápida y a las empresas de apuestas, lo que provocó en junio una reunión entre sus agentes y el presidente de la FFF, Noel Le Graet. Al final de la misma, Mbappé fue categórico en su comunicado: "He decidido no participar en la sesión de fotos tras la negativa de la federación francesa a cambiar el acuerdo de derechos de imagen con los jugadores".

placeholder Mbappé, después de un partido con Francia. (Reuters/Christian Hartmann)
Mbappé, después de un partido con Francia. (Reuters/Christian Hartmann)

El panorama para la FFF se complicó cuando el seleccionador, Didier Deschamps, y varios internacionales franceses se pusieron del lado de Mbappé. Después de varias reuniones se acordó que la Federación realizaría un cambio en su política de patrocinio. Lo que ha provocado que la relación de Le Graet y su equipo con el delantero se haya enfriado notablemente.

A eso se añade otro desafortunado capítulo protagonizado por el futbolista. Durante la rueda de prensa previa al partido del PSG con la Juventus en Liga de Campeones, un periodista le preguntó por qué el equipo había viajado en avión para disputar el partido de liga ante el Nantes, pese a disponer de un tren de alta velocidad que conecta a las ciudades en dos horas (hay 380 kilómetros). El delantero, de 23 años, no puede contener la carcajada ante la pregunta y su entrenador, Galtier, respondió entre risas: "Hemos hablado con quienes organizan nuestros desplazamientos para ver si podemos ir en carro a vela".

La frivolidad de ambos sobre un asunto tan sensible como el de la polución y el cambio climático despertó una oleada de críticas en Francia. Entre ellas las de la ministra de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, en Twitter. "Sr. Galtier, nos ha acostumbrado a respuestas más relevantes y más responsables. ¿Hablamos?", le reprochó la ministra. El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, señaló también a Mbappé y lamentó las risas de los dos. "Era el momento más inoportuno para reírse. Creo que todos tenemos que tomarnos en serio el cambio climático", indicó. Las críticas al delantero en redes sociales eran menos amables. Los mismos que elogiaban su desempeño con la selección le atacaban ahora con vehemencia.

placeholder Mbappé, en acción durante un encuentro. (Reuters/Christian Hartmann)
Mbappé, en acción durante un encuentro. (Reuters/Christian Hartmann)

El último patinazo de Kylian se produjo este jueves, después de la victoria de Francia sobre Austria en el partido de la Liga de Naciones. El delantero, autor de un gol y figura destacada en el encuentro, realizó unas declaraciones a la conclusión que evidenciaban su malestar con las decisiones de su entrenador en el PSG. "Tengo mucha más libertad aquí que en mi club. El seleccionador sabe que hay un 9 como Giroud que fija a la defensa mientras yo tengo más espacio. Es diferente", afirmó. El problema es que ese rol que él desempeña en Francia lo tienen Messi y Neymar en el PSG y a él le toca ser el 9 que se desgasta en la lucha con los centrales. Las declaraciones han molestado en el PSG, especialmente a su entrenador, Galtier, al que Mbappé quiere condicionar.

Leo Messi tampoco tiene una relación especialmente fluida con Kylian, algo que viene condicionado por la estrecha relación que el argentino tiene con Neymar, enemigo frontal del francés en el equipo. Hasta el punto de haber discutido por el lanzamiento de alguna falta o de penaltis durante partidos esta temporada. Habrá que ver qué postura toma Galtier, que, por otro lado, es consciente de que no es buena idea discutir con Mbappé porque eso te acerca a la puerta de salida, como le ocurrió a un Pochettino que no quiso plegarse a las 'recomendaciones' del jugador galo.

Mbappé ha pasado de ser idolatrado a ser un apestado. Los madridistas no quieren saber nada del delantero que les dejó 'plantados en el altar', el vestuario del PSG le mira como a un niño caprichoso que condiciona las decisiones deportivas del club, a su entrenador le incomodan sus comparaciones con su rol en la selección y en la Federación no han caído bien sus exigencias de patrocinio. De hecho, muchos compatriotas le han puesto la cruz por su falta de sensibilidad con cuestiones como el cambio climático. Kylian ha perdido el 'hype' que le convirtió en 'el rey del mundo', como le calificó 'L'Equipe' en su día. Ahora que llega el Mundial de Qatar, en el que Francia defiende corona, Mbappé tiene una buena oportunidad de recuperar ese aprecio a golpe de goles.

El 21 de mayo, contra todo pronóstico, Kylian Mbappé renovaba su contrato por el Paris Saint-Germain. El delantero francés dejaba plantado a un Real Madrid con el que tenía apalabrado su fichaje, a falta de la rúbrica final. El joven futbolista era el jugador más codiciado del fútbol mundial.

Kylian Mbappé
El redactor recomienda