El duro ‘Klassieker’ holandés, maldito para el Feyenoord cuando arrasa en liga
  1. Deportes
  2. Fútbol
Recibe al Ajax con pleno de victorias

El duro ‘Klassieker’ holandés, maldito para el Feyenoord cuando arrasa en liga

La tradición es sesuda con el cuadro de Róterdam: cada vez que obtiene siete o más triunfos seguidos de inicio en la Eredivisie, su rival de este domingo se acaba llevando el título

placeholder Foto: Jugadores del Feyenoord saludan a sus seguidores (Reuters)
Jugadores del Feyenoord saludan a sus seguidores (Reuters)

Al hincha del Feyenoord se le revuelven las tripas cada vez que a su equipo le da por empezar la liga en plan dictador. Dicha contradicción se sustenta en una terrible paradoja que ha golpeado el ánimo de los de Róterdam desde que su reloj biológico echara a andar allá por 1908: Si ‘Het Legioen’ hace pleno de puntos en las siete primeras jornadas de la Eredivisie, el título acaba cayendo en las alforjas del Ajax, su peor enemigo y con el que se cruzará este domingo en el mítico De Kuip (La Bañera). Sucedió en cuatro ocasiones a lo largo de la historia, y en todas ellas el desenlace de la película fue, por increíble que parezca, el mismo.

Los de Van Bronckhorst no llevan esta vez siete, sino nueve triunfos consecutivos en liga y aventajan en cinco unidades a los de Amsterdam, a la cabeza del pelotón de persecución del vigente campeón de Copa. Curiosamente, para esta situación concreta también existe un precedente, e igualmente de infausto recuerdo para los ‘Feyenoorders’: en la temporada 93-94 visitaron al Ajax de Louis van Gaal en la décima jornada con la mochila repleta de puntos tras hacer pleno en las nueve anteriores. Los forasteros, en cuyo once figuraba el hoy preparador 'ajacied', Peter Bosz, se adelantaron por dos veces en el marcador muy pronto con los tantos de Scholten y Esajas. Pero el futuro campeón de liga reaccionó tras el descanso y consiguió la igualada a falta de dos minutos para la conclusión.

Intensidad y coralidad

“¿De verdad? No tenía ni idea de esa curiosidad. ¡Mejor para nosotros! Son partidos que te gusta jugar: frente a un gran rival y en un buen momento. El Feyenoord es un buen equipo que aprieta mucho en su estadio y trata de complicarte la vida a cada instante. Tenemos que salir muy concentrados y extremar precauciones con las acciones a balón parado, que es donde más daño nos están haciendo. De los ocho goles que nos han metido, cuatro han sido en acciones de estrategia. Se pierden las marcas y nos pasa factura. Debemos andar más listos con eso”, explica a El Confidencial André Onana, el guardameta titular del Ajax, en vísperas de su primer ‘Klassieker’.

Sabe bien el meta camerunés que ésta va a ser su particular prueba del algodón desde que asumiera, hace menos de dos meses, el mando en la portería del más laureado club holandés. La intensidad y coralidad del juego que practican los pupilos de Van Bronkhorst (ex culé como Onana), con el demoledor tridente formado por Toornstra, el Pichichi Jorgensen y Berghuis, muy bien arropados por el incombustible Dirk Kuyt, ahora ejerciendo de ’10’, y el exquisito interior zurdo Tonny Vilhena, no parecen asustar en demasía al canteranoazulgrana, convencido de que la alta moral de los suyos tras encadenar diez triunfos al hilo entre todas las competiciones (el Celta cortó el jueves esa racha en Balaidos con el 2-2) es aval más que suficiente para hacerles frente con garantías de éxito.

placeholder Dirk Kuyt es el líder del Feyenoord Reuters (EFE)
Dirk Kuyt es el líder del Feyenoord Reuters (EFE)

“Somos el Ajax”

“Espero que no me hagan sufrir mucho. De todos modos, estoy tranquilo porque este Ajax está preparado para competir contra cualquier rival. Nosotros sabemos sufrirjuntos. Lo demostramos ante el Celta el otro día. A cualquier campo que vamos, salimos con la idea de ganar siempre porque somos el Ajax. No vamos a ver qué pasa. Tratamos siempre de poner el juego y hacer lo que sabemos para llevarnos los tres puntos”, apunta el meta 'ajacied'.

No deja de ser curioso que los dos futbolistas más en forma de ambas escuadras procedan del mismo país: Dinamarca. Nicolai Jorgensen, un '9' con alta capacidad rematadora por el que los de Róterdam pagaron 3’3 millones de euros al FC Copenhague en verano y que están amortizando a toda velocidad, a tenor de las nueve dianas que lleva firmadas. La última, el jueves en la Europa League y que sirvió para liquidar la resistencia de los ucranios del Zorya Luhansk.

placeholder En la imagen, André Onana, guardameta del Ajax (Reuters)
En la imagen, André Onana, guardameta del Ajax (Reuters)

Lugar perfecto para crecer

El que también la está rompiendo a la sombra de los canales del Amstel es el jovencísimo Kasper Dolberg. Fichado en 2015 del Silkeborg es, a sus 19 años, el talento más preclaro del balompié nórdico. Tras pasarse un año educando su infinita clase en el filial junto al propio Onana,su irrupción con el primer equipo ha llegado de la mano de un Bosz empeñado en rejuvenecer el once 'ajacied' a base de calidad y atrevimiento. Sus 6 goles en 15 duelos, pero sobre todo su habilidad para irse en una baldosa de sus marcadores o filtrar balones imposibles entre líneas a sus compañeros tiene embelesada a la parroquia del Amsterdam ArenA.

“Kasper es muy pero que muy bueno. Tiene muchísima calidad: dispara a puerta con ambas piernas, tiene un gran juego de espaldas, asiste de lujo, se mueve genial entre líneas… Hace cosas increíbles, como el otro día en Vigo, en la jugada del primer gol. Creo que está en el sitio justo para crecer porque tiene sólo 19 años y la filosofía del Ajax es precisamente la de apostar por gente joven de alto nivel. Justo por eso mismo me vine yo aquí”, cierra Onana.

Feyenoord Ajax de Ámsterdam