Guardiola va más lejos que Mourinho con Casillas y Hart acaba en el Torino
  1. Deportes
  2. Fútbol
nunca contó para el entrenador catalán

Guardiola va más lejos que Mourinho con Casillas y Hart acaba en el Torino

Siempre destacamos que Mourinho se cargó al capitán del Madrid y de la Selección, pues Guardiola ha hecho algo similar, aunque menos dramático, con Joe Hart, que ya es del Torino

Foto: Hart fue presentado en la sede social del Torino
Hart fue presentado en la sede social del Torino

¿Se imaginan que llega un entrenador a un equipo grande y decide dejar de contar con uno de los jugadores más importantes de la plantilla, el portero, que además, se da el caso de que es indiscutible en la selección del país donde juega? Claro que se lo imaginan, porque lo han vivido aquí hace pocos años con Mourinho y Casillas en el Real Madrid y España. Pero no por haber sucedido una vez deja de ser inusual y quién sabe si hasta nocivo no sólo para el jugador, sino para su propia selección y el fútbol de su país. Pues esa misma historia, aunque con tintes infinitamente menos dramáticos, se ha producido en Inglaterra y con la némesis de Mourinho, Guardiola, y el guardameta Hart.

A diferencia de Mourinho, Guardiola vino con la idea clara desde el primer momento. Lo de Mourinho fue todo un proceso de generación del odio. Pasó de decir que Casillas era "el mejor portero del mundo" en 2011 cuando el mostoleño fue premiado por la UEFA, a asegurar que prefería a Diego López y a Adán por encima de su capitán. Primero, lo dejó en el banquillo y, después, aprovechando la lesión del portero, fue criticándolo públicamente y, lo peor, filtrando informaciones peyorativas sobre Casillas a los medios de comunicación. Puso al presidente Florentino Pérez de su parte y a buena parte del público del Bernabéu, que incluso mucho después de marcharse Mourinho del Madrid, siguió pitando a Casillas cada vez que tenía un fallo.

Desde que Pep Guardiola fichó por el Manchester City, es decir, mucho antes de que ejerciera como entrenador del conjunto skyblue, ya se daba por hecho que buscaría un portero de su agrado y que Joe Hart se iba a ver obligado a marcharse del Etihad. El catalán ha insistido durante toda su carrera en que los porteros con los que él cuente sean principalmente hábiles con los pies, luego lo de parar balones viene después incluido en el pack. Primero tuvo a Oier Olazabal en el Barça B, después a Víctor Valdés, y por último, a Manuel Neuer, su auténtica creación de portero-líbero. En Manchester necesitaba a alguien de ese nivel técnico y Guardiola lo encontró en Claudio Bravo. Hart no daba el perfil.

Y a Guardiola le dio igual que Hart llevara seis años defendiendo como titular la portería del City y que en ese proceso se hubiera asentado como titular indiscutible de la selección de los Three Lions, que fuese jugador del equipo desde 2006. Que, en definitiva, haya sido una parte indispensable de la historia reciente del club, la más exitosa de toda su historia. "Sé que es una leyenda para este club. Sé lo que ha hecho, lo que ha ganado con este club. Forma parte de la historia, pero sabe desde el primer momento cuál es mi decisión, mi opinión sobre esa posición", dijo Guardiola después de que Hart fuera titular en la vuelta de los playoffs de la Champions League contra el Steaua de Bucarest y, para más inri, portara el brazalete de capitán. Ese fue su último partido como jugador del Manchester City después de diez años desde que fichara con 19 años.

El destino de Hart es, en comparación, similar al que tuvo Casillas el verano pasado cuando finalmente encontró una forma de salir del Real Madrid. Son equipos de otras ligas, además de literalmente, son conjuntos que están muy por debajo del nivel del Madrid y del Manchester City. Casillas firmó por el Porto, mientras que Hart ha optado por el Torino. Dos clubes que poca pinta tenían de ser sus lugares de aterrizaje forzoso. Para ser dos porteros de gran prestigio internacional, ninguno se marchó a un aspirante a ganar títulos grandes, es decir, a competidores directos de sus clubes de procedencia. Al menos el Porto es favorito en Portugal, el Torino apenas lucha por meterse en la pelea por entrar en Europa y, sobre todo, por no complicarse con el descenso.

Hart llegó a Turín en la mañana de este martes sin tener ni la más remota idea de italiano ni de lo que se iba a encontrar. Hasta tal punto fue así, que de las primeras cosas que hizo fue posar con una camiseta del grupo ultra del equipo. Al fin y al cabo, el inglés no tenía por qué conocer nada del Torino. Hace mucho que el club granata no es puntero en Europa. En su día era el mejor equipo del continente, pero estamos hablando de la década de los 40. Liderado por Valentino Mazzolla, ganó cinco Scudetti consecutivos con una superioridad aplastante sobre los demás equipos italianos.

El 4 de mayo de 1949, el avión que transportaba a toda la plantilla, cuerpo técnico y buena parte de la directiva se estrelló en las faldas de la basílica de Superga y el equipo pasó a convertirse en una leyenda. En la actualidad, el Toro se ha consolidado en la Serie A después de muchos años como equipo ascensor. Hace dos temporadas volvió a Europa después de dos décadas y se cargó, entre otros, al Athletic Club.

Serie A Joe Hart Sinisa Mihajlovic Iker Casillas José Mourinho Pep Guardiola Torino FC Manchester City Premier League
El redactor recomienda