Es noticia
Menú
El 'romano' Strootman esquiva la retirada y apunta al Real Madrid en la Champions
  1. Deportes
  2. Fútbol
El holandés lleva año y medio lesionado

El 'romano' Strootman esquiva la retirada y apunta al Real Madrid en la Champions

El centrocampista de la Roma, lesionado de gravedad en la rodilla en marzo de 2014, encara la parte final de su recuperación con el objetivo de estar listo para la eliminatoria de octavos de final

Foto: Strootman lleva más de año y medio lesionado (EFE/Alessandro Di Meo)
Strootman lleva más de año y medio lesionado (EFE/Alessandro Di Meo)

Kevin Strootman comienza a ver la luz al final del agujero negro en el que lleva sumido desde el 9 de marzo de 2014. El centrocampista holandés de la Roma, uno de los mejores volantes mixtos del balompié europeo actual, se encuentra en la última fase de recuperación de una grave lesión de rodilla que le ha obligado a pasar hasta en tres ocasiones por el quirófano y que le ha tenido al borde del retiro por culpa del llamado síndrome de Cíclope, una dolencia que se produce por la pérdida de la extensión de la rodilla después de una reconstrucción artroscópica del ligamento cruzado anterior.

Por suerte para el todocampista 'giallorosso', las hábiles manos del doctor Pier Paolo Mariani posicionaron debidamente en una complicadísima intervención el ligamento dañado en el sitio correcto el pasado mes de septiembre y los dolores de Strootman han ido remitiendo al tiempo que su rodilla izquierda responde satisfactoriamente al fin a las cargas de trabajo que debe afrontar a diario en Trigoria, la ciudad deportiva romanista, con el fin de poder volver a pisar nuevamente un terreno de juego con garantías. El medio tulipán, que expresó su felicidad a través de un vídeo difundido por el club italiano en los días previos a Navidad, se ha fijado ya una fecha para ese ansiado retorno: el encuentro de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que enfrentará a la Roma con el Real Madrid en el Olímpico de la capital italiana el 17 de febrero.

Pieza clave para Van Gaal

Si logra llevar a buen puerto sus planes, Strootman habrá cerrado un calvario de 23 meses largos que arrancó con una desafortunada acción al inicio de un choque liguero contra el Nápoles (dirigido entonces por Rafa Benítez) que derivó en una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Un mal apoyo con su pierna buena fue el causante del grave percance, que no sólo le privó de ayudar esa campaña a su nuevo club (había llegado el verano de 2013 procedente del PSV) en la pelea por el Scudetto, sino que también le dejó sin opciones de disputar el Mundial de Brasil con la 'Oranje', en la que era pieza básica en el esquema de Louis van Gaal. Tanto que el actual técnico del Manchester United se vio obligado a pasar del 4-3-3 al 5-3-2 ante su ausencia. "Strootman nos daba equilibrio y gracias a él toda la estructura tenía sentido. Cuando se lesionó tuvimos que cambiarlo todo porque no hay otro Strootman", explicó meses más tarde cuando pretendió llevárselo a Old Trafford, aun estando en la fase de recuperación de su primera intervención quirúrgica, realizada en Ámsterdam.

La vuelta de Strootman se hizo esperar más de la cuenta y no fue hasta el 9 de noviembre de 2014 cuando el número 6 de la Roma volvió a pisar un manto verde para disputar los minutos de la basura ante el Torino. Empero, el viento de la desgracia volvió a cebarse en el volante de Ridderkerk y cinco partidos más tarde, concretamente frente a la Fiorentina (25 de enero), su rodilla izquierda se resintió. El jugador viajó de nuevo a su país, donde le fue detectado un tejido fibroso en el cartílago que afectaba al normal funcionamiento del ligamento. Una artroscopia debía corregir el problema definitivamente, aunque los galenos le avisaron que debía despedirse de lo que restaba de temporada. Una más.

Esa segunda operación, sin embargo, sólo consiguió agravar la lesión de un Strootman que un mes después de pasar por el quirófano era incapaz de flexionar en toda su extensión la rodilla maltrecha, la cual además le producía intensos dolores durante los ejercicios de recuperación que había iniciado. Tras pasar por las consultas de varios especialistas y someterse a nuevas pruebas, que revelaron una implantación errónea del ligamento dañado como el causante de la falta de fuerza en su rodilla, el volante de 25 años, a instancias de su club, se puso en manos del doctor Mariani, quien ya intervino en 2006 a Totti con notable éxito, para que salvase su carrera profesional.

Reconstrucción del ligamento

Los rumores cada vez más persistentes de un prematuro adiós de las canchas del mediocampista tulipán llevaron a Strootman a difundir un comunicado en el que explicaba su delicada situación y sus ganas de seguir peleando contra la adversidad para disfrutar otra vez de su profesión:

"Debido a la falta de fuerza en la pierna izquierda, no puedo competir al más alto nivel en este momento. En las últimas semanas hemos consultado con algunos de los mejores especialistas y el personal médico de la Roma. Me han aconsejado reconstruir el ligamento existente en otra posición para tener menos problemas con la rodilla en el futuro. Voy a pasar otra vez por el quirófano y haré todo lo que esté en mi mano para volver a jugar lo antes posible".

La enésima intervención, llevada a cabo en la clínica romana Villa Stuart, fue todo un éxito pese a la dificultad que entrañaba. Aunque el profesor Mariani no se atrevió a poner una fecha al regreso del futbolista a un terreno de juego, sí garantizó que lo haría de nuevo en plenitud de condiciones. "Los tiempos de recuperación son difíciles de dar porque Kevin lleva prácticamente año y medio sin jugar, pero lo que sí puedo asegurar es que Strootman volverá a jugar al fútbol a nivel profesional", dijo el prestigioso galeno italiano.

La recuperación de Kevin Strootman.

Un verdadero gladiador

A partir de ahí, la fuerza de voluntad de este ‘pitbull’, al que en su país muchos consideran el heredero del gran Edgar Davids por su ingente poderío físico, su sentido táctico del juego y una notable calidad técnica, está haciendo el resto para acortar lo máximo posible los plazos de recuperación. Las buenas sensaciones de su rodilla izquierda y la ausencia total de dolores son la mejor prueba de que todo marcha viento en popa, algo de lo que se congratulan los propios compañeros del tulipán, que al igual que su técnico, Rudi Garcia, arden en deseos de volver a contar con un jugador llamado a liderar el mediocampo romanista una vez recupere su nivel de antaño. “Los campeones como tú son verdaderos gladiadores y no se rinden nunca. Te esperamos, tu ayuda es muy importante. Para nosotros eres la Roma en alma y corazón”, escribía Francesco Totti a fines del mes pasado para dar ánimos a un Strootman que había empezado a tocar el balón.

En el vestuario del cuadro de la loba capitalina saben bien que la vuelta a escena del zurdo tulipán con vistas al doble duelo europeo frente al Real Madrid sería un acicate añadido para tratar de dar la sorpresa y dejar en la cuneta a una escuadra, la de Concha Espina, que curiosamente cortejó sin éxito a Strootman en septiembre del pasado año luego de la precipitada salida de Xabi Alonso y Ángel Di María.

Kevin Strootman comienza a ver la luz al final del agujero negro en el que lleva sumido desde el 9 de marzo de 2014. El centrocampista holandés de la Roma, uno de los mejores volantes mixtos del balompié europeo actual, se encuentra en la última fase de recuperación de una grave lesión de rodilla que le ha obligado a pasar hasta en tres ocasiones por el quirófano y que le ha tenido al borde del retiro por culpa del llamado síndrome de Cíclope, una dolencia que se produce por la pérdida de la extensión de la rodilla después de una reconstrucción artroscópica del ligamento cruzado anterior.

El redactor recomienda