Es noticia
Menú
La FIFA presiona al gobierno de Israel para que deje vivir en paz al fútbol palestino
  1. Deportes
  2. Fútbol
Blatter se reúne con Benjamin Netanyahu

La FIFA presiona al gobierno de Israel para que deje vivir en paz al fútbol palestino

Blatter tiene previsto entrevistarse este martes con Netanyahu. Palestina denuncia la vulneración de los derechos de libre tránsito de sus futbolistas en los territorios ocupados por el ejército israelí

Foto: Imagen de aficionados palestinos durante un partido de su selección (EFE)
Imagen de aficionados palestinos durante un partido de su selección (EFE)

La FIFA estrechará el cerco sobre Israel en un último intento por evitar que en el inminente congreso que el órgano rector del balompié mundial celebrará en Zúrich los días 28 y 29 del presente mes se vea forzada a incluir en su orden del día una votación en la que las 209 federaciones nacionales decidan la posible exclusión del fútbol hebreo de todas las competiciones internacionales como medida de castigo ante las reiteradas e inútiles denuncias de Palestina sobre la vulneración de los derechos de libre tránsito de sus futbolistas en el interior de los territorios ocupados por el ejército israelí.

El presidente del organismo helvético, Joseph Blatter, tiene previsto viajar este martes a Tel Aviv para entrevistarse de urgencia con el primer ministro hebreo, Benjamin Netanyahu, con el claro objetivo de obtener del Jefe del Gobierno un compromiso firme que sirva para poner fin a una situación que impide desde hace una década el normal funcionamiento del balompié palestino, muy especialmente de su selección, que en más de una ocasión ha visto cómo los controles aleatorios llevados a cabo por las fuerzas de ocupación en los 'check-points' les privan de jugadores o material en tránsito de la Franja de Gaza a Cisjordania o viceversa.

A Blatter no le ha quedado otra que pasar a la acción con este ultimátum después de que el gobierno de Israel haya desoído de manera reiterada sus peticiones, siempre a través de su propio federación, para que dejaran vivir en paz a sus vecinos en lo que a materia futbolística se refiere, algo que ya motivo que el máximo dirigente del balompié palestino, Jibril Rajoub, elevara hace un año, durante el Congreso celebrado en Sao Paulo, una primera petición de expulsión de la FIFA y de todas sus competiciones de su homólogo hebreo.

Sin avances significativos

Si bien en dicha oportunidad los representantes del balompié hebreo se comprometieron a negociar con su propio gobierno para suavizar tales medidas, evitando así que se produjese una votación en su contra, todo parece indicar que las cosas serán ahora muy distintas, salvo que el veterano dirigente suizo, que aspira a conquistar su quinto mandato al frente de la gran familia del fútbol mundial, tenga éxito en su cónclave con Netanyahu.

Blatter citó la semana pasada en Zurich tanto al máximo responsable del fútbol israelí (IFA), Ofer Eini, como a su homólogo Rajoub, para tratar de acercar posturas, pero lamentablemente no se produjeron avances significativos para acabar con el contencioso, ya que la IFA insistió en que ellos tienen las manos atadas a causa de la estrategia operacional de las fuerzas de seguridad israelíes, que dependen directamente del gobierno.

El presidente de la FIFA aceptó las explicaciones de Eini y le dio la razón respecto al hecho de que su federación no ha cometido ninguna violación de estatutos, pero no está dispuesto a seguir pasando por alto las injerencias de Netanyahu en cuestiones relativas al fútbol, y menos en aquellas que afectan directamente a sus vecinos palestinos. Después de entrevistarse con el Premier hebreo, Blatter tiene previsto desplazarse a Cisjordania para mantener una reunión con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

La FIFA estrechará el cerco sobre Israel en un último intento por evitar que en el inminente congreso que el órgano rector del balompié mundial celebrará en Zúrich los días 28 y 29 del presente mes se vea forzada a incluir en su orden del día una votación en la que las 209 federaciones nacionales decidan la posible exclusión del fútbol hebreo de todas las competiciones internacionales como medida de castigo ante las reiteradas e inútiles denuncias de Palestina sobre la vulneración de los derechos de libre tránsito de sus futbolistas en el interior de los territorios ocupados por el ejército israelí.

Palestina Benjamin Netanyahu Israel
El redactor recomienda