PARA JUGAR CON LA SAMPDORIA EN EL CALCIO

La última locura de Eto'o: gastarse 25 kilos en la mansión de la maldición de Tutankamón

Samuel Eto'o es un jugador que no deja a nadie indiferente allá donde vaya. Su última excentricidad ha tenido lugar en Italia, donde se ha gastado una millonada en una casa de 31.000 m2

Foto: Samuel Eto'o, durante su debut como nuevo jugador de la Sampdoria.
Samuel Eto'o, durante su debut como nuevo jugador de la Sampdoria.

Samuel Eto'o es uno de esos jugadores que no deja a nadie indiferente. Delantero de reconocido talento, pese a su edad continúa sumando goles allá donde juega. Sin embargo, sus últimos coletazos en el mundo del fútbol están dando paso a continuas polémicas y acciones extravagantes que nada tienen que ver con el balón. A su negativa a entrenar con la Sampdoria nada más fichar por el combinado lombardo, se ha sumado su última locura: comprarse una mansión de inmenso tamaño por valor de 25 millones de euros... con una maldición a cuestas. Concretamente, la maldición de Tutankamón.

Los primeros pasos del camerunés en la 'Samp' no están convenciendo demasiado a los aficionados 'blucerchiati'. Primero, nada más debutar, mantuvo una fortísima discusión con Sinisa Mihajlovic, entrenador del equipo, abandonando el entrenamiento y negándose a acudir a la doble sesión programada por el exjugador serbio tras la derrota de su equipo por 5 a 1 ante el Torino. Fechas después, no ha dudado en hacer un acto de ostentación y desembolsar una millonada para hacerse con una mansión 'maldita' en la Riviera italiana. Demasiada comodidad para un jugador que debe ganarse un hueco en el equipo.

De vuelta de todo, Eto'o no ha tenido ningún problema en tirar de chequera y hacerse con una espectacular casa. Construida en el siglo XIX, cuenta con 31.000 metros cuadrados y unas vistas privilegiadas. Pero la historia de esta casa no es esperanzadora, pues en su nueva casa se han producido tres muertes. Su primer ocupante fue Lord Carnarvon, descubridor de la tumba de Tutankamón, que fallecería por culpa de la picadura de un mosquito; varios años después, moría el sobrino del arqueólogo al sufrir una caída por las escaleras; y, por último, la modelo Francesca Agusta era raptada y asesinada.

"Correr como un negro para vivir como un blanco"

Y es que Eto'o es un jugador lleno de excentricidades, tanto dentro como fuera del campo. Deportivamente, siempre ha sido un jugador problemático: tras fichar en 1996 por el Real Madrid -tras una cesión al Leganés y dos años sin oportunidades en el equipo blanco-, el camerunés se vio obligado a buscarse la vida. Por ello, fichó por el Mallorca en 1998, donde se hizo un nombre como goleador, pero también con alguna salida de tono, como la monumental bronca con Luis Aragonés en La Romareda o la famosa celebración tras marcar un gol diciéndole a Florentino Pérez "yo merezco jugar aquí".

En 2004, dado su éxito, los 'grandes' se interesaron por él, pero después de que el Madrid no quisiera igualar el precio por el jugador, el Barcelona se hacía con sus servicios. Eto'o se convertiría en pieza clave de los éxitos azulgranas tras el famoso "correré como un negro para vivir como un blanco". Goleador incansable, su primer problema llegó en 2005, cuando no se olvidó del que era su exequipo en la celebración del título de Liga con el Barça. El famoso "Madrid, cabrón, saluda al campeón" le valió una sanción económica, a pesar de que mostrara después su arrepentimiento.

Pero su primer gran problema iba a llegar en 2007, cuando rajó contra sus compañeros después de que se filtrara desde el vestuario que Eto'o supuestamente alargó en exceso una lesión: "A ver si alguien tiene huevos de decirme que me negué a jugar", aseguró. Una temporada después, iba a ser el comienzo del fin: Guardiola anunciaba que no contaba con él, pero peleó hasta ganarse un hueco y ser el máximo goleador del equipo, pese a estar obligado a jugar en banda. Un año después fue vendido y cargó contra el técnico: "Nunca tuvo el coraje suficiente para decirme las cosas a la cara. Me quería dar lecciones y no fue un buen jugador".


Del 'abuelo' Eto'o a su enfado con Mihajlovic

Tras fichar por el Inter, sus problemas continuaron, siendo el más significativo un brutal cabezazo sobre César, jugador del Chievo Verona. De Italia se marchó a Rusia, al Anzhi, cobrando más de 20 millones anuales, de donde saldría discutiendo con Roberto Carlos. En 2013 ficharía por el Chelsea, donde también tendría sus más y sus menos con Mourinho, mandándole un recado celebrando un gol como un abuelo. Tras fichar por el Everton esta temporada, su escasa participación le hizo dejar el equipo en dirección a la Sampdoria, donde ya ha tenido algún encontronazo con Mihajlovic.

Y con Camerún también ha tenido sus más y sus menos. Enfados con jugadores, negativas a entrenar, castigos por parte de la Federación, retiradas y regresos han marcado su convulsa vida en los 'leones indomables'. Pero más allá del terreno de juego, Eto'o también ha tenido varias polémicas: reclamaciones económicas al Barcelona, críticas a la Federación Camerunesa por "querer asesinarle", denuncias a un amigo por un supuesto "acoso sexual" a su hijo o agredir a un periodista son algunas de las perlas que ha dejado fuera del campo el extravagante futbolista africano.

Eto'o ha demostrado en más de una ocasión ser un jugador al que le gustan los caprichos caros: coleccionistas de vehículos, ha reconocido haber llegado a tener un garaje de más de 20 vehículos, cuyo valor total supera los 25 millones de euros. Ahora, su siguiente excentricidad tuvo que ver con la millonaria compra de una mansión en Italia. Con el objetivo de revitalizar su carrera en sus últimos años, el camerunés ha decidido fichar por la Sampdoria, donde tendrá que convencer al Mihajlovic... y superar la 'maldición' de Tutankamón con la que se enfrentará día a día.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios