El Celtic, entre 'salvarse' en la Premier o la tan ansiada independencia de Escocia
  1. Deportes
  2. Fútbol
corazón escocés, necesidad británica

El Celtic, entre 'salvarse' en la Premier o la tan ansiada independencia de Escocia

El Celtic se quedó sin rivales cuando descendió el Rangers y ansía jugar en el fútbol inglés, pero la posible independencia impediría ese sueño

placeholder Foto:

El referéndum por la independencia de Escocia plantea una cantidad inconmensurable de interrogantes, muchos de los cuales no tienen respuesta y sólo el tiempo permitirá decir si mereció la pena, o si en cambio, supuso un problema quedarse o marcharse. Es evidente que una decisión de este calado afectaría a todos los ámbitos de la sociedad escocesa, y uno de ellos es, como no puede ser de otra manera, el fútbol. El balompié escocés se encuentra en una situación deplorable, con un único grande en la Premier League del país, el Celtic, y otro grande recuperando su lugar en la First Division, el Rangers. ¿Qué pasaría con ellos si Escocia se independiza del Reino Unido?

Pues el cambio de régimen y de gobierno no supondría, en principio, ningún cambio drástico en la composición de la Scottish Premier League, puesto que se trata de una liga independiente a la Football Association (FA), la cual organiza la Premier League inglesa. El Celtic seguiría jugando en la máxima categoría del fútbol escocés y el Rangers, por su parte, se encargue de subir un peldaño más para regresar a la élite. Será el momento en el que se recupere por fin el Old Firm, uno de los mayores clásicos del planeta fútbol. Y aunque muchos seguidores del Celtic odien a muerte al eterno enemigo, saben que lo necesitan para recuperar la competitividad en su liga.

Pero el futuro de los dos grandes del fútbol escocés podría peligrar muy seriamente si Escocia se independiza por un motivo muy claro: el objetivo que llevan años persiguiendo ambos clubes de trasladarse a la Premier League inglesa tendría su punto final. Tanto el Rangers como, sobre todo, el Celtic han querido trasladarse a la gran liga británica para poder, por fin, competir en unas condiciones de igualdad más igualadas, puesto que su superioridad con respecto al resto de clubes escoceses es abismal. Cuanta menos competitividad haya en Escocia, menos fuerza tendrán Celtic y Rangers para ser atractivos para patrocinadores y jugadores.

Y todo esto teniendo en cuenta la rivalidad entre las dos aficiones llega incluso a la votación por la independencia. Los aficionados católicos del Celtic se sienten tradicionalmente inclinados hacia Irlanda, hacia la república y hacia la independencia del Reino Unido. En cambio, los protestantes del Rangers siempre se han sentido monárquicos y, por lo tanto, británicos. Por lo tanto, el deseo de independencia de los verdiblancos contrasta con la necesidad deportiva de trasladarse al fútbol inglés, porque la independencia, como es evidente, se lo impediría.

Hay varios clubes galeses, sobre todo los más importantes, que compiten en el sistema de las ligas inglesas, como el Cardiff City y el Swansea. Esto es posible porque Gales pertenece al Reino Unido y, por lo tanto, su fútbol se puede asociar con la FA siempre que se llegue a un acuerdo. Tanto uno como otro equipo galés empezaron a disputar sus partidos en las ligas inglesas desde la más baja hasta hacerse un hueco entre los grandes de la Premier League. Si Escocia se alejase del Reino Unido, la inclusión de Celtic y Rangers en el fútbol inglés sería, por lo tanto, imposible.

Para el Celtic, el sueño sería marcharse a jugar con los ingleses cuanto antes. Para ellos no sería ningún problema iniciar su recorrido desde lo más bajo, desde la League Two (cuarta división) para hacer su camino hacia la máxima categoría. Eso les sería incluso rentable, puesto que la realidad se presenta negra especialmente en el tema económico. Los ingresos por televisión se han reducido terriblemente para el Celtic y claramente para el Rangers, que lleva tres años subiendo de categorías por su refundación obligada e inclusión en la cuarta división escocesa. Jugar en Inglaterra, aunque les aleje de la Champions League (su único objetivo deportivo real actual) les reportaría muchísimo más dinero por televisión. Esta temporada, un recién ascendido como el Leiscester City ingresará unos 30 millones de euros por ceder sus derechos a la televisión.

Celtic de Glasgow Escocia Glasgow Rangers Premier League
El redactor recomienda