Es noticia
Menú
Mourinho insiste y Pellegrini pasa de "hablar de cosas que no implican fútbol"
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL CHILENO INTENTA ZANJA LA GUERRA DIALÉCTICA

Mourinho insiste y Pellegrini pasa de "hablar de cosas que no implican fútbol"

Hay entrenadores cuyas carreras están destinadas a cruzarse. Mou y Pellegrini son un ejemplo. Y el chileno está dispuesto a no volver a contestar al portugués

Foto: Mourinho y Pellegrini dan instrucciones a los suyos en la Premier (Cordon Press).
Mourinho y Pellegrini dan instrucciones a los suyos en la Premier (Cordon Press).

Hay entrenadores cuyas carreras están destinadas a cruzarse. Mourinho y Pellegrini son un buen ejemplo. El portugués fue el relevo del chileno en el banquillo del Real Madrid y no sólo coincidieron en la Liga, también lo hacen ahora en la Premier. A pesar de los intentos de Pellegrini por mantener la calma, las batallas dialécticas suelen ser una constante con Mourinho tanto si se ven las caras como si no. El técnico del Manchester City ha sido el último en alzar la voz para intentar zanjar este tira y afloja asegurando que no volverá a responder a los comentarios del entrenador del Chelsea.

“No responderé a lo que Mourinho dice todas las semanas porque si no, va a seguir hablando de cosas que no impliquen el fútbol. No voy a seguir hablando de algo que para mí no es importante”. Tajante y directo. Pellegrini dejó claro que su objetivo pasa por no entrar al trapo después del último episodio que ha protagonizado junto al portugués. El entrenador ‘citizen’ comentó que “el Chelsea es el equipo que ha gastado más dinero en los últimos diez años y este año” haciendo referencia a los jugadores que han llegado a Stamford Bridge en el mercado de invierno. La respuesta de Mourinho no se hizo esperar y llegó cargada de ironía: “Ha hecho comentarios sobre lo que gastamos en transferencias y no creo que un ingeniero necesite una calculadora para sumar lo que invertimos”.

Ninguno de los dos puede presumir de su inocencia ya que, en algún momento, han formado parte de esta batalla verbal que Pellegrini justificó de esta manera: “Yo le respondí una vez porque si te quedas en silencio siempre, la gente puede pensar que estás de acuerdo con lo que dice”. ¿Y cómo empezó todo? Hay que remontarse al verano de 2010 cuando el Real Madrid hizo público el fichaje de Mourinho. El luso ocupaba un banquillo que hasta ese momento había tenido acento chileno y con el que el Real Madrid había firmado una Liga de récord en la que logró 96 puntos, marca que superaría el propio Mourinho en la temporada 2011/2012 llegando al centenar de puntos.

Pellegrini puso rumbo a la Costa del Sol asegurando que no quería revancha ni comparaciones, pero el portugués no tardó en hacerse notar: “La diferencia es que si el Real Madrid me echa, no voy a entrenar al Málaga, me voy a un grande en Inglaterra o Italia”. Y lanzó un ladrillo que, temporadas después, acabaría en su propio tejado: “El segundo es el primero de los últimos. Marcar 500 goles da igual si no somos campeones”. Aunque Pellegrini aseguró que normalmente no comentaba las palabras de sus compañeros, su respuesta llegó: “Quien dice que no vendría a Málaga a entrenar es porque no ha estado aquí”. E intentó poner tierra de por medio apuntando que pensaba “distinto a él en todos los sentidos”.

placeholder Mourinho y Pellegrini en Liga (Reuters).

Con el tiempo ambos cambiaron la Liga por la Premier y aunque los roces viajaron con ellos, antes se escuchó a Mourinho halagar a su homólogo: “No sé por qué puerta se fue, pero hizo un buen trabajo en el Real Madrid y salió con la cabeza alta”. Una cordialidad que no tardó en demostrar que era aparente cuando el entrenador del Manchester City no le dio la mano al del Chelsea que lo consideró un gesto “normal cuando pierdes en el último minuto”. Efectivamente, un gol de Torres dio la victoria al conjunto londinense a finales de octubre. Y es que desde que ambos pisan suelo inglés, Pellegrini no ha conseguido derrotar a Mourinho.

A pesar de este honor, el portugués ha seguido insistiendo con sus declaraciones mientras el chileno demandaba respeto en un campeonato, el inglés, en el que “se respeta mucho a la otra persona. Preferí no contestar porque se cae en un desprestigio mutuo que no es bueno”. Una respuesta que llegó después de que Mourinho criticase las supuestas ayudas arbitrales que recibe el club ‘citizen’: “Los árbitros intentan hacerlo lo mejor posible y a veces cometen errores. Normalmente durante la temporada se reparten entre los equipos, pero en el caso del City tiene todo a su favor”. ¿Será este el último capítulo de su batalla dialéctica? Parece que Pellegrini está a favor de hablar única y exclusivamente de fútbol, habrá que ver la reacción de Mourinho.

Hay entrenadores cuyas carreras están destinadas a cruzarse. Mourinho y Pellegrini son un buen ejemplo. El portugués fue el relevo del chileno en el banquillo del Real Madrid y no sólo coincidieron en la Liga, también lo hacen ahora en la Premier. A pesar de los intentos de Pellegrini por mantener la calma, las batallas dialécticas suelen ser una constante con Mourinho tanto si se ven las caras como si no. El técnico del Manchester City ha sido el último en alzar la voz para intentar zanjar este tira y afloja asegurando que no volverá a responder a los comentarios del entrenador del Chelsea.

Manchester City José Mourinho Premier League