La Eurocopa es un fiasco en las audiencias de televisión: el Mundial gana por goleada
  1. Deportes
  2. Fútbol
la afición se desengancha del fútbol

La Eurocopa es un fiasco en las audiencias de televisión: el Mundial gana por goleada

Mediaset apostó de nuevo por emitir el torneo de selecciones. Sin embargo, el resultado no está siendo igual de satisfactorio que en el Mundial de Rusia

placeholder Foto: Álvaro Morata se lamenta tras fallar una ocasión. (EFE)
Álvaro Morata se lamenta tras fallar una ocasión. (EFE)

La Eurocopa no solo ha comenzado con mal pie para la Selección, también para Mediaset. La compañía liderada por Paolo Vasile está retransmitiendo todos los partidos en abierto, igual que hizo en el último Mundial. Sin embargo, las audiencias están lejos de las de torneos anteriores.

1.737.000 espectadores disfrutaron del encuentro entre Italia y Turquía (3-0), una cifra lejana a los 4.490.000 que vieron la victoria de Francia ante Rumanía (2-1) en la inauguración de 2016. Fue el partido inaugural más visto de una Eurocopa.

Foto: Koke recibe una dura entrada durante el partido entre España y Polonia. (EFE)

Los partidos no disputados por la Selección en aquel torneo registraron una media de 4,7 millones de espectadores. Tan buenas fueron las audiencias que Mediaset se mostró bastante contenta tras el torneo. “La adquisición de los derechos ha confirmado su rentabilidad tanto por el precio justo acordado con la UEFA como por el hecho de haber copado gran parte del mercado publicitario durante su periodo de emisión”.

La política supera al fútbol

La diferencia, sin embargo, no es tan amplia en los debuts de la Selección. Hace cinco años, 8.869.000 telespectadores disfrutaron del triunfo del equipo de Del Bosque ante la República Checa (1-0). Una audiencia excelente, teniendo en cuenta que el partido se disputó un martes a las 15:00. Esa misma noche fue el debate a cuatro entre Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera. A pesar de ser una repetición electoral, los políticos superaron en casi dos millones (10,5 siguieron el debate) a la Selección. En el debut frente a Suecia, en cambio, fueron 7.961.000 los feligreses que apoyaron a Luis Enrique y los suyos.

El partido entre Rusia y Arabia Saudí (5-0) dio el pistoletazo de salida al último Mundial. Aunque se disputó un jueves a las 17:00, 2.842.000 personas comprobaron la superioridad de los anfitriones. Y la exhibición de Cheryshev. El derbi de la península ibérica entre España y Portugal (3-3) fue el día siguiente. Viernes, nueve de la noche y Selección fue la trilogía perfecta para Telecinco: 10,4 millones de personas siguieron el partido.

Los partidos funcionaron en Mediaset durante el Mundial, pero no está ocurriendo lo mismo en esta Eurocopa. Un Uruguay- Arabia Saudí, cartel poco atractivo para el espectador, fue un miércoles a las 17:00. Y reunió a 2.060.000 espectadores. En cambio, el partido entre Ucrania y Austria (0-1), disputado el lunes a las 18:00, superó con dificultades el millón de personas congregadas frente a la pantalla (1.007.000).

placeholder Luis Suárez saluda a los rivales tras la victoria frente a Arabia Saudí en el Mundial de Rusia. (EFE)
Luis Suárez saluda a los rivales tras la victoria frente a Arabia Saudí en el Mundial de Rusia. (EFE)

Los datos no solo fueron extraordinarios en el Mundial de 2018 y en la Eurocopa de 2016, también en el certamen de Brasil de 2014. España debutó frente a Holanda (1-5). Fue un viernes por la noche, aunque conviene resaltar que aquel equipo venía de lograr el triplete. La ilusión de la afición estaba desbordada. 11,2 millones de fieles vieron al equipo de Del Bosque sufrir una de las mayores goleadas de su historia. A pesar de la derrota, frente a Chile hubo más gente que se sumó al barco: 13,2 millones. Fue el partido más visto de una fase de grupos de todos los mundiales.

Sudáfrica, imbatible en audiencias

En la Eurocopa de 2016, Mediaset retransmitió 23 partidos. En el Mundial de 2014, 25. La audiencia del encuentro inaugural entre Brasil y Croacia (3-1) fue netamente superior a la de todos los torneos que le han sucedido (8,4 millones de espectadores). Se convirtió en el partido inaugural más visto de todos los mundiales. Sin embargo, el Campeonato del Mundo con más espectadores de media en todos los partidos sigue siendo el de Sudáfrica (6,32 millones).

placeholder Neymar es perseguido por Corluka en el Brasil 3-1 Croacia del Mundial de 2014. (EFE)
Neymar es perseguido por Corluka en el Brasil 3-1 Croacia del Mundial de 2014. (EFE)

En Sudáfrica 2010 se alinearon los astros. La Selección rompió de nuevo con el maleficio de los cuartos, esta vez en un Mundial. La prórroga de la final entre España y Holanda fue seguida simultáneamente en Telecinco, Canal+ y Canal+ Liga por 15,6 millones de espectadores, convirtiéndose en la emisión en simultáneo más vista de la historia de la televisión española. Superó a la prórroga del España-Italia de la Eurocopa de 2008.

La final de la Eurocopa de 2012 marcó un récord de audiencia de un partido de 90 minutos, ya que fue seguida por 15,6 millones de espectadores. Cuando Torres marcó el tercer gol, hubo aproximadamente 17,9 millones de personas congregadas ante la televisión. Ahora, en cambio, no ocurre lo mismo. En torneos anteriores la televisión no perdía cuando lo hacía la Selección, pero ahora son directamente proporcionales. Han dejado de ser como el agua y el aceite.

Eurocopa Mediaset Selección Española de Fútbol