ha citado a las territoriales próximas fechas

Villar no busca nuevo seleccionador, sino un nuevo capataz para su cortijo

Como era de esperar, Del Bosque se despidió, pero Villar no dijo nada sobre su sustituto. Lo único que le importa es su futuro, que pasa por aspirar a cambiar la RFEF por la UEFA

Foto: Del Bosque, con Villar a su derecha, se dirige a la Asamblea de la Federación Española de Fútbol. (EFE)
Del Bosque, con Villar a su derecha, se dirige a la Asamblea de la Federación Española de Fútbol. (EFE)

El ya exseleccionador nacional Vicente del Bosque recibió emocionado y en medio de una unánime ovación la medalla de oro de la Federación Española de Fútbol (RFEF). Lo hizo de manos de su presidente, Ángel María Villar, quien le calificó como "la piedra angular desde la que se construyó la mejor España de siempre". "En estos ocho años hemos tenido de todo, bueno, muy bueno, regular y malo", dijo el salmantino en su discurso a la Asamblea de la RFEF, la cual se celebró en la Ciudad del Fútbol, y concretamente en el Salón Luis Aragonés, de quien heredó un equipo campeón de Europa y él lo hizo del Mundo. "Pero esto es el deporte y educar para que la gente admita la derrota es un trabajo de todos", añadió en clara referencia a la reciente Eurocopa, para acabar con un sentido "yo ahora seré un ex para todo, pero para el fútbol español estaré muy cerca. Si me necesitan para algo, cuenten conmigo".

Del Bosque seguirá en el organigrama de la RFEF y ejercerá un cargo sin remuneración. Tal y como reconoció el propio Villar, "horas después de la eliminación del equipo en Francia le pedí a Vicente que siguiera con nosotros, pero él ya tenía decidido no hacerlo. Hemos respetado su decisión y lo hacemos enormemente agradecidos, pero hemos conseguido también que continúe a nuestro lado". Sin embargo, y como era de esperar después de no haber abordado el tema en la Junta directiva del jueves, el presidente federativo no dijo nada sobre el posible sustituto de Del Bosque. Parece evidente, no ya que no lo tenga claro, sino que incluso no lo considera prioritario, pues antes debe tener claro cuál es su propio futuro. 

"Durante los últimos ocho años, España ha reinado en Europa. Hemos sido líderes indiscutibles, el juego de nuestra selección se convirtió en un modelo a seguir, un modelo admirable", presumió el dirigente bilbaíno, de ahí que no se entendería el cacareado fichaje de Joaquín Caparrós. "Pocos equipos nacionales han recibido tantos elogios. El fenómeno enormemente extraño de la unanimidad se produjo en torno a la selección nacional en dicho periodo y con él su responsable: Vicente del Bosque", añadió Villar, aunque sin hacer la mínima mención a quién le relevará en el cargo. 

Angel María Villar, durante su intervención en la Asamblea General de 2016. (EFE)
Angel María Villar, durante su intervención en la Asamblea General de 2016. (EFE)

"A los aficionados al fútbol no se les engaña. Saben perfectamente quién es quién, los que trabajan para ellos y los que trabajan para sí mismos", dijo Villar sobre Del Bosque, aunque no faltaría quien pensara que lo decía por él, pues hace tiempo que al presidente de la RFEF sólo le ocupa y le preocupa mantenerse en su puesto. A la espera de que el Tribunal Administrativo del Deportes le abra el expediente disciplinario que solicitó el Consejo Superior de Deportes (CSD) y pendiente de un juicio por la querella admitida a trámite que le puso el candidato Miguel Ángel Galán, Villar empieza a preparar su salida.

"Dirigentes del fútbol europeo me han animado a que presente mi candidatura a las elecciones a la presidencia de la UEFA", dijo durante su intervención. "Agradezco los apoyos, los estímulos y la confianza. Es un gran honor que alguien que representa al fútbol español pueda representar al fútbol europeo. El plazo expira el día 20", explicó Villar, sin concretar en ningún momento si se presentará o no, manteniendo esa incertidumbre que tanto le gusta, aunque todo apunta a que lo hará. Villar, que es vicepresidente primero de ésta, competirá por el cargo con el holandés Michael van Praag y el esloveno Aleksander Ceferin.

Padrón moviliza a las territoriales

De momento, y siguiendo el modus operandi que impera en la RFEF desde tiempos inmemoriales, Juan Padrón, vicepresidente prácticamente desde entonces, ha convocado el próximo martes a los presidentes de la territoriales. Es de suponer, porque con Villar de por medio todo es imprevisible, que sea entonces cuando desvele su decisión de aspirar a presidir la UEFA. El hecho de que su intento por ser el candidato oficialista no tuviera éxito, así como que durante estos meses no le hayan permitido ejercer de presidente, no le da muchas esperanzas, aunque siempre podría intentarlo y, en caso de fracasar, volver a reengancharse a las elecciones a la RFEF, para las que prepara su posible recambio, Luis Rubiales, presidente de la AFE, quien se encargaría de no levantar alfombras.

Jorge Pérez, el actual secretario general que aspirar a suceder a Villar, no intervino durante toda la Asamblea celebrada este viernes e, incluso, no se quedó a la comida oficial que tuvo lugar después. A Villar le preocupa su candidatura. La considera una amenaza, de ahí sus movimientos en la oscuridad. "Respetuoso, prudente, elegante y generoso incluso con el puñado de los que no han compartido su trabajo". Así resumió Villar la trayectoria al frente de la Selección de Vicente del Bosque, quien se marcha como un señor, mientras su presidente prepara una salida airosa, con la excusa de aspirar a presidir la UEFA. Y es que, como dijo el presidente de LaLiga, Javie Tebas, "puede ser muy bueno para el fútbol que Ángel se dedique exclusivamente a Europa y haya otra persona que dirija España. Deseo que el presidente de la Federación sea presidente de la UEFA y va a tener todo mi apoyo".

Eurocopa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios