debut goleador del jugador de la juventus

Morata rescata a una España que no funciona

España fue superior a Ucrania (1-0) sólo durante quince minutos y después sufrió para no recibir el empate. El primer gol de Morata acerca la Eurocopa de 2016, pero no aclara las dudas sobre el estilo

Foto: Morata rescata a una España que no funciona

Es una pena que un combinado que sabe jugar tan bien al fútbol no sea capaz de hacerlo durante un periodo prolongado. Juegan bien, pero un rato. Luego las dudas, la complacencia y/o la potencia del rival hacen que se difumine como el humo de un cigarro. España fue superior a Ucrania (1-0) sólo durante quince minutos y después sufrió para no recibir el empate. El primer gol de Álvaro Morata acerca la Eurocopa de 2016, pero no aclara nada sobre el estilo. ¿Debe haber una evolución hacia otra forma de jugar o un perfeccionamiento de algo que no parece mejorable?

La fidelidad de la Selección con el balón es indiscutible. La Roja siente celos cuando es otro el que maneja la pelota porque cree que nadie la trata tan bien como ella. Cada año que pasa, la apuesta por el continuismo es mayor, sin que importe en absoluto lo conseguido o lo dejado de conseguir. El exseleccionador sub-21, Luis Milla, decía en este periódico que el estilo no se discute, que si ha funcionado hasta ahora, puede seguir funcionando. Con los mimbres que hay y los que se han quedado fuera (Mata, Ander Herrera, Thiago…), la idea de seguir jugando a lo mismo es normal que no se discuta. Pero si se hace, si se lleva a cabo sin discusión, tiene que hacerse bien. Y contra Ucrania, España no lo hizo bien durante 75 minutos.

Es natural que si juntas en el centro del campo a Busquets, Koke, Iniesta, Isco y Silva, en ciertos momentos va a surgir un fútbol preciosista, de cientos de quilates que resultará imposible de detener para la defensa que sea, cualquiera. Los rondos que organizan en un espacio muy reducido de terreno no son corrientes. Pero ese nivel no puede mantenerse únicamente durante el inicio del partido, en esos momentos en los que se salta al campo con la adrenalina cargada y ésta se consume pasados los primeros quince minutos, como una batería de los primeros smartphones.

La constancia es clave para que el rival, superado, no sienta en ningún momento que tiene oportunidad. Cuando una Alemania, o una Rusia, o una Italia se encontraba a España en semifinales o finales de Eurocopas y Mundiales de los últimos años, nunca dio la sensación de que pudieran superar con balón (ni sin él) a la Selección. Fueron partidos tan perfectos de España que no había prácticamente preocupación por una posible derrota. El balón era español y el ritmo, el tempo, también. Porque si se tiene la pelota, no te pueden meter gol. Así se defendió durante largas fases de partido España en el Mundial de Suráfrica y el resultado fue el de sólo ocho goles marcados y dos goles encajados en siete partidos.

Ucrania parecía que podía marcar cada vez que se acercaba al área de Casillas y más, cuando éste confirmó una vez más que es un peligro con los pies. Y lo hizo a través de una fantástica labor colectiva en la basculación hacia allí donde estaba la pelota, con un Tymoshchuk imperial (muy superior a un renqueante Busquets), y una convicción en el ataque: buscar las cosquillas a Jordi Alba. Yarmolenko aparecía y desaparecía, como una sombra, Rotan se movía por todas partes y hacía casi llorar a la defensa con cada balón parado y Stepanenko organizaba. Solo dos buenas intervenciones de Iker evitaron el empate.

La nota positiva, y no sólo por el gol de la victoria, de puro delantero centro ganando la posición (y tras un descomunal pase de primeras de Koke), fue Álvaro Morata. Ha caído de pie este chico en el esquema de Del Bosque. Diego Costa no ha funcionado de manera asombrosa pero clara; Paco Alcácer marcaba todo lo que le caía nada más empezar. Pero ninguno de ellos dos ha cuajado tan bien y tan natural con el juego colectivo del equipo como Morata. Sus movimientos por todo el frente de ataque son soberbios para el estilo, para la continuación de la circulación, para habilitar la llegada de los hombres de la segunda línea y lee los espacios como pocos delanteros. Quién iba a decir que este atacante, que no lucía en el Real Madrid, iba a sentar a Fernando Llorente en Turín y a encandilar al seleccionador.

Sin embargo, las jerarquías en la plantilla de la Roja están tremendamente marcadas. Cuando Del Bosque se refería al “cogollo fijo” en el que lleva confiando desde hace siete años, lo decía también porque ha establecido dentro de la plantilla un orden jerárquico que sólo se puede romper con apariciones fulgurantes que necesitan espacio como las de Isco y el propio Morata. Pero hasta que no se gane aún más respeto, el jugador de la Juventus va a ser el primer cambio con casi total seguridad. Del Bosque no se atrevió a quitar a ninguno de los cinco del mediocampo para dar entrada a Pedro y por tanto dejó a España sin 9, como en aquellos meses en los que Silva y Cesc fueron los falsos arietes de la Selección. Sólo una triangulación fantástica de Isco y Cazorla devolvió aires de grandeza a la España sin delantero, que regaló casi media hora a Ucrania para que buscara el empate que no encontró.

Ficha técnica:

1 - España: Casillas; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba (Bernat, m.78); Busquets, Koke; Silva, Isco, Iniesta (Cazorla, m.74); Morata (Pedro Rodríguez, m.65).

0 - Ucrania: Pyatov; Fedetskiy, Khacheridi, Kucher y Shevchuk; Tymoshchuk, Rotan; Konoplyanka, Stepanenko (Garmash, m.76), Yarmolenko; Zozulya (Kravets, m.32) (Budkivskiy, m.91).

Gol: 1-0, M.28: Morata.

Árbitro: Cüneyt Çakir (Turquía). Amonestó al español Sergio Ramos (m.50) y a los ucranianos Fedetskiy (m.16), Kravets (m.54) y Kucher (m.72).

Incidencias: Partido de la quinta jornada de la fase de clasificación para la Eurocopa de Francia 2016, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 30.000 espectadores, entre ellos un millar de ucranianos. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de la tragedia aérea sufrida por el avión que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf, en los Alpes franceses. Los jugadores españoles portaron brazaletes negros.

Eurocopa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios