justa victoria del oporto de lopetegui (2-1)

Casillas se luce ante Mourinho: hasta un topo vería que este Chelsea no es fiable

Se enfrentaban el Oporto y el Chelsea, aunque para los aficionados españoles el partido se reducía al prirmer cara a cara de Casillas contra Mourinho después de su tumultuosa relación en el Real Madrid

Foto: Iker Casillas salva una ocasión de Pedro (Cordon Press)
Iker Casillas salva una ocasión de Pedro (Cordon Press)

Se enfrentaban el Oporto y el Chelsea, aunque para los aficionados españoles el partido se reducía al primer cara a cara de Casillas con Mourinho después de su tumultuosa relación en el Real Madrid. El reencuentro entre el portero y el entrenador acaparó prácticamente toda la atención antes, durante y después del encuentro disputado en Do Dragao. Ganó el Oporto, es decir, ganó Casillas. Perdió el Chelsea, es decir, perdió Mourinho. El 2-1 hace justicia al mejor juego de los portugueses, incluidas dos buenas paradas de Casillas, a las que hay que restar la estatua que hizo en el gol del Chelsea, y castiga la debilidad defensiva de los ingleses. Esta derrota se une a su mal comienzo en la Premier y hasta un topo vería que hoy por hoy no es un equipo fiable.        

Cabe recordar que Mourinho no sólo mandó al banquillo a Casillas, una decisión que en otras circunstancias podría haber sido discutible, pero comprensible. Lo peor es que el portugués echó encima del guardameta y capitán del Real Madrid a una parte de la grada del Bernabéu y de la afición madridista. Y lo hizo con la connivencia de Florentino Pérez. El presidente del Madrid se ha propuesto hacer creer que él no estaba detrás de la campaña de acoso y derribo contra Casillas y que fue Iker quien le pidió irse, pero no engaña a nadie

"El saludo es educación y obligado, sobre todo si tienes en este caso la mala suerte de encontrarte", dijo entre risas el portero de la Juve, Gianluigi Buffon, al ser preguntado en la rueda de prensa previa a su partido contra el Sevilla por el reencuentro entre Casillas y Mourinho. En este sentido, el guardameta italiano apuntó que, sin embargo, "la mayoría de las veces se halla el modo de no encontrarse".

Y así parecía ser. Pero al término del partido, Casillas confirmó que tuvo la oportunidad de saludar a Mourinho en los vestuarios, quien se apresuró a abandonar el terreno de juego, tras felicitar, eso sí, a su colega Julen Lopetegui. "No le he visto, y si le veo lo saludaré como saludo a todo el mundo, sin ningún problema", había dicho antes del encuentro el portero del Oporto, quien tuvo oportunidad de fundirse en un abrazo con compañeros de la selección española como Cesc o Diego Costa. 

Después de dos buenas intervenciones, precisamente ante Cesc y otra en un mano a mano con Pedro, y el gol de André André que adelantó al Oporto, la falta lanzada por William justo antes del descanso le costó a Iker un disgusto, pues aunque es cierto que el tiro no cogió mucha altura, lo que le impidió ver el balón, éste se coló por el palo del portero. "Seguramente podría haber hecho mucho más, aunque es una jugada difícil porque apenas puedo ver la pelota", reconoció Iker. "Pero evidentemente eso no es ninguna excusa, la responsabilidad es mía", añadió el internacional español.

Un tiro de Diego Costa al larguero fue la mejor ocasión del Chelsea al inicio de la segunda parte, aunque fue Maicon quien volvió a adelantar al Oporto, esta vez a la salida de un córner pésimamente defendido por el equipo de Mourinho. "Si me olvido de los fallos ridículos, errores inaceptables, acciones que habíamos ensayado... jugamos para empatar", dijo el portugués al término del partido. 

A partir de ahí, y a excepción de un posible penalti por mano de Marcano en el último minuto que Mourinho reclamó, las mejores ocasiones volvieron a ser del equipo de Lopetegui, cuyo protagonismo también se vio ensombrecido por el reencuentro Iker-Mou. Tiene mérito el técnico guipuzcoano, pues su Oporto poco o nada tiene que ver con el de la temporada pasada y, sin embargo, está invicto, lidera la liga portuguesa y también su grupo de la Champions

Iker superó a su amigo Xavi: 152 partidos

Con el partido ante el Chelsea, Iker Casillas superó a su compatriota y amigo Xavi Hernández como el jugador con más partidos disputados en la historia de la Liga de Campeones, con 152. Después del empate ante el Dinamo de Kiev hace dos semanas (2-2), el de este martes era el segundo partido europeo que jugaba el capitán de la selección española con una camiseta diferente a la del Real Madrid, club que dejó este verano para recalar en los "dragones". "La adaptación está siendo buena y el equipo está cada vez mejor", comentó el mostoleño.

La carrera de Casillas en la Champions comenzó hace 16 años, un 15 de septiembre de 1999, cuando defendió en Atenas la portería del Real Madrid en un empate a tres goles ante el Olympiacos. Con el equipo blanco ganó tres veces el principal torneo continental (2000, 2002 y 2014).

Ficha técnica:

2 - Oporto: Iker Casillas; Maxi Pereira, Maicon, Marcano y Martins Indi; Rúben Neves (Evandro, m.78), André André (Miguel Layún, m.80), Danilo, Imbula; Yacine Brahimi (Pablo Osvaldo, m.86) y Aboubakar.

1 - Chelsea: Begovic; Ivanovic, Zouma, Cahill, Azpilicueta; Cesc Fàbregas, Ramires (Matic, m.73), Obi Mikel (Eden Hazard, m. 62), Willian, Pedro (Kenedy, m.73); y Diego Costa.

Goles: 1-0, m.39: André André. 1-1, m.45: Willian. 2-1: Maicon, min. 52

Árbitro: Mateu Lahoz (ESP) amonestó Martins Indi, Iván Marcano, Danilo e Imbula por el Oporto y a Cahill, Azpilicueta y Matic por el Chelsea.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputado en el estadio do Dragao de Oporto ante unos 45.000 espectadores, con cerca de un millar de aficionados del Chelsea. 

 

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios