El vídeo sexual no le pasó factura a Sergi Enrich en Eibar, pero ahora sí en Alemania
  1. Deportes
  2. Fútbol
HINCHAS DEL SCHALKE REPRUEBAN SU FICHAJE

El vídeo sexual no le pasó factura a Sergi Enrich en Eibar, pero ahora sí en Alemania

La afición 'minera' saca los colores al club que preside una mujer como Amaia Gorostiza, quien en su día solo condenó la grabación y difusión no consentidas tras la sentencia de un juez

Foto: Sergi Enrich, junto a Luna, unos días después de saltar el escándalo. (EFE)
Sergi Enrich, junto a Luna, unos días después de saltar el escándalo. (EFE)

El pasado 19 de enero, el Juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián condenó a dos años de cárcel a los futbolistas Sergi Enrich y Antonio Luna por la grabación y difusión en 2016 de un vídeo sin el consentimiento de la joven con la que aparecían manteniendo relaciones sexuales. Al tratarse de una pena inferior a dos años, ninguno de ellos entró en prisión e incluso siguieron jugando con sus respectivos equipos. El primero, todavía en la Sociedad Deportiva Eibar, donde ambos coincidieron y protagonizaron este escándalo, y el segundo ya en el Girona, tras pasar a su salida del conjunto armero por Rayo Vallecano y Levante UD.

Foto: Enrich y Luna, en el banquillo de Ipurua, durante su etapa en la Sociedad Deportiva Eibar. Opinión

Según la sentencia de la que en su momento informamos en El Confidencial, "durante el encuentro sexual, Antonio Luna cogió el teléfono móvil de Sergi Enrich de común acuerdo con él y comenzó a filmar mientras mantenían las relaciones sexuales (...)". "Percatándose de que estaba grabando, [la víctima] le dijo 'no, eso no, para' (...)". Ambos "remitieron las imágenes grabadas sin el conocimiento ni el consentimiento de [la víctima], y, nuevamente sin su conocimiento ni su consentimiento, a diversas personas, las cuales a su vez reenviaron el vídeo a más personas, con el efecto de que se hizo viral en internet". "Tal fue el alcance de la difusión que el hecho se hizo noticia, siendo reflejado en diversos medios de comunicación".

Tampoco está de más recordar que durante la vista se reprodujo un audio del que Sergi Enrich reconoció ser el autor y en el que reclamaba a sus compañeros de la SD Eibar que no difundieran el vídeo: "La chica me puede crear un problema", se le escuchaba decir. Al mismo tiempo, y en referencia a Eddy Silvestre, a quien acusaba de haberlo hecho, comentaba entre risas: "El puto negro ese hijo de puta me la ha liado pero bien". Silvestre reconoció haber recibido el vídeo sexual y declaró que "fue uno más. Sergi siempre mandaba este tipo de cosas, ligaba mucho. Tenía muchísimos vídeos, porque él era así. Se exhibía y para él era normal".

Seis días después de la difusión masiva en las redes sociales de este vídeo de contenido sexual, tanto Enrich como su compañero Luna volvieron a ser protagonistas delante de las cámaras que acudieron a propósito al entrenamiento de su equipo. Tras varios días ausentes, la sesión dirigida por José Luis Mendilibar sacó de la sombra a los dos futbolistas, protegidos por su club, desde donde incluso se trató de silenciar su caso. Preguntar por "cuestiones personales" no estaba permitido y la salida de ambos de Atxabalpe, tras el entrenamiento a puerta abierta, fue de lo más normal.

Solo cuando se conoció la sentencia, la SD Eibar emitió un escueto comunicado, en el que mostró su "condena por los hechos entonces acaecidos y que han sido objeto de causa judicial", sin hacer referencia alguna a sus futbolistas. Además, curiosamente el único club de Primera que en esos momentos estaba presidido por una mujer, Amaia Gorostiza, se le limitó a informar que procedería "a resolver este asunto, en base (sic) a lo establecido en su reglamento de régimen interno". Lo cierto es que el comunicado solo llegó cuatro años tarde, pues para entonces Luna ya no estaba en el equipo armero y Enrich encaraba sus últimos meses de contrato.

placeholder Sergi Enrich, en el centro, junto a Antonio Luna y Eddy Silvestre en el juicio celebrado en San Sebastián. (EFE)
Sergi Enrich, en el centro, junto a Antonio Luna y Eddy Silvestre en el juicio celebrado en San Sebastián. (EFE)

Ni el club, ni tampoco la grada

Una cosa es que la SD Eibar se amparara en la presunción de inocencia, algo que en este caso concreto estaba en entredicho, y otra que desde el club se lanzara un mensaje que se trasladó a la grada. Así, durante la disputa del Eibar-Osasuna, el primer partido en casa que disputaban los dos jugadores implicados en un escándalo que muchos se tomaron a risa, pero terminó en los juzgados, por parte de la afición no hubo ni un solo reproche. Ni un silbido, ni un grito, ni una pancarta crítica en alusión a lo sucedido. Nada. Incluso cuando se anunciaron los nombres de los dos por megafonía como integrantes del once titular, pues Mendilibar tampoco dudó en alinear a ambos, el recibimiento fue el habitual.

De este modo, ha tenido que ser una vez que Enrich ha dejado Eibar y se ha puesto a buscar equipo cuando el delantero balear ha comprobado que, además de los miles de euros que pagó a su víctima y los dos años de cárcel a los que fue condenado junto a su amigo Luna, el caso le va a seguir pasando factura, por más que sea futbolista y se considere impune por ello. Así, cuando medios del prestigio de Bild y Sky daban por hecho que el pasado miércoles el atacante español de 31 años se sometería al pertinente reconocimiento médico para ultimar su fichaje por el Schalke 04, la operación se rompió.

Como informó El Diario Vasco, Enrich viajó hasta Alemania para cerrar su fichaje por este histórico club alemán que ahora juega en segunda división, pero la afición del equipo minero dinamitó literalmente la operación. Los hinchas debieron de indagar sobre el pasado de su posible nuevo jugador y descubrieron el vídeo sexual grabado por el propio Enrich y su excompañero Luna. Además, tampoco debieron de gustar los términos utilizados por Sergi en el audio que se filtró tras la difusión del vídeo. Sí, el ya famoso y anteriormente comentado "el puto negro ese hijo de puta me la ha liado pero bien", en referencia a Eddy Silvestre.

"Hemos estado interesados en la contratación de Sergi Enrich como agente libre, pero nos hemos posicionado en contra de su fichaje", anunció el Schalke 04 en la cuenta de Twitter que tiene en español. Es evidente que, tal y como es costumbre en Alemania, donde los dirigentes de los clubes tienen muy en cuenta la opinión de sus aficionados a la hora de tomar decisiones, la oposición de la hinchada minera ha pasado al delantero balear la factura que no le cobraron en Eibar.

Foto: Luna y Enrich celebran un gol del Eibar Opinión

Tras jugar en Mallorca, Recreativo, Alcorcón y Numancia, el menorquín llegó a Ipurua en julio de 2015, donde ha estado hasta el pasado mes de junio. Con 197 partidos y 39 goles, Enrich es el futbolista que más veces ha vestido la camiseta del conjunto armero en Primera, así como el que máximo goleador en esta categoría. Unas cifras que, sin embargo, no deberían haber tapado un asunto que muy bien pudo acabar con él y Luna entre rejas. Podría hacerse leña de árboles caídos, con literatura refinada e incluyendo jurisprudencia, pero hay hechos que se califican a perpetuidad por sí solos. Al menos en Alemania…

Sergi Enrich Eibar CF Schalke 04 Antonio Luna Noadex