El español que jugó como francés en el Athletic y Luis Enrique no pudo fichar para el Barça
  1. Deportes
  2. Fútbol
NACIONALIZACIÓN EXPRESS DE LAPORTE

El español que jugó como francés en el Athletic y Luis Enrique no pudo fichar para el Barça

La RFEF tira del 'amigo Pedro' para que el central del City juegue la Eurocopa. Lopetegui lo intentó en 2016, pero se lo dinamitaron y el vasco Deschamps nunca le hizo jugar con su país

placeholder Foto: Pep Guardiola saluda a Laporte al término de un partido del City. (REUTERS)
Pep Guardiola saluda a Laporte al término de un partido del City. (REUTERS)

En agosto de 2016, es decir, hace ya cerca de cinco años, el diario 'Marca' dedicó su portada a "la operación que debe convertir a Aymeric Laporte en seleccionable". Julen Lopetegui, el entonces seleccionador español, quería contar con el central nacido en la localidad francesa de Agen el 27 de mayo de 1994, pero la filtración de su interés dio al traste con la 'operación'. El propio técnico había hablado con el todavía jugador del Athletic de Bilbao, algo que anteriormente habían hecho Hierro y Del Bosque. Sin embargo, Laporte no estaba decidido a renunciar a jugar con su selección, de ahí que ni siquiera se habían iniciado los trámites para su nacionalización.

Desde la Federación Española de Fútbol (RFEF) se culpó de haber filtrado la información al entorno del futbolista, algo que no tenía ningún sentido, pues si él hubiera tenido en aquel momento la intención de jugar con España, sabía que al trascender se iría al traste. De hecho, nada más conocerse la mera posibilidad de que Laporte pudiera querer cambiar la camiseta 'bleu' por la roja, el seleccionador francés, Didier Deschamps, le convocó, si bien no le hizo debutar. Esto, quién sabe si como represalia por sus escarceos con España, lo repitió después en varias ocasiones, para lógica desesperación de Aymeric.

Foto: Aymeric Laporte pugna con Messi durante el Athletic-Barça de esta temporada. (Reuters)

Tal y como informamos en El Confidencial, la principal sospechosa de la filtración que dejó a Lopetegui sin Laporte fue la autoproclamada directora de la Selección, María José Claramunt, a quien pudo mover el interés por proteger a los centrales titulares, Gerard Piqué, representado por un viejo amigo suyo como es Arturo Canales, y Sergio Ramos, el nuevo capitán y hombre fuerte en ausencia de Iker Casillas.

"Es libre de rechazar la convocatoria, aunque no me imagino que lo haga", declaró Deschamps justo antes de llamarle. "Los jugadores tienen libertad, pero nada me hace pensar que Laporte no quiera venir a la selección francesa. Mientras él no lo diga, para mí no son más que palabras", añadió el entrenador nacido en Bayona, precisamente la localidad del País Vasco francés de cuyo equipo, el Aviron, el Athletic fichó a Aymeric, de ahí que entrara en su filosofía.

"Yo no tengo nada contra él; si alguien lo tiene, es él conmigo", llegó a decir Laporte sobre el seleccionador galo. "Son decisiones del míster, que en este caso no opta por mí por razones, yo creo, personales", añadió, aunque al mismo tiempo aseguró que "yo opto por Francia porque soy francés, no tengo doble nacionalidad y no la voy a pedir". Lo cierto es que Aymeric jugó en las selecciones inferiores francesas —11 veces con la Sub 17, 9 con la Sub 18, 12 con la Sub 19 y 19 con la Sub 21—, aunque nunca lo ha hecho con la absoluta. Se quedó fuera de la Eurocopa 2016, tampoco se estrenó en 2017, cuando fue llamado para un amistoso contra España, y la última vez que Deschamps le citó fue en agosto de 2019, pero una grave lesión de rodilla dos días después le impidió acudir.

El pasado martes, el Consejo de Ministros aprobó la nacionalización de Laporte y faltó tiempo para que la noticia trascendiera y se publicara en un diario antes que en el BOE. De nuevo, y por más que en Las Rozas intentaran desviar la atención, todo apunta a que se filtró desde la RFEF, aunque esta vez fue una explosión controlada. Para agradecer servicios prestados y, de paso, colgarse la medalla o sacar pecho de la estrecha relación que su máximo dirigente tiene con el Gobierno. Esto lo saben bien las expresidentas del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda e Irene Lozano —sí, casualmente dos mujeres—, quienes escucharon aquello de "mi amigo Pedro".

placeholder El director deportivo de la Selección, José Francisco Molina, Rubiales y Luis Enrique. (EFE)
El director deportivo de la Selección, José Francisco Molina, Rubiales y Luis Enrique. (EFE)

Molina y la nueva normativa de la FIFA

Claro que este trámite ha sido posible gracias a la nueva normativa de la FIFA que permite el cambio de federación si cumplen una serie de requerimientos. Laporte cumplía con varios. No jugar más de tres partidos internacionales de categoría absoluta con Francia, tanto en competición oficial como no oficial, y no participar ni en un Mundial o una Eurocopa de categoría absoluta. El trámite necesario era la obtención de la nacionalidad española, que fue aprobada el martes pasado.

Y así, solo tres días después, la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA aprobó el cambio de asociación de Laporte a solicitud de la RFEF. A la vista del cambio de la normativa de no haber jugado más de tres partidos internacionales de categoría absoluta, tanto en competición oficial como no oficial, y no participar ni en un Mundial o una Eurocopa, la misma que permitió que Munir El Haddadi fuera seleccionable por Marruecos después incluso de haber debutado con España. Fue el director técnico de la RFEF, José Francisco Molina, quien dio el paso de hacer la petición para acelerar el proceso del jugador del Manchester City.

De esta manera, Luis Enrique podrá convocar al francés para que represente a España "con efecto inmediato" y tener al central que no pudo fichar cuando entrenaba al FC Barcelona. Cabe recordar que Laporte llegó con 15 años a Bilbao, donde estuvo hasta finales de enero de 2018, cuando el City le fichó tras abonar los 65 millones de euros de su cláusula de rescisión. Otro jugador que llegará a la Selección tras pasar por las manos de Pep Guardiola, aunque es verdad que a Luis Enrique le interesaba cuando él entrenaba al Barça.

Foto: Aymeric Laporte, al finalizar un partido de la Premier League. (Reuters)

Ya con Ernesto Valverde de entrenador, el club catalán a punto estuvo de contratar a Iñigo Martínez, aunque fue precisamente el Athletic quien pagó la cláusula del central de la Real Sociedad tras la marcha de Laporte al City. En el club inglés ha sorprendido el movimiento de la RFEF para poder contar con su jugador en la Eurocopa. Esta temporada, el nuevo futbolista español ha perdido la titularidad, aunque es verdad que mejora la salida de balón y es por ello que bien podría relegar al banquillo a Martínez. Es curioso, Laporte entró en la filosofía del Athletic a pesar de ser francés, no ha llegado a jugar con Les Bleus con un seleccionador vasco y ahora ha tenido que nacionalizarse español para que Luis Enrique por fin pueda contar con él, aunque no en el Barça, sino en la Selección de España.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Aymeric Laporte Julen Lopetegui Vicente del Bosque Sergio Ramos Gerard Piqué Ciudad del Fútbol de las Rozas Manchester City Real Federación Española de Fútbol Didier Deschamps Luis Enrique