Asiste, golea y lidera el proyecto

Del ostracismo al estrellato: el gratuito James es la sensación de la Premier League

Tras su escasa participación en el Real Madrid, el colombiano lidera en su mejor momento futbolístico a un Everton invicto en Premier League en las cuatro primeras jornadas

Foto: James Rodríguez celebra unno de sus goles en Goodison Park. (Reuters)
James Rodríguez celebra unno de sus goles en Goodison Park. (Reuters)

“Los jugadores con clase no tienen problemas para llegar y adaptarse. La calidad está ahí, el fútbol no es complicado, la cancha siempre es la misma y los rivales son once”. Así de sincero respondió a los medios británicos Carlo Ancelotti cuando se le preguntó si estaba sorprendido por el espectacular aterrizaje de James Rodríguez en el fútbol inglés. El Everton acababa de ganar por 4-2 al Brighton con dos goles del colombiano, lo que suponía todo un hecho histórico en el club: por primera vez en 50 años el equipo de Liverpool lograba ganar sus primeros cuatro partidos. Aquella temporada 1969-1970 ganaron la liga. En este momento son líderes en solitario de la Premier League tras el batacazo de sus vecinos, el Liverpool, que perdió 7-2 contra el Aston Villa este domingo.

El Everton, club histórico que en los últimos años estaba abocado a la intrascendencia en la Premier, decidió plantear un proyecto deportivo tan ilusionante como para seducir a Carletto, técnico que, entre muchos otros trofeos, ganó la Décima con el Real Madrid. Tras unos primeros meses en los que la mano del italiano no se hizo notar en los resultados del equipo, el mercado de verano del 2020 ha significado el verdadero paso al frente de los toffees, con la llegada de James Rodríguez como pieza angular de la plantilla.

Ancelotti y James, una dupla que ilusiona en Everton. (EFE)
Ancelotti y James, una dupla que ilusiona en Everton. (EFE)

El colombiano puede presumir de números en este inicio de Premier League, con 3 goles y 2 asistencias en los 4 primeros partidos de la competición. Pero su importancia en el equipo va mucho más allá de las cifras. Ancelotti le ha dado una indiscutible titularidad en el extremo derecho, posición que también le otorgó Zinédine Zidane en las escasas participaciones, 419 minutos repartidos entre los 8 partidos que el zurdo disputó la pasada temporada en el Real Madrid. Con los blancos y en esa demarcación, se vio a un James Rodríguez sin explosividad y perdido pegado a la banda. Algo totalmente opuesto a lo que busca el técnico italiano para su nuevo Everton.

Carlo Ancelotti quiere que todo el ataque de los toffees circule por James Rodríguez. A pesar del ritmo alto que caracteriza a la Premier League como competición, el italiano no le pide a su estrella una excesiva verticalidad a la hora de encarar rivales. La velocidad no es el punto fuerte de James, su mejor arma es la pierna zurda, una de las mejores de Europa. A través de esa bota ha focalizado Ancelotti las jugadas ofensivas del equipo. Hay que hacer llegar el balón a James, este controla en banda derecha y alza la mirada, elige a quien pasar, si hay que conducir o colgar la pelota para la cabeza de Calvert-Lewin, el goleador del Everton de los récords. Un monopolio ofensivo para James Rodríguez, que está devolviendo la confianza al italiano de la mejor manera, con resultados.

Ancelotti, clave en la carrera de James

La vida futbolística de James Rodríguez se resume en una serie de altibajos que vive un nuevo episodio en el Everton, un club aparentemente menor para un jugador cuya evolución se llegó a relacionar con Balón de Oro. Después de llegar a Europa, Oporto, Mónaco, Real Madrid y Bayern de Múnich han sido los destinos del colombiano. Como madridista brilló de la mano de Carlo Ancelotti, quien le vio como un recambio de mayor calidad, aunque menor trabajo, de Ángel Di María, enfrentando con la institución. 80 millones pagó el Madrid por el mediapunta, que acababa de desempeñar un papel fundamental con Colombia en el Mundial del 2014. James logró 13 goles y 13 asistencias en su primera temporada en Concha Espina, cifras que no igualó nunca más en su carrera.

Ancelotti sería despedido al finalizar esa temporada, tras no lograr buenos resultados. Una Champions en la edición anterior no fue suficiente para Florentino Pérez, que apostó por un eterno aspirante al banquillo del Santiago Bernabéu, Rafa Benítez. Tanto para el español como para Zidane, que sería nombrado técnico del primer equipo pocos meses después, James no era un jugador fundamental. Su importancia se fue diluyendo y la llamada del entrenador italiano en el 2017 para incorporarse al Bayern de Múnich le repescó. Después de dos años como cedido, el club bávaro no quiso contar con él y pagar 42 millones de euros.

James y Ancelotti, en su etapa como madridista. (Reuters)
James y Ancelotti, en su etapa como madridista. (Reuters)

James Rodríguez lo tuvo casi hecho con el Atlético de Madrid para salir en el verano del 2019, pero una aparatosa derrota en pretemporada del Madrid frente a su vecino dinamitó las opciones del fichaje. Un año entero de ostracismo, apoyado fervientemente por medios colombianos en sus críticas a Zidane, provocaron una venta a la baja para el Everton, que pudo cumplir la petición más importante de Ancelotti. Primero se tasó el traspaso en 25 millones de euros, pero Banfield, que tenía los derechos iniciales del colombiano y, por tanto, recibía porcentaje de cada venta del jugador en concepto de solidaridad, aseguró que fue un fichaje a coste cero.

Un equipo hecho a su medida

Para su primera temporada completa en el Everton, Ancelotti ha conseguido armar un equipo poderoso, tanto a nivel físico como de talento, en el que James es la guinda del pastel. El club de Liverpool se ha movido en el mercado de este verano con rapidez e inteligencia. A la clase de André Gomes, que ya recuerda a sus mejores momentos en el Valencia, se le ha sumado el físico de Doucouré y Allan, por 25 y 22 millones de euros. Con el primer lograron un centrocampista de experiencia Premier, con el segundo uno de los pivotes más prometedores de los últimos años en el fútbol europeo.

Doucoure, Richarlison y Allan, en una imagen reciente. (Reuters)
Doucoure, Richarlison y Allan, en una imagen reciente. (Reuters)

Yerry Mina, compatriota del zurdo, afianza la defensa con un Digne estelar desde el lateral izquierdo. Al goleador Calvert-Lewin le acompaña Richarlison, escorado a la izquierda y siendo el encargado de recibir las diagonales de James Rodríguez de cara a gol. Solo está teniendo un punto negativo el Everton en este inicio de temporada, el de su portería. Pickford, llamado a ser el guardameta titular para largos años en Inglaterra, lleva dos temporadas a un bajo nivel y ha protagonizado diferentes cantadas en este inicio de liga.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios