PRIMERA VICTORIA EN CHAMPIONS

La motivadora frase de Messi en el descanso que ayudó al Barcelona a remontar al Inter

El astro argentino reunió a sus compañeros en el túnel de vestuarios y les pidió “no volverse locos” de cara al comienzo de la segunda mitad

Foto: El delantero argentino dio la clave para la remontada a sus compañeros (Reuters/Sergio Perez)
El delantero argentino dio la clave para la remontada a sus compañeros (Reuters/Sergio Perez)

El Barcelona sufrió lo indecible para tumbar al Inter de Milán en la segunda jornada de la Champions League. Los azulgranas fueron a remolque en el marcador desde los primeros minutos de partido, aunque dos goles de Luis Suárez en la segunda parte permitieron a los de Valverde lograr la primera victoria de la temporada en esta competición.

Si la primera mitad barcelonista había sido un desastre, la segunda cambió por completo. El Barcelona presionó más y mejor al rival y consiguió voltear un partido que se le había puesto muy complicado. Y parte de la culpa de esa transformación pudo estar en la minicharla que Leo Messi dio a sus compañeros en el túnel de vestuarios.

El delantero argentino dice textualmente a sus compañeros: “No nos volvamos locos, muchachos. Salimos a presionar más y tan normal”. Una frase con la que quiso tranquilizar a los futbolistas del Barcelona para que no se dejaran arrastrar por la incertidumbre del marcador y que sirvió para que el conjunto culé jugara sin presión en la segunda mitad.

Luis Suárez, determinante

Después de Messi tomó la palabra Piqué, que también quiso influir en sus compañeros: “Pero a ver, o presionamos o nos vamos arriba. Lo que no podemos hacer es un intermedio de ambas”. Finalmente llega Luis Suárez que es el más animado de todos: “Vamos, vamos, vamos”, repite el uruguayo en varias ocasiones.

El cambio de Vidal en el segundo tiempo fue vital, pero también la tranquilidad que transmitió Messi: "No nos volvamos locos, muchachos"

Fue Suárez, precisamente, el futbolista determinante en la segunda parte con los dos goles que dieron la vuelta al partido. El primero, cuando apenas se había cumplido un cuarto de hora y el segundo, cuando quedaban seis minutos para el minuto 90. Dos goles que permiten al Barcelona comandar la clasificación de su grupo junto al Borussia Dortmund.

También influyó el cambio que Ernesto Valverde introdujo en el descanso, dando entrada a Arturo Vidal por Sergio Busquets. Aunque los goles fueron de Luis Suárez, el centrocampista chileno activó a sus compañeros y los metió aún más en el partido, siendo determinante para el resultado final.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios