La afición responde a DC Comics

Valencia no es Gotham City o por qué Batman se ha estrellado contra el centenario

El intento de DC Comics de tumbar el logo del centenario del club recibe el reproche de la afición y alimenta su orgullo en un momento dulce. Las redes ironizan sobre la denuncia

Foto: Grabado del escudo de Valencia difundido por Las Provincias, con el murciélago, en el libro 'Fàbrica de Murs i Valls', de 1674.
Grabado del escudo de Valencia difundido por Las Provincias, con el murciélago, en el libro 'Fàbrica de Murs i Valls', de 1674.

"Cuando este club jugaba con un murciélago en el pecho en Estados Unidos estaban persiguiendo bisontes". La contundente respuesta del Valencia CF al escrito de oposición presentado por DC Comics contra el logo del centenario del club se convirtió la semana pasada casi en un cántico de la afición tras conocer la ofensiva judicial de la editorial propietaria de los derechos de Batman.

Creado en 1939 por Bob Kane y Bill Finger, el personaje del superhéroe ha sufrido tantas transformaciones en su disfraz alado como el 'rat penat' que representa a la sociedad anónima deportiva. La enseña de Peter Lim se defiende del nuevo intento de DC Comics de limitar sus opciones de jugar con la imagen del queróptero para renovar su estrategia comercial y recuerda que ya en 1921, antes de que Gotham City apareciese en el número 27 de Detective Comics, un murciélago presidía la parte superior del escudo del equipo de fútbol fundado en 1919.

Los bisontes pisoteaban libres y sin amenazas las praderas americanas cuando el murciélago apareció en el escudo de la ciudad hace medio siglo

Lejos de impactar sobre el univero sociológico del Valencia, la denuncia tramitada en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) por el despacho especializado Elbazuru ha suscitado una respuesta masiva de la afición en forma de sátira y reivindicación de su orgullo identitario e histórico. El momento dulce que vive el club, a las puertas de una final de Copa del Rey tras una temporada que pintaba más bien mediocre en términos futbolísticos, se ha visto reforzado por unos actos de celebración del centenario en los que la propiedad, a través del hombre de Lim en Valencia, Anil Murthy, no ha escatimado medios, lo que le ha servido para reconciliarse con su grada.

El pasado domingo, el llamado 'Partido de las Leyendas' fue un éxito sentimenal colectivo que se vivió como un acontecimiento histórico. La afición se reencontró con su pasado y con su trayectoria. Hasta Pedja Mijatovic, que jugó en el equipo de referentes del Valencia que se enfrentó a otro de nombres históricos de la Selección española, fue indultado de la condena que recibió tras su fuga al Real Madrid en 1996. Los seguidores blanquinegros cerraron una herida que llevaba abierta más de dos décadas aplaudiendo al exfutbolista junto a otros mitos como Mario Kempes, Albelda, Ricardo Arias, Santiago Cañizares, Voro, Subirats o Fernando.

En ese contexto, Batman solo podía estrellarse contra un contrincante formidable. Puede que Elzaburu arranque una solución en la EUIPO al conflicto del registro de las marcas, para el que ambas partes se han dado 22 meses de plazo o 'enfriamiento' [cooling off] para alcanzar algún tipo de acuerdo, al igual que ocurrió en 2014, cuando DC Comics planteó un recurso similar. Pero en el duelo entre murciélagos que se vive fuera de los despachos, recogido hasta en 'The Washington Post', los valencianistas han ganado de calle.

Si de retrotraerse al pasado se trata para escudriñar en los orígenes de las marcas, la referencia a los bisontes y los mitos del nacimiento de la nación americana se queda incluso corta. El veterano periodista y exdirector de 'Las Provincias' Francisco Pérez Puche recogía en un rtículo publicado el pasado 22 de marzo en el mismo periódico las múltiples referencias que la historiografía hace a la presencia de 'lo rat penat' [la rata penada] en el escudo de la ciudad de Valencia.

La alusión al murciélago, en realidad una derivada del dragón en el casco de San Jorge, aparece por primera vez en el 'Llibre dels Feits', que narra de forma autobiográfica, las gestas de Jaume I en Valencia y Mallorca y la extensión de la Corona de Aragón con la creación de dos nuevos reinos. Pero no es hasta bastantes años después cuando esa referencia textual empieza a traducirse en la simbología de Valencia. Pérez Puche cita bulas de 1587 y 1588 en las que aparece el murciélago en el escudo valenciano y, ya de forma definitiva en el libro 'Fàbrica de Murs i Valls', datado por el jurista Josep Llop en 1674, recoge el periodista. Los bisontes pisoteaban libres y sin amenazas las praderas americanas.

Con esos antecedentes, una afición en pleno chute de autoestima y el murciélago interiorizado completamente en la conciencia colectiva, la denuncia de DC Comics ha sido pasto de todo tipo de chanzas e ironías en las redes sociales y medios locales. La editora de Burbank y Elzaburu sabrán si, en términos de imagen corporativa, el último capítulo de los desafíos de Batman les ha salido a cuenta. Desde luego, el superhéroe ha salido trasquilado de su incursión. Valencia no es Gotham City.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios