ya ha sido presentado en parís

Neymar regatea las críticas: "No me voy por dinero ni por ser más protagonista"

El brasileño desmintió que el motivo de su marcha del Barcelona fuera su deseo de no estar a la sombra de Messi. "Eso no ha influido en nada", declaró el brasileño

Foto: Neymar fue presentado como jugador del PSG este viernes en París. (Reuters)
Neymar fue presentado como jugador del PSG este viernes en París. (Reuters)

El fútbol sigue sembrado de tabúes, tanto es así que en la presentación del fichaje más caro de la historia, el de Neymar, ese que ha costado 222 millones de euros, aún se abjura de hablar de dinero, como si fuese sucio o nada tuviese que ver con lo que en esa sala de prensa estaba ocurriendo. "Nunca me he movido por el dinero", afirma tajante el 'crack' brasileño. Se estima que ganará 40 millones de euros limpios al año. "Estoy muy feliz aquí, no es por dinero, si fuese por eso no estaría aquí, yo agradezco al PSG que haya valorado mi fútbol", abundó el delantero este viernes durante su presentación.

Nasser Al-Khelaifi, jeque y presidente del club francés, remarcó esa idea. "Ha venido por un proyecto, por una motivación, él podría ganar mucho más dinero, de eso estoy seguro, te garantizo que no ha venido aquí por eso porque hay otros clubes que pagan mucho más que nosotros", contó. Es improbable que esto sea cierto. Una operación como la de Neymar, que entre unas cosas y otras supondrá una inversión cercana a 500 millones de euros, solo es posible con dinero de los emiratos detrás. Y eso reduce muchísimo las posibilidades. No importa, el dinero sigue siendo un tabú y se niega hasta lo más evidente.

Neymar posó con su nueva camiseta junto al presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi. (Reuters)
Neymar posó con su nueva camiseta junto al presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi. (Reuters)

Neymar lució elegante, con traje oscuro y corbata negra. Sonriente, aunque esto tampoco cambia mucho las cosas, él siempre lo está. Intentó explicar su decisión a través del fútbol. "Me gusta la ambición que tiene este club, que se parece a la mía, quiero ganar, tener nuevos retos. He venido donde mi corazón me ha llevado, tengo toda la felicidad por estar aquí y espero ser el mejor para ayudar a nuestro equipo a llegar a los títulos más importantes". Fórmulas frecuentes en cualquier presentación futbolística, nada nuevo bajo el sol. También fue lo de siempre ese momento en el que Al-Khelaifi le señalaba como "el mejor jugador del mundo".

Además del dinero, aunque se niegue con contundencia, el otro motivo que se baraja para que Neymar haya decidido marcharse del Barcelona es la presencia omnímoda de Messi, siempre haciendo sombra a los demás, por buenos que sean. Tampoco lo compra Ney: "No me ha influido ser más protagonista, absolutamente en nada, mi deseo de venir a París era porque era un nuevo reto, para buscar algo diferente, no es porque me sintiese incómodo por tener poco protagonismo. Es muy distinto hablar del protagonismo, no es lo que vengo a buscar, vengo a buscar un nuevo reto, títulos, lo que este club se merece". En otro momento incluso llegó a asegurar que si se fue al Barcelona fue por Messi que es su "ídolo" en el fútbol.

Así que ni el dinero ni la presencia de Messi, el discurso oficial habla de la ambición común con su nuevo club. La operación es monumental, por su tamaño y su dificultad. Solo hace dos días el brasileño supo que terminaría en Francia. "Lo pensé mucho, he pensado mucho, en todo momento lo tenía en la cabeza. Mucha gente quería que dijese algo, pero es complicado llegar y hablar de algo que no tenía muy claro. Me preguntaban una cosa que era imposible de contestar, cuando lo decidí al 100% lo dije, ha sido muy difícil tomar esta decisión, ha sido lo que me ha pedido el corazón, es lo que Dios me ha pedido".

La tienda del PSG ha vendido decenas de camisetas con el '10' de Neymar esta mañana. (Reuters)
La tienda del PSG ha vendido decenas de camisetas con el '10' de Neymar esta mañana. (Reuters)

"Una nación que representa Cataluña"

Antes de viajar a París, Neymar se había despedido de la afición de Barcelona con un mensaje publicado en su perfil de Instagram. En él, el brasileño ya había explicado que necesitaba un desafío, y que por eso había decidido fichar por el PSG. También tuvo palabras de elogio para Messi —"el mayor atleta que he visto en mi vida"— para el club, al que definió como "una nación que representa a Catalunya". Está claro que o bien no supo expresarse o en cuatro años en Barcelona no se ha enterado de mucho. En ese mismo mensaje incluía una alusión a su padre, al que pedía que le apoya. "Papa (sic), entiendo y respeto tu opinión, pero mi decisión está tomada", dijo, dando a entender que, al contrario de lo que se cree, su padre no quería que fichara por el PSG.

El jugador es consciente que la afición de Barcelona le recordará con resquemor. De algún modo es inevitable, por lo ocurrido y por las formas. "El mensaje que le dejo a la afición del Barça es de mucho respeto y cariño, de una manera general he sido muy feliz y muy bien recibido, no tengo de que quejarme, estoy muy feliz, creo que hice una historia en el Barcelona, he ganado muchos títulos y marcado muchos goles, he podido ayudar. No se puede dejar a todos contentos, desgraciadamente. La pasión va más allá del fútbol, pero lo que tengo que decir, en resumen, es agradecer el cariño que tuvieron por mí", explica el delantero, con diplomacia.

"Le pedí a Piqué que no publicara la foto"

El dinero, aunque proscrito, sigue entrando de vez en cuando en la conversación. 222 millones son muchos, pero solo el tiempo dirá si fueron demasiados. Así lo expresa el dueño del PSG: "En dos o tres años quizá no parezca caro. Cuando miramos a Neymar como una marca no creo que lo que hemos pagado sea caro, vamos a hacer más dinero con él. Asociar la marca Neymar con la del PSG, con las dos marcas juntas el club subirá de nivel y para mi es un traspaso increíble".

Se marcha Neymar y deja amigos, amigos que se despiden de él por las redes sociales, porque esto es 2017 y el fútbol también es eso. Uno de los más cercanos al brasileño es Piqué. El central recordará siempre ese mensaje de Twitter: "Se queda". Una foto de ambos y la sensación de que ese negocio estaba terminado. Ahora se sabe que no era así y el brasileño trata de explicar qué llevó a su amigo a hacer esa foto. "Fue una broma. Estábamos de día libre, nos juntamos para comer y él acabó poniendo la foto. Estábamos de broma, le pedí que no la hiciera porque no lo tenía claro, no lo tenía decidido todavía. En mi cabeza estaba pensando muchas cosas. Fue la manera que encontró Piqué para expresar sus sentimientos respecto a mí. Poqué es un gran amigo que tengo en el fútbol".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios