sin opción de compra y con cláusula del miedo

Misterio Pardo: de objetivo del Madrid a ninguneado por Eusebio y cesión al Betis

Era la gran promesa de la Real, pero esta temporada su entrenador sólo le ha dado 239 minutos, 159 en Liga y 80 en Copa, de ahí que se vea obligado a buscarse la vida

Foto: Rubén Pardo disputa el balón con Piatti durante la visita del Espanyol a Anoeta. (EFE)
Rubén Pardo disputa el balón con Piatti durante la visita del Espanyol a Anoeta. (EFE)

Aunque aún no había (ni hay) nada oficial, su no participación en el entrenamiento matinal de la Real Sociedad, club en el que recaló con 12 años, confirmó la salida de Rubén Pardo (Logroño, 1992). El centrocampista riojano acudió a Zubieta este lunes a primera hora para despedirse de sus compañeros, recoger sus pertenencias y marcharse con su fútbol a Sevilla, donde está previsto que este martes pase el pertinente reconocimiento médico antes de que su incorporación al Betis sea anunciada. "Mucha suerte amigo!! Demuestra lo grande que eres!!", escribió Iñigo Martínez en su cuenta de Twitter. "El fútbol da compañeros, amigos y a mí, gracias a Dios, me dio este hermano. Gracias por todo y nos vemos a la vuelta tete", fue el emotivo mensaje del argentino Rulli en la misma red social.

Rubén Pardo se va, sí, pero cedido, tras renovar este mismo lunes su contrato hasta 2020 y sin opción de compra. Además, no podrá jugar cuando su nuevo equipo reciba a la Real en el Villamarín. La llamada cláusula del miedo en este caso tiene aún más -o menos, según se mire- sentido, pues detrás de la marcha forzada del riojano se esconden las misteriosas razones de su entrenador, Eusebio Sacristán, para no contar con él, pero también la sombra de Lorenzo Juarros, el director deportivo. El técnico vallisoletano acaba contra el 30 de junio, aunque ya ha iniciado las negocaciones para renovarlo por dos temporadas más, es decir, hasta 2019, un año menos de los que firmará Pardo. En cuanto a Loren, él también acaba contrato, pero su continuidad no está tan clara, sobre todo tras la llegada el pasado mes de septiembre de Roberto Olabe para desempeñar la labor de director de fútbol.

En cinco años, Rubén ha pasado de ser pretendido por el Real Madrid, quien hasta dos veces ofertó por él -primero 6 millones y luego 10, además de pretender incluir una opción por Iñigo Martínez-, a marcharse cedido al Betis en este mercado de invierno. Es evidente que Eusebio no cuenta con él, pues esta temporada sólo le ha dado 239 minutos, 159 en Liga y 80 en Copa. Rubén jugó los 90 minutos en Pamplona, donde la Real ganó 0-2, y 68 ante el Espanyol en Anoeta (1-1). A partir de ahí, su entrenador ya no contó más con él, pues después de tres partidos enteros en el banquillo (ante Villarreal, Eibar y Betis) y dos fuera de la convocatoria (Las Palmas y Athletic), el técnico de La Seca le sacó un minuto ante el Alavés, lo cual puede interpretarse como una humillación pues el resultado era de 3-0.

A dos nuevos partidos en el banquillo le siguieron cinco fuera de la convocatoria por lesión, uno de ellos el de Copa en Valladolid. A los tres siguientes como suplente y cero minutos y el del pasado domingo ante el Celta de nuevo fuera de la convocatoria hay que sumar tres ausencias más en Copa, los dos partidos de octavos contra el Villarreal y la ida de cuartos contra el Barça. Ni las ausencias por lesión o sanción de Zurutuza e Illarramendi le sirvieron a Pardo para que Eusebio se acordara de él. Según Transfermarkt.es, el centrocampista ha jugado 158 partidos partidos con la Real en los que ha marcado 5 goles y ha dado 31 asistencias, esta segunda cifran sin duda a destacar.

Pardo e Illarra luchan un balón con Hernan Pérez, del Espanyol. (EFE)
Pardo e Illarra luchan un balón con Hernan Pérez, del Espanyol. (EFE)

Campeón de Europa Sub19

Habitual en todas las categorías inferiores de la selección española, en 2011 fue campeón de Europa sub 19 en Rumanía. Y lo hizo como titular indiscutible en el equipo que dirigía Ginés Meléndez y en el que también jugaban Deulofeu, Sarabia, el ahora realista Juanmi, Paco Alcácer o Morata, entre otros. Ni Philippe Montanier, con quien debutó en Primera, precisamente contra el Real Madrid en Anoeta, ni Jagoba Arrasate ni Eusebio han dado continuidad al centrocampista riojano. Curiosamente, quien más confianza depositó en él fue David Moyes, aunque tampoco el escocés le ayudó a mejorar, pues sabido es que los conocimientos tácticos de los entrenadores británicos dejan mucho que desear.

Lo más curioso de todo es que las cualidades de Rubén, con una gran visión de juego y un gran manejo de balón, lo mismo para distribuir en corto que en largo, al pie o al espacio, y sacarlo jugando desde atrás, coinciden perfectamente con la manera de jugar que Eusebio ha implantado en la Real Sociedad. Es cierto que la dupla Illarramendi-Zurutuza le ha cerrado el paso a la titularidad, aunque tanto Granero, con unas cualidades muy distintas y que empezó la temporada defenestrado al negarse a abandonar el equipo en verano, y Gaztañaga, de corte más defensivo, terminaron por relegarle a la grada. Y eso que Markel Bergara lleva lesionado desde octubre en otro de esos expedientes X que rodean a los servicios médicos del club donostiarra.

Mikel Etxarri, exsecretario técnico de la Real y actualmente co-seleccionador de Euskadi, siempre ha visto en Rubén Pardo a un futbolista "con similitudes" a Xabi Alonso, a quien precisamente él se llevó a Zubieta procedente del Antiguoko. "Ojalá Rubén recupere la ilusión y la confianza en el Betis", comenta Etxarri a El Confidencial. "Me han llamado de Sevilla para preguntarme por él y sólo he podido decirles que se llevan a un buen futbolista, con una gran visión de juego. Aquí lleva casi dos años sin apenas jugar y esto es precisamente lo que necesita, aunque ahora no debe precipitarse y querer demostrar todo en el Betis nada más llegar".

Tanto Víctor Sánchez del Amo, técnico bético, como Miguel Torrecilla, director deportivo verdiblanco, han apostado fuerte por hacerse con la cesión de Pardo, por quien también estaba interesado el Leganés. A poco que en el Villamarín le den continuidad y coja esa confianza de la que habla Mikel Etxarri, quedará demostrado por qué en Anoeta no se han atrevido ni a dejarle marchar sin antes renovarle, ni tampoco a incluir una opción de compra. Jokin Aperribay, presidente txuri urdin, sabe que Rubén es patrimonio de la Real. Y es que igual el problema no es (sólo) el centrocampista, sino su entrenador, quien debería enseñarle o, a una mala, darle partidos para que mejore jugando..

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios