media europa tiene puestos los ojos en el francés

​La dura realidad de N'Zonzi: 'solo' vale 30 millones y su padre no quiere negociar

El Sevilla trata de mejorar su contrato y subir su cláusula, pero se encuentra con un muro. Eso sí, pese a ser tentado por la Juve y el City, no se irá en este mercado

Foto: N'Zonzi celebra el primer gol marcado al Atlético de Madrid en el Pizjuán. (EFE)
N'Zonzi celebra el primer gol marcado al Atlético de Madrid en el Pizjuán. (EFE)

Steven N´Zonzi (28), centrocampista del Sevilla, se ha convertido en una de las sensaciones de LaLiga. Hace poco más de dos años, este mocetón de piernas larguísimas y movimientos de bailarín era un perfecto desconocido para el gran público; hacía su trabajo correctamente en el modesto Stoke City pero los focos iluminaban otros campos. El mago Monchi lo llevó a Nervión, y ahora el francés es uno de los futbolistas de moda en Europa. Pero la cara oculta de la luna dice que, aunque ídolo incuestionable en el Sevilla, nadie apuesta un euro por su continuidad en el próximo curso.

La claúsula, 30 millones de euros, hace que Steven N´Zonzi se haya convertido en uno de los grandes chollos para los equipos top del continente. De hecho, tanto Juventus como Manchester City han realizado amago de pagar su cláusula en este mercado de invierno, pero se han topado con la negativa rotunda del jugador, que vive su momento más feliz desde que aterrizó en el equipo del barrio de Nervión y se mueve por la ciudad con la enjundia de un artista.

N´Zonzi vive momentos de gran contradicción interior. Sevilla y el Sevilla han entrado de lleno en la médula de sus sentimientos. Ahora se acuerda de las palabras de Monchi cuando contactó por vez primera con él, hace tres años. El León de San Fernando le hablaba del Ramón Sánchez-Pizjuán, de la magia de una afición entregada al equipo, algo intangible que multiplica por diez las cualidades de los futbolistas que visten la blanca sevillista y opaca sus defectos. Le hablaba el director técnico de la posibilidad de luchar por títulos. Y conseguirlos. También le describía el bondadoso clima mediterráneo andaluz, en las antípodas de la Midlands del oeste, vecina de Gales, donde la humedad y el gris del cielo se abrazan como garrapatas a los companarios de la ciudad; nada que ver con la hermosura acogedora de Sevilla. Monchi lo clavó, piensa Steven, que luce sus casi dos metros por el casco antiguo hispalense como si fuera un paso de palio de Semana Santa, y suspira cuando el aire le lleva aromas de incienso. Está feliz luciendo su fútbol por estas calles, pero los cantos de sirena vienen cargados de dinero y él, tal y como le enseñó su padre, Fidele, que es también su apoderado, es todo un profesional.

Del casi amateur Amiens (su equipo en Francia) al Blackburn y luego al Stoke. Cinco años en la Premier League como titular de un equipo que paga buenos sueldos pero no deja de vivaquear con los puestos de descenso o en la zona de nadie. Hasta que llegó el Sevilla y explotó el fútbol de N´Zonzi. En Francia, los especialistas se frotan los ojos y no dejan de preguntarse cómo este heredero legítimo del fútbol de Patrick Vieira duerme en el baúl de los olvidos del seleccionador Didier Deschamps, cuando Inglaterra trató de hacerlo suyo y la federación del Congo (donde nació) lo quiere convencer para que Steven lulzca el escudo del país de sus ancestros.

Steven N'Zonzi disputado el balón con Modric ante la mirada de Zidane. (EFE)
Steven N'Zonzi disputado el balón con Modric ante la mirada de Zidane. (EFE)

En Sevilla se huelen que haga un Banega

En el Sevilla andan con el entrecejo fruncido, porque huelen que N´Zonzi, como hicieron antes Fazio, Rakitic y Banega, se haga el sueco y a final de temporada pulse el fatídico botón de salida. Monchi, durante la presentación del francés Lenglet, aseguró que el club sigue intentando negociar un nuevo contrato con N´Zonzi y se atrevió a deslizar ciertas esperanzas en que todo termine con un desenlace feliz. Pero la mosca de la incertidumbre y las dudas no deja de volar por las paredes. Porque 30 millones por un futbolista que ve el fútbol como si fuera Mozart y es capaz de cortar casi tantos balones como Casemiro, supone calderilla para los más poderosos.

El Manchester City y la Juventus ya han contactado con el Sevilla para mostrarles su disposición a negociar. El Sevilla es categórico: no vende. Ni ingleses ni italianos han movido una pestaña. Fidele N´Zonzi, el padre del futbolista, es el que maneja los tiempos y no da señales de vida. Cuando el Sevilla se interesó por la situación de Cesc Fábregas, suplente casi fijo desde que aterrizó en el Chelsea el italiano Antonio Conte, los dirigentes del club londinense pusieron sobre el tapete el nombre de N´Zonzi. También lo quieren. No hay que olvidar al Barcelona, que ve al sevillista como el único jugador comos una seria alternativa a Sergi Busquets, hasta ahora intocable y saturado de partidos al no tener alguien de su calidad para relevarle.

Los próximos meses se atojan de muchas cuestas y curvas. N´Zonzi ha tranquilizado al club, por nada del mundo quiere cambiar su presente de oro. Pero su futuro, después de junio, se puede convertir en diamante. Y el Sevilla lo sabe.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios