nuevo cruce de puyas en sus cuentas de twitter

Arbeloa se mofa de la derrota del Barça y Piqué le menosprecia

"Pues tenía razón. Peliculón 'La verdad duele'", escribió el madridista en Twitter. "Un jugador que ha sido titular una vez de 32 no merece respuesta", respondió el catalán

Foto: Gerard Piqué (Reuters)
Gerard Piqué (Reuters)

Luis Enrique es un extraño en la sala de prensa. Se le nota incómodo, él mismo no tiene ningún rubor en señalar que comparece por obligación y no por otra cosa. Eso hace que, en muchas ocasiones, no sea capaz de mandar un mensaje que beneficie a sus intereses. En realidad ni lo suele intentar pero, después de perder contra la Real Sociedad, minutos después de su tercer partido liguero consecutivo sin ganar, sí que quiso marcar una línea a seguir. 

"Hay liga, quedan seis jornadas, la ganará el mejor y nosotros ahora mismo somos los primeros. Ser pesimista no beneficia a mi equipo, no son máquinas, son personas, hoy no ha sido un buen día. Hay que levantarse desde ya, pensar que podemos pasar a semifinales de Champions. Necesitamos a todos los culés, recuerdo que el año pasado a estas alturas solo sacábamos dos puntos al segundo. Nunca hemos dicho que fuese fácil o que estuviese cerrado. Maravillosa oportunidad para demostrar que somos el mejor equipo del mundo. No tengo duda de que vamos a competir", dijo el asturiano, pidiendo apoyo a la afición y recordando que, como decía Laporta, no están tan mal.

Luis Enrique siguió contando su película, esa que dice que hay que darlo todo en lo poco que queda. Ese discurso tan propio de entrenador que concluyó incluso con una cita atribuida a John F. Kennedy: "De una situación así no se sale pensando qué puede hacer el equipo por mí, sino qué puedo hacer yo por el equipo".

En sus vericuetos de sala de prensa, Luis Enrique dejó también una perla, esta quizá involuntaria, cuando quiso explicar por qué el equipo no había podido remontar el gol en contra inicial, cosa que sí hizo el pasado martes. "Con un jugador más se defiende mejor", dijo, sin darle mucha importancia. Como si no recordase la indignación de los rojiblancos por la roja a Torres, una indignación en la que los madridistas, curiosamente, son solidarios. Con otro tono ya había dicho lo mismo el tuitero blanco por antonomasia: Álvaro Arbeloa. Lo que en uno parece un accidente meteorológico en el otro es una afrenta máxima. Así se mueve el fútbol. 

 

No iba a dejar pasar esa oportunidad para meterle en el dedo en el ojo al rival. Es el Piqué blanco, al menos cuando tiene un teclado delante de las manos. Y tiene su parroquia, solo tardó unos minutos en llegar a más de 20.000 rebotes el mensaje de marras. Arbeloa es viral. El central del Barça, que también lo es, no se iba a quedar tranquilo con la andanada de su rival. No pasaron más que unos minutos para que Piqué le metiese un rejón. "Un jugador que ha sido titular una vez de 32 no merece respuesta". Ni más ni menos. 

Y eso, claro, no podía quedar ahí. Como si se fuesen a callar alguno de los dos. Primero Arbeloa, que vio el tuit de la Cope en el que se recogía la frase de Piqué y no dudó en meterse: "Pues tenía razón. Peliculón 'La verdad duele'".

Y Piqué, ni corto ni perezoso, le reclamó una mejor ortografía.

Arbeloa, claro, buscó tener la última palabra y lo hizo, cómo no, metiendo el dedo en la llaga de Piqué. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios