Sotaro Yasunaga, el icono japonés que quiere aprender el oficio de entrenador en Guijuelo
  1. Deportes
  2. Fútbol
ex jugador de lleida y racing de ferrol

Sotaro Yasunaga, el icono japonés que quiere aprender el oficio de entrenador en Guijuelo

Sotaro Yasunaga, el segundo futbolista japonés de la historia que jugó en España, ha aterrizado en el Club Deportivo Guijuelo -club de Segunda B- para aprender el oficio de entrenador

placeholder Foto: Imagen del cuerpo técnico del Club Deportivo Guijuelo junto a Sotaro Yasunaga (FOTO: www.clubdeportivoguijuelo.com)
Imagen del cuerpo técnico del Club Deportivo Guijuelo junto a Sotaro Yasunaga (FOTO: www.clubdeportivoguijuelo.com)

En su tierra no es uno más. Pasó a la historia por ser uno de los primeros futbolistas japoneses en jugar en España -Lleida y Racing de Ferrol- y su rostro es reconocido en cualquier rincón de su país. No sucede lo mismo en el nuestro, donde no logró triunfar como era su deseo. Con las botas colgadas hace tiempo, hace semanas se plantó en España con el propósito de potenciar su preparación como entrenador. No se sabe si sentarse en un banquillo será su destino, pero al menos quiere empezar a aprender el oficio. Se le vio por Zaragoza y Vallecas, pero por casualidades de la vida terminó en un paraíso del jamón ibérico. Sotaro Yasunaga aterrizó en Guijuelo y durante unos días ha sido un asistente más del cuerpo técnico del club de Segunda B. Y quiere quedarse. Ha regresado a Japón para realizar los oportunos trámites burocráricos que le permitan completar la temporada entera en España. Por algo se despidió con un “Saturo-dos semanas-Guijuelo...”. Le esperan con los brazos abiertos.

La vida de este modesto club de Segunda B se ha agitado con la llegada del japonés. Una llamada al presidente del club lo activó todo. Un conocido le comunicó que el ex jugador buscaba un club en el que aprender junto al cuerpo técnico. No importaban ni la categoría ni su historia, sólo quería aprender. Jorge Hernández (presidente del Club Deportivo Guijuelo) trasladó el asunto a su director deportivo y su entrenador; ambos aceptaron acoger a Sotaro y el protagonista se presentó en el municipio para comenzar su adiestramiento. “Que el nombre de Guijuelo -no llega a los 6.000 habitantes- suene un poco más en Japón gracias a él siempre es bueno, aunque empresarios de la zona exportan productos allí”, explica en charla con El Confidencial el mandatario, que recuerda que “Sotaro es muy conocido en su país”, donde últimamente comentaba los partidos de LaLiga en un canal de televisión de su país.

Charlas con niños

La vida en Guijuelo ha convencido plenamente al japonés. Tanto, que va a tantear a algunas empresas de su país para que le patrocinen y de esta manera poder sufragar su estancia en nuestro país. Su idea, y el club está de acuerdo, es estar integrado en el cuerpo técnico durante toda la temporada. Quiere formarse como entrenador y el presidente del club deja claro que “le vamos a ayudar en todo”. “Él ha estado muy contento con nosotros y ha hecho buenas migas con la gente del club”, resalta el dirigente, que subraya que “sólo le falta recordar palabras de nuestro idioma que aprendió cuando jugó en España, aunque más o menos entiende todo y con el paso de los días ya se le ha visto más suelto”.

Para un club tan humilde como el Club Deportivo Guijuelo, la llegada de Sotaro ha supuesto todo un acontecimiento social, tanto para la entidad deportiva como para la población. Por ello, se quiere sacar el mayor partido a esta oportunidad y ya se estudia la posibilidad de que el japonés imparta charlas a los más pequeños del club para que les hable de lo que supone el fútbol de alto nivel desde el punto de vista de un profesional como él lo fue durante años. El club considera interesante, además, que Sotaro hable de su experiencia en Japón, un país con una cultura muy diferente y que podría enriquecer a los más pequeños.

Una oportunidad de oro

“Su aparición fue una sorpresa para todos”, dice Chema Aragón (director deportivo), pero subraya que “ha encajado muy bien en el club desde el primer minuto. Para nosotros es muy interesante tenerle con nosotros porque no podemos olvidar que fue un futbolista muy reconocido en su país y podemos aprender detalles para nosotros desconocidos por nuestra humildad”. Como profesional del fútbol, recuerda que “en Japón cada vez tienen más armas y mejores condiciones para competir, por lo que todo lo que nos transmita servirá para enriquecer al Club Deportivo Guijuelo y sus profesionales”. “Para nosotros supone una oportunidad de oro”, reconoce, “porque podemos aprender muchas cosas de Sotaro, un tipo muy humilde, para seguir creciendo”.

El que tiene más autoridad para hablar, porque se ha convertido en el jefe del japonés, es el entrenador del equipo, el que ha trabajado codo con codo con Sotaro. “Me pareció estupenda la idea de incorporarlo al cuerpo técnico. Quiere crecer como entrenador y para mí también es positivo porque hablamos de un futbolista que ha sido profesional y ha estado en la élite de su país”. Rubén de la Barrera explica que “llevaba 14 años sin hablar español y le costaba expresarse al principio, pero llama la atención que aunque parezca estar perdido en algún momento, sucede todo lo contrario; capta el método de trabajo y los diferentes ejercicios a la primera”.

Rubén destaca que “lo más fácil para él sería quedarse en su país, donde tiene las puertas abiertas de muchos sitios, pero ha preferido estar con nosotros”. “No te dice que quiera ser entrenador algún día, pero sí quiere aprender el oficio por si algún día quiere ejercerlo”, resalta el técnico. Para él la oportunidad es única porque siendo entrenador de un club modesto, no siempre se cruza con personas que llegaron a la élite del fútbol. “Yo me voy a beneficiar porque Sotaro fue profesional y seguro que me aportará muchas cosas por haber estado siempre cerca de entrenadores y futbolistas de primer nivel”, explica para acabar.

Sotaro Yasunaga Club Deportivo Guijuelo Japón
El redactor recomienda