HIERRO TRABAJA EN MOLDEAR SU PERSONALIDAD

Jesé el indomable: sigue queriendo escuchar lo bueno y no escuchar lo malo

A lo largo de su carrera ha tenido un par de problemas relacionados por su personalidad. Ahora, que por primera vez es prescindible en su equipo, la paciencia es una virtud que señala su cuerpo técnico

Foto: Jesé celebrando un tanto de la campaña pasada frente al Getafe.
Jesé celebrando un tanto de la campaña pasada frente al Getafe.

“Yo era segundo entrenador del equipo y le di mucha caña (a Jesé Rodríguez). Tenía que mejorar su constancia en el trabajo. Era muy bueno y yo hacía hincapié en las cosas que hacía mal, porque estaba acostumbrado a escuchar siempre lo que hacía bien. Es una cosa que sucede siempre con los jugadores de clase. No quería escuchar lo malo y solo deseaba escuchar lo bueno”. Rubén de la Red en una entrevista de hace más de un año al diario ABC.

Hay diferentes obstáculos que se cruzan en el camino de Jesé Rodríguez por conquistar el objetivo que actualmente le ocupa: ser titular en el Real Madrid. Por delante tiene duros contrincantes como Bale, Benzema o Cristiano Ronaldo y, para dificultar aún más el camino, el particular carácter indomable del canario.

Aquellas palabras de De la Red que describían la personalidad de Jesé continúan vigentes. Quizás en menor grado gracias a consejos “cañeros” como los suyos o también a charlas con su representante Ginés Carvajal y recomendaciones como las que Fernando Hierro o Carlo Ancelotti realizan sobre el canterano madridista a día de hoy… Aunque los papeles secundarios siguen sin gustar a Jesé (como a cualquier futbolista) y la impaciencia, unida a su temperamento, no ayuda a que destaquen ingredientes típicos en estas circunstancias: humildad, sacrificio o esfuerzo. No es que no existan, pero se los lleva por delante un carácter que centra la atención en sí mismo. “No quería escuchar lo malo y solo deseaba escuchar lo bueno”, como explicaba De la Red.

Ahora le toca subir por la cara norte

Para escalar una montaña por la cara norte hacen falta unos valores más allá de la técnica y de unas aptitudes excelentes. Ahora, Jesé, se encuentra en esa gélida y complicada cara norte, tal vez por primera vez en su carrera. Porque anteriormente su habilidad con la pelota le había permitido ‘trepar’ por Valdebebas con facilidad, yendo algún curso adelantado. Algo que le sirvió para pelear la titularidad el año pasado con figuras de talla mundial hasta su lesión.

El talento, a lo largo de su carrera, le ha ayudado para superar baches tan graves como el de 2009, cuando a los pocos minutos de empezar un derbi frente al Atlético agredió al árbitro tras una decisión que no gustó al madridista. 15 partidos de sanción y las dudas en el club de Chamartín sobre qué hacer con él (además de castigarle de forma interna). Su clase fue clave para seguir apostando por él.

Otro capítulo dramático en su carrera como futbolista ocurrió en 2011, cuando fue castigado por Fernando Hierro, director deportivo de la RFEF, con no ir al Europeo de aquel año tras haber sido expulsado en la Copa del Atlántico, anterior al torneo continental. A la mencionada Copa del Atlántico pidió ir convocado y la Federación aceptó. El resultado fue que a los 18 minutos dejó a España con uno menos, nuevamente por su carácter. En 2012, Jesé fue expulsado a los 16 minutos por propinar una patada desde el suelo a un rival tras tener un encontronazo con él...

Por primera vez en su carrera Jesé es prescindible en su equipo

Desde este año, Hierro -el mismo que le castigó sin Europeo-, se ha vuelto a tropezar con la personalidad de Jesé y es uno de los que intentan pulir esta compleja superficie. Por primera vez en su carrera Jesé es prescindible en su equipo. No va a ser titular por llamarse Jesé, ni porque sea eléctrico, tenga remate o sea desequilibrante. Ancelotti, defensor del grancanario, necesita más argumentos para darle más minutos o, al menos, dejar de ver gestos como el de Elche, cuando se enfadó por sacarle justo al final del partido. “No hombre, no. No me puede hacer esto”, criticó a Hierro.

¿No me puede hacer esto o no puede hacer esto porque es malo para el equipo? Al italiano le gustaría ese cambio de chip, sustituir el “yo” por “el equipo”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios