Florentino quiere un Madrid 'estilo Bayern' con Hierro, Raúl, Sanchís... pero sin Míchel
  1. Deportes
  2. Fútbol
al delantero le ofreció ser vicepresidente

Florentino quiere un Madrid 'estilo Bayern' con Hierro, Raúl, Sanchís... pero sin Míchel

Beckenbauer, Rummenigge y Hoeness, antes de entrar en la cárcel por delito fiscal. Pérez quiere imitar el modelo del Bayern y rodearse de exjugadores del Real Madrid

Foto: Florentino Pérez y Raúl
Florentino Pérez y Raúl

Aunque la idea no partió directamente de él, sino que se la plantearondesde laJunta directiva que preside y le gustó, Florentino Pérez pretendeimplantar en el Real Marid un modelo al estilo del Bayern de Múnich, en el que históricos jugadores del clubocupen cargos, no sólo de mera representación institucional, sino también conresponsabilidadesen lo que a la gestión de recursos se refiere.

De ahí el sorprendenteregreso de Fernando Hierro, actual ayudante de Carlo Ancelotti, pero con experiencia como director deportivo de la Federación Española y del Málaga,y también que ofreciera a Raúl nada menos que ser vicepresidente. La idea de Florentino eraque de estamanera el mítico delantero blancofuera la cabeza visibledel primer equipo, especialmente en los desplazamientos, a los que, por cierto, esta temporada el presidente ha faltado más de lo habitual. Raúl, que declinó el ofrecimiento porque considera que aún le quedan dos años más de fútbol y además quería llevarse a su familia a vivir a Nueva York, tiene la puerta abierta y todo hace indicar que una vez culminada su experiencia americana volverá.

Tras el fallecimiento de Di Stéfano, presidente de honor del Real Madrid al que Florentino guardaba auténtica devoción,y con Zidenide Zidane dirigiendo al Castilla tras su fallido paso como director deportivo cuando JoséMourinho era entrenador,en la cúpula directiva del club sólo hay un exjugador blanco,Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales, puesotros nombres como los de Jorge Valdano -exdirector general- y Miguel Pardeza -exdirector de fútbol- ya no están en la zona noble del Bernabéu.

Manolo Sanchís, que en alguna ocasión se ha postulado como alternativa a Florentino Pérez, también se ha acercado últimamente al club de toda su vida. Así, el mes pasado viajó a Bolivia con la Fundación del Real Madrid,junto a sus excompañeros Emilio Butragueño y Fernando Hierro,además del exentrenador Ángel Cappa,para participar en un partido benéfico.Precisamente, el modelo que en teoría iba a preparar yliderar Sanchís,en el que la idea erajuntarsehistóricos como Hierro, Raúl oDel Bosque, es elque ahora pretende implantar el actual presidente del Real Madrid.

Además del mencionado Vicente del Bosque, con quien sabido es que las relaciones son más que tirantes, otro histórico del Real Madrid que tiene complicado volver mientras siga Florentino es Míchel, actual entrenador del Olympiacos griego."Estando Florentino Pérez en el Real Madrid, no creo que le llamen", le pregutaron a Míchel hace unos meses. "Yo no he tenido ningún desencuentro con Florentino Pérez, pero no me lo planteo. Algún día me llegará esa oportunidad. Estoy convencido de que no me voy a morir sin haber entrenado al Real Madrid.Ahora está Ancelotti y lo está haciendo magníficamente bien. Ahora es muy difícil. Pero yo soy joven y puedo esperar", explicó Míchel.

El exjugador blanco y extécnico del Castilla sigue mantiendo intacto su madridismo yno tiene ningún problema en afirmarque "no sería buen entrenador para el Barça. Es una pregunta que con el silencio se responde. Los sentimientos no se pueden ocultar ni cambiar. Por eso estoy seguro de que me llegará la oportunidad de entrenar al Real Madrid". De momento, lo tiene complicado, pues Florentino sigue viendo a Míchel con recelo,aunque nunca se sabe.

Tal y como destacan en Alemania, uno de losepisodios más determinante de lahistoria del Bayern fue cuando en 1979 Ulie Hoeness empezó a ejercerlas funciones de mánager. Elexfutbolista internacional, hombre de negocios (posee una fábrica de salchichas) y presidente del club hasta que una sentencia por delito fiscal le mandó a la cárcel, ideó un organigrama en el quehubiera otros exjugadores, lo cual garantiza el compromiso de todos ellos.Franz Beckenbaueres presidente de honoryKarl Heinz Rummeniggepresideuna sociedad filial que se encarga de la gestión económica del club bávaro. A Florentino le gusta esta fórmula para el Real Madrid, de ahí que haya puesto en marcha una especie de operación retorno.

Si volvió Fernando Hierro después de irse como se fuey hasta Sanchís ha iniciado un acercamiento, volverá Raúl y algún otro que aún está por decidir. Más difícil lo tienen Míchel y, por supuesto, Del Bosque, cuya comida con Ancelotti seguro que no sentó del todo bien al máximo dirigente blanco.

Florentino Pérez Míchel Emilio Butragueño Manolo Sanchís Raúl González Blanco