claramunt deja colgado al dimitido jorge pérez

Villar sí paga a traidores, pero mucho menos y sin privilegios como hotel de lujo y chófer

Sigue el incendio en la Federación Española de Fútbol. La dimisión de Jorge Pérez era conjunta con la de María José Claramunt, pero la directora de la Selección reculó

Foto: María José Claramunt e Iker Casillas
María José Claramunt e Iker Casillas

Cuando Jorge Pérez presentó su dimisión como secretario general de la Federación Española de Fútbol (RFEF), lo hizo en plural. Es decir, además de su cargo, también puso a disposición del presidente Ángel María Villar el de María José Claramunt, la directora de la Selección absoluta. Las causas de este incendio las explicamos este jueves en El Confidencial: el exceso de gastos, especialmente durante el Mundial de Brasil, llevaron a Juan Padrón, vicepresidente Adjunto a la Presidencia de la RFEF, a pedir a Villar que depurara responsabilidades. El nombramiento de Esther Gascón como directora general fue la primera decisión.

Sin embargo, el mismo viernes María José Claramut fue llorando al despacho de Villar para decirle que, en contra de lo que le había comunicado el todavía secretario general, ella no dimitía de su cargo, sino que quería seguir en la Federación. "Eres como un padre para mí", llegó a decirle la hija del histórico jugador del Valencia, Pepe Claramunt, quien de este modo dejó en la estacada a su gran valedor, Jorge Pérez.

Pero hay más. La directora de la Selección provocó una comida el pasado lunes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con Sergio Ramos y Ángel María Villar. El sevillano, de baja para el partido de la Liga de Campeones con el Real Madrid, acudió en calidad de capitán, ya que su compañero Iker Casillas no pudo ir, pues esa misma mañana había viajado a Liverpool. La presencia de Ramos en esa reunión no ha gustado en el FC Barcelona, y especialmente a otro de los capitanes, Andrés Iniesta, quien de por sí no tiene una buena relación con Claramunt.

Padrón, Jorge Pérez y Villar, en Las Rozas
Padrón, Jorge Pérez y Villar, en Las Rozas

Curiosamente, el mismo día que la directora de la Selección comía en Las Rozas con Ramos y Villar, Jorge Pérez se encontraba en Palma junto al seleccionador nacional, Vicente del Bosque. Ambos acudieron a la Gala del Fútbol Balear, en la que el todavía secretario general de la RFEF recibió la medalla de oro extraordinaria de la FFIB, también curiosamente, el mismo galardón que se le concedió a Juan Padrón. El adjunto a Villar no comprende el descontrol de gastos que ha habido estos años, con la excusa de que había que agradar a los patrocinadores. 

A la espera de que se concrete la salida del secretario general, lo que es evidente es que a María José Claramunt le van a recortar drásticamente todos sus privilegios. Desde bajarle su altísimo sueldo -¿un 75%?- y quitarle el chófer a dejar de vivir en el lujoso hotel Hospes, un cinco estrellas situado junto a la Puerta de Alcalá, de Madrid, en el que el precio de una noche con desayuno supera los 300 euros. Lo normal es que la Federación la reubique en el hotel de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. 

Los jugadores de la Selección están expectantes y prueba de ello es que se han hecho llegar unos a otros comentarios sobre las informaciones publicadas estos días en El Confidencial. Por ejemplo, Álvaro Arbeloa también ve la mano de Claramunt detrás de su salida de la Selección, además de la de Casillas, claro, que en cambio sí congenia con la directora. Lo mismo ocurre entre los empleados de la RFEF. 

Cabe recordar María José Claramunt recaló en la Federación procedente de la empresa Vos Marketing, que representa, entre otros, a David Villa. Antes había estado en el Valencia ocupando también labores de marketing hasta que llegó Vicente Soriano y decidió prescindir de sus servicios en 2008.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios