EL 'EQUIPO AFE' BUSCÓ CONTRATOS EN CHINA

Los futbolistas modestos emigran para ganarse el 'jornal'

La crisis económica también está cambiando la mentalidad de los futbolistas españoles. No hablamos de los que ocupan las portadas y venden camisetas, que son en

Foto: Los futbolistas modestos emigran para ganarse el 'jornal'
Los futbolistas modestos emigran para ganarse el 'jornal'

La crisis económica también está cambiando la mentalidad de los futbolistas españoles. No hablamos de los que ocupan las portadas y venden camisetas, que son en definitiva la punta de un profundo iceberg, sino de aquellos más modestos, deportistas que dedican gran parte de su tiempo y esfuerzo al fútbol a cambio de ganar el equivalente a un sueldo digno, no más. La progresiva caída de los salarios en Segunda, Segunda B y Tercera, unida a la inseguridad de cobrar los mismos, ha propiciado que cada vez más futbolistas se planteen saltar fronteras que antes eran totalmente desconocidas y remotas. Así, en la actualidad podemos encontrar en los países más inesperados a jugadores criados en la Piel de Toro.

Esta vía ha sido últimamente ampliada por la Asociación de Futbolistas Españoles. El equipo de jugadores sin contrato que organiza desde hace meses dicho sindicato para ayudar a colocar a estos parados deportivos lo antes posible acaba de finalizar un 'stage' de una semana en China. El objetivo no era otro que el de "obtener el mayor número de ofertas laborales en dicho país para los futbolistas participantes", tal y como rezaba la convocatoria de AFE de mediados de agosto. 

El equipo, dirigido por José Francisco Molina (que fuera portero de Atlético y Deportivo y que el año pasado entrenó al Villarreal), volvía a reunir a otra veintena de jugadores que en su mayoría cuentan con experiencia en Segunda y Segunda B, aunque también viajó algún habitual de Primera como Jorge López (ex Valencia y Villarreal, entre otros) o el excapitán del Almería José Ortiz. Las edades de los jugadores tenían un margen de 12 años entre el más joven y el mayor, como en un equipo normal. Los tres amistosos se saldaron con un empate y dos victorias, la última el pasado lunes por 0-2 ante el Shangai Shenhua de las estrellas Didier Drogba y Nicolás Anelka (aunque ambos no jugaron), y dirigido por el exseleccionador argentino Sergio Batista.

La cotizada capacidad futbolística de los españoles

La incorporación al fútbol chino es la intención de todos los protagonistas de esta miniaventura. Más grande ha sido la de otros pioneros que se decidieron a dar el salto ante la falta de posibilidades económicas en España. Conocedores de que la principal fuerza de trabajo que poseen, sus habilidades futbolísticas, está muy cotizada en prácticamente todo el Planeta, decenas de españoles se han marchado del país en busca de un jornal con el que seguir ganándose la vida y, si es posible, sacar algunos ahorros. Ya contamos en El Confidencial hace unos meses el caso de Ángel Viña junto con otros tres españoles en el Auckland City de Nueva Zelanda, equipo que por cierto volverá a jugar el Mundial de Clubes en Diciembre.

Según las listas que recogen diversos medios estos días, 170 españoles militan actualmente en ligas de Primera de países extranjeros. Pero no es justo meter a todos en el mismo saco. Casos como el de Fernando Torres, Juan Mata, David Silva, Javi Martínez o Raúl González, que en definitiva son personal altamente cualificado en esto del fútbol, no responden a las mismas necesidades de emigración de aquellos que juegan, por ejemplo, en Hong Kong o Rumanía.

Aprovechando el partido que este martes disputó la Roja en Georgia, la prensa nacional se hizo eco de los cuatro españoles que juegan en la liga de aquel lejano país del Cáucaso. Uno de ellos, Carles Coto, admitía en Marca TV que su única motivación para irse hasta allá era poder seguir jugando al fútbol ganando un dinero que en España no tenía ni mucho menos asegurado. El jugador se crió en la Masía (donde precisamente fue entrenado por Tito Vilanova) para pasar después por el filial del Sevilla. Jugó un año en el Benidorm CF del grupo III de Segunda B y de allí hizo las maletas para irse a Chipre, desde donde hace un año llegó al Dinamo de Tbilisi georgiano. Allí, a sus 24 años, es uno de los referentes y reconoce que aunque la liga tiene poco nivel, "se cobra bien y al día", admitiendo que las condiciones para el futbolista son muy buenas. De momento no se planteaba volver a España.

Fuera de las listas oficiales están casos como los de los madrileños Gorka Unda y Jano, futbolistas que siendo habituales en la Tercera y Segunda B madrileñas dieron el salto hace unos meses a la segunda división de Austria. En este país europeo sobresalen jugando al fútbol, hacen vida de deportista profesional y obtienen unos emolumentos muy superiores a los que les ofrecen en España.

Ídolos y protagonistas de campañas de publicidad

En Filipinas, hay un par de ejemplos curiosos. Ángel Guirado, malagueño con ascendencia filipina, se marchó hace dos años desde el Ronda (Tercera de Andalucía) a la primera división de aquel país asiático. Nada más llegar se convirtió en la estrella de la liga y comenzó a jugar en la selección absoluta de Filipinas. Hace medio año se le sumó Carlos Olaivar 'Carli', gaditano de madre filipina, quien dejó el Racing Portuense también de Tercera para enrolarse en aquel lejano fútbol y también en su Selección. Ambos viven una historia de ensueño en un fútbol con un bajo nivel pero mucho seguimiento popular, protagonizando incluso varios anuncios comerciales que prácticamente doblan sus ingresos económicos. 

Precisamente, el Internacional de Madrid, club de la Tercera de Madrid, hizo una gira benéfica la pasada Navidad por Filipinas, donde se impuso a la selección local por 1-3. Gracias a aquel partido, el delantero Rufo y el defensa Joaco han conseguido sendos contratos con un club local, y desde agosto se encuentran viviendo su particular aventura. Para entender correctamente el cambio que supone para ellos en su día a día basta con estas declaraciones de Rufo al portal www.elgoldemadriz.com : "Nos han dicho que el nivel de la Primera división es similar al de la Tercera española, pero el trato y la forma de llevar la Liga es de mucha más categoría. Nos tienen súper mimados, cuidan todos los detalles. Nos han puesto un apartamento en una residencia privada con piscina y gimnasio y dos ayudantes las 24 horas del día que nos llevan a todas partes y nos facilitan todo. Simplemente tenemos que pensar en jugar". No hay que olvidar que en Madrid estarían cobrando una retribución mucho menor por una actividad deportiva considerada amateur que tendrían que compaginar con estudios o trabajo.

El 'Chino' Losada, ex de Oviedo y Valladolid, también es un ídolo en Hong Kong, país al que llegó en 2010 para ganar la liga, ser nombrado el mejor jugador y retirarse hace unos días del fútbol en activo. Incluso, ha llegado a ser la imagen de la multinacional Gillette en esta antigua colonia británica. Similar camino han seguido hasta diez jugadores españoles más, quienes marcan diferencias y ganan un buen sueldo en el fútbol de Hong Kong.

Estos han sido algunos ejemplos. Bielorrusia, México, Chipre, Tailandia, Azerbaiyán, Emiratos Árabes Unidos, Bulgaria, Polonia o Japón son países muy diferentes entre sí pero que coinciden en un aspecto. En ellos hay modestos representantes del fútbol español conociendo mundo, viviendo aventuras personales enriquecedoras, olvidándose de la dichosa crisis y, sobre todo, consiguiendo cumplir un sueño: vivir del fútbol, la auténtica pasión de todos ellos.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios